Peronismo
El peronismo y Massa trabajan el abrazo del oso a Macri
Por Ignacio Fidanza
Hay vasos comunicantes. La cumbre de gobernadores, el peronismo que viene y el golpe del 2017.

Mauricio Macri no debería confundirse. El riesgo real no lo representa el kirchnerismo, una fuerza política intensa pero con serias dificultades para enamorar a lo que queda de las clases medias independientes, que todavía son el fiel de la balanza a la hora de las elecciones.

Por supuesto que el Presidente lo sabe. Por eso paseó con Sergio Massa por Davos de la mano, por aquello de tener al enemigo todavía mas cerca que a los amigos. Es que el tiempo de los decretos se acaba. En marzo vuelve el Congreso y la política. Se termina el limbo y lo que vale son los votos en Diputados y en el Senado. Cambiemos no tiene mayorías propias. Tan simple como eso.

El relato M podrá continuar alimentado por las usinas de la Jefatura de Gabinete, con el perrito Balcarce y toda la logística puesta al servicio de una infantilización del poder, que busca borronear su lado oscuro. Pero sin política real, el Gobierno no logrará sortear los desafíos que le esperan. Congreso, paritarias, inflación, déficit. Por ejemplo.

Enfrente no tienen relato y est√°n divididos. Pero se mueven y hacen pol√≠tica como hace a√Īos no se ve√≠a. ‚ÄúHay tantas reuniones que directamente a algunas tengo que faltar‚ÄĚ, confes√≥ un intendente del Conurbano de los reci√©n llegados, maravillado con la glasnot pol√≠tica que produjo en el peronismo la ca√≠da del kirchnerismo. Ahora cada uno va por lo que vale. Ya no hay jefaza zanjando los debates a fuerza de ordenes imperiales.

Los contornos no existen, lo que hay son franjas de gaza entre zonas ocupadas. Sergio Massa encabeza por afuera la reconstrucci√≥n de una vertiente peronista racional, de buen di√°logo con Macri y Vidal, pero que afila el cuchillo bajo la mesa. Como corresponde a un profesional. El √ļnico poder que cuenta es el propio.

Gracias a la generosidad de Vidal, Massa maneja la Legislatura bonaerense -para martirio de Emilio Monzó-. Se trata de una caja de 2.400 millones casi de libre disponibilidad. Tiene 15 intendentes y un bloque de unos 36 diputados nacionales. La lucecita roja está posada sobre el 2017.

Quiere llegar como la soluci√≥n electoral para el fragmentado peronismo bonaerense, como hoy se vio en la fracasada cumbre de Santa Teresita, donde Massa jugo lo suyo a trav√©s de ¬Ņex? aliados. Apuesta a llegar a las elecciones de senador nacional midiendo bien arriba y empujado de abajo por unos 30 intendentes propios y 27 peronistas.

La pregunta es obvia: ¬ŅQu√© riesgo pol√≠tico entra√Īa para Macri esa posibilidad? No hay futuro si el actual gobierno y Vidal pierden la provincia en dos a√Īos. Por eso en el PRO no descartan intentar una alianza electoral con Massa y relegar ‚Äďuna vez m√°s- a Jorge Macri.

La provincia es el corazón del peronismo y es lógico que sea la piedra basal de un camino de regreso al poder. Pero por arriba también hay deslizamientos. La reunión de gobernadores de San Juan fue la contracara perfecta de la caída de Fernando Espinoza en Santa Teresita. En la provincia de Gioja hubo casi asistencia perfecta.

Algunos de los que fueron est√°n m√°s cerca de Cristina que otros. ¬ŅPero que ocurrir√≠a si esa masa cr√≠tica se une a lo que est√° acumulando en la provincia el l√≠der del Frente Renovador? Hay conversaciones, obvio.

De la Sota, Schiaretti, Pichetto, Verna, U√Īak y Urtubey podr√≠an compartir un espacio horizontal con Massa. Falta mucho, pero el problema es que por ahora no se ve desde donde el gobierno va a contraponer una articulaci√≥n pol√≠tica s√≥lida, al proceso de acumulaci√≥n peronista que ya comenz√≥ a desplegarse bajo sus narices. El limbo es por naturaleza un estado transitorio.

Si finalmente se produce la ruptura del bloque de diputados nacionales del kirchnerismo y Diego Bossio o el dirigente de Smata Oscar Romero, encabezan una bancada peronista de m√°s de 20 diputados; articulados con los de Massa y otros aliados podr√≠an escalar a los sesenta. Un n√ļmero ideal para hacer de colch√≥n entre los ‚Äúduros‚ÄĚ del kirchnerismo y el Gobierno. Ir sacando cosas hasta que llegue el momento de confrontar. Nada nuevo. Lo hicieron Menem y Cafiero con Alfons√≠n.

Macri jug√≥ su baza en ese serpentario postulando a Massa como presidente del ‚Äúpartido peronista‚ÄĚ. Marcos Pe√Īa sali√≥ a corregirlo un d√≠a despu√©s. Acaso haya percibido que no ser√≠a el primer caso de un presidente que se mete en el desmadre peronista para buscar lana y sale esquilado. 


Publicar un comentario
Para enviar su comentario debe confirmar que ha leido y aceptado el reglamento de terminos y condiciones de LPO
Comentarios
Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellas pueden ser pasibles de las sanciones legales que correspondan. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algun comentario violatorio del reglamento de terminos y condiciones ser√° eliminado e inhabilitado para volver a comentar.
  • 7
    Roberto Gonz√°lez Manrique
    29/01/16
    13:09
    mientras los peronistas no podamos designar un COMANDO SUPERIOR.para integrar a todos y armar una linea rectora de acción-dejando libre las candidaturas para los que tengan mas arraigo-estaremos en la convalecencia de la enfermedad kischnerista-de cualquier manera. estamos movilizados y cuando eso sucede no hay adversario que nos dure 2 rounds-pero tenemos que ser muy duchos para no elegir a truchos como los que tuvimos- (a ver si aprendemos de una vez.....)
    Responder
  • 6
    observador
    24/01/16
    10:50
    Coincido mucho. Massa con poder es un peligro para la gobernabilidad (para el país). Espero que Urtubey haga mucha fuerza para mantener algo fragmentado al peronismo. Espero el retono de Randazo a las canchas. Y espero que siemprea haya un grupo de este perónismo que le permita avanzar a Macri para que avance el país. Si se unene para poner palos en la rueda estamos en el horno como pais, y seguiremos demostrando lo cabecitas negras que somos,
    Responder
  • 5
    santafesino
    24/01/16
    08:41
    como corresponde...el autor de la nota..hace un análisis personal ..intentando futurología: Pero la política argentina es muy dinámica y dificil en extremo..sobre todo el aspecto económico y el POTRO INFLACIONARIO.
    Si el PRO no puede resolver este asunto....ni importa las legislativas o el 2019: el crédito es muy chico ..y la sociedad..muy desinformada e ignorante en las causas de las recurrentes crisis argentinas...NO DUDARA EN ECHARLE LA CULPA AL NUEVO GOBIERNO...AUNQUE LOS DESAGUISADOS PROVENGAN DE DECADAS..Y SOBRE TODO DEL SAQUEO Y DERROCHE KIRCHNERISTA....Tal vez a Macri ni le importe un nuevo mandato. Estos 4 años ..representarán como 10...Y por supuesto...los peronistas son muchos...y nuevamente pondrán al páis en "otro periodo mas" de decadencia y robo...ARGENTINA ES UN PROYECTO FALLIDO....NO SE SI VARIOS CON EL PERFIL DE MASSA..PODRAN REVERTIR ESTO..NO LO SE (TAMPOCO FIDANZA)
    Responder
  • 4
    Jose Colella
    23/01/16
    22:59
    El kirchnerismo ya no existe. O se alejan de Cristina, o en 2017 pierden sus bancas, quedo demostrado hoy en Santa Teresita. Dicho esto, esta mas que claro que Macri no pretende mas que tener una transicion hasta 2019, para entregarle un pais ordenado a Massa.
    Responder
  • 3
    Ineslaura Ferreira
    23/01/16
    22:09
    CASO NISMAN: EL REGRESO DE STIUSO Y UNA BOMBA: ¿DENUNCIARÁ QUE NESTOR MURIÓ DE UN BALAZO EN LA CABEZA?
    http://seprin.info/2016/01/22/caso-nisman-el-regreso-de-stiuso-y-una-bomba-denunciara-que-nestor-murio-de-un-balazo-en-la-cabeza/
    Responder
  • 2
    jorge33
    23/01/16
    21:58
    Bla bla los tipicos desvarios de Fidanza
    Responder
  • 1
    Yamcha_sn
    23/01/16
    21:00
    La ecuación es simple:
    con Cristina, pierden.

    pero hay una parte de la sociedad un 20% q todavia la apoya
    ese es el problema del PJ.
    Responder