Editorial
Lula también le ganó a Bolsonaro en las redes
Por Esteban Concia
Desarrolló una estrategia basada en el video, el contenido disruptivo y la mensajería de WhatsApp. Lo que deja para la comunicación política.

Quizá como un corte en la historia, las últimas elecciones en Brasil marcan un quiebre con respecto a la comunicación política: por primera vez los movimientos de corte popular o más hacia izquierda se hacen cargo y logran desarrollar una estrategia de poder desde el mundo digital.

Hace unos 4 años la inesperada victoria electoral del ultraderechista -un diputado mediocre nostálgico de la dictadura con un discurso antipolítica- se dió gran parte, germinó allí.

En ese momento desde que Bolsonaro puso la vista en la Presidencia de Brasil, fue un candidato digital, mientras que Lula fue hasta hace nada más bien analógico.

Pero además los número habían hablado con evidencia Bolsonaro sumaba 43 millones de seguidores en Internet algo así como el triple de los que tenía Lula

Además los seguidores y fanáticos del bolsonarismo son mucho más activos digitalmente hablando. A veces da la sensación de que la campaña en redes una guerra en la que un bando ha adoptado la táctica de guerrilla urbana mientras el otro se mueve como un ejército clásico. Hay que moverse rápido, sin grandes estructuras jerárquicas y burocráticas. Hay que moverse en red con centros federados.

Más allá del funcionamiento de "trolls" organizados en agencias o espacios de comunicación lo cierto es que la instalación de temas y movimiento en redes depende mucho más de lo activo que sean los participantes de cada sector que lo que puedan hacer las "cuentas falsas".

Sin embargo, el espacio de Lula ha reaccionado y construyo una gestión de las redes con mayor empuje, inversión y sobre todo respetando lo que cada plataforma pide en términos de contenidos propicios.

Lo digital ha dejado de ser algo extraño para el movimiento que propicia el liderazgo de Lula.

Las autoridades electorales se han aliado con las empresas tecnológicas en el arduo empeño de que la contienda digital se someta a las reglas más básicas puesto que el volumen del tráfico conversacional en Brasil es muy alto en el plano digital. En consumo de redes está entre los primeros 6 del mundo.

Incluso le han pedido a WhatsApp que retrase el lanzamiento del formato Comunidades (que permitirá armar muchos grupos en una misma función) para luego de las elecciones temiendo que se un canal privilegiado y potente para el desarrollo de noticias falsas.

La campaña de Brasil marca que el presupuesto económico y humano en redes hoy ocupa el segundo o tercer lugar en la infraestructura general de un candidato.

Bolsonaro tuvo un eje Telegram como un canal oficial pero sobre todo por donde se organizan los simpatizantes y activistas de su sector

Aunque el canal oficial está bastante limitado a lo que es gestión hay canales varios (incluidos los de sus hijos) que agrupan a los simpatizantes y desde donde se arman las campañas de contenidos sobre todo aquellas ligadas a noticias falsas, rumores u "operetas".

Uno de los ejes es una bola de imágenes, "noticias", o rumores esparcidos en torno a que Lula "cerraría" las iglesias.

Entre los que contribuyeron a agitar el miedo sobre Lula y las iglesias están el primogénito del presidente, el senador Flávio Bolsonaro y otros destacados aliados de su padre.

Similar estrategia usada contra el anterior candidato del PT Fernando Haddad hace 4 años.

Como Haddad había avanzado en la educación sexual en las escuelas en su período como titular educativo nacional la bola de rumores estaba orientada hacia una supuesta tentación de "lavado de cerebros" de estudiantes y un permisivismo total. Pero no se quedaron ahí sino que los últimos días de campaña en 2018 fueron de una operación tendiente a marcar como "abusador de menores" al mismo Haddad.

Es decir, no hay límites a la hora de la operación.

Sin embargo a diferencia de esa experiencia ahora el equipo de Lula se preparó distinto y se alisto para dar batalla. Conformó un centro de trabajo basado en WhatsApp donde las personas creyentes podían consultar acerca de lo que se pensaba hacer con las iglesias y así obtener información de primera mano.

Además publicitaron de manera sistemática enlaces a grupos de WhatsApp donde las personas podían recibir información de la campaña vinculada al sector católico o evangelista y difundir.

El diario Folha de S.Paulo informó en plena campaña que "Lula ha roto la hegemonía de Bolsonaro en YouTube y TikTok; Lula supera a Bolsonaro en anuncios en Google e invierte 1,3 millones de reales solo en YouTube".

Además una narrativa de futuro. Lula se casó con una persona bastante más joven, comenzó su rutina física de gimnasio, lucio con energía y renovado.

Luego tomo palabras de los centros y derechas y las abrazo. Democracia, volver a ingresar al mundo, garantías, estabilidad.

Pero sobre todo futuro. Claro un futuro que el podía generar porque podía mostrar su historia de coherencia a nivel de su sistema de valores y visión del país, pero futuro al fin. Esto es importante porque muestra algo que el resto de los movimientos de corte popular en América Latina carecen.

Tienen una narrativa anclado en cosas que hicieron en el pasado pero les cuesta transmitir sensación de acción hacia adelante.

Lula fue pasado pero fue mucho futuro, se renovó sin perder sus valores. Se valoró en su presentación, formato y palabras.

Además en el plano de las redes apareció con una foto de perfil inicial llamativa (Lula con ateojos) realizó un trabajo sobre el formato más fuerte en esta época: el video corto vertical en TikTok y Reels

Un video en TikTok, que luego migró a otras redes, le muestra recordando con ojos vidriosos su dura infancia: "Yo viví en un cuarto con cocina y 13 personas. Así que, tengo conciencia de lo que este pueblo está pasando".

Historias de vida, frescura, emociones, autenticidad, expresividad un combo de video que ha Lula que le ha dado resultados

Además en el plano de la imagen esa campaña de video tiene su paralelo con el gran Ricardo Stucker de rostros, escasa pose, personas (y no sólo el candidato) en primer plano, cercanía, gestualidad, colores. Vale la pena observar y analizar el registro fotográfico de la campaña: el instagram de Stucker es un manual de comunicación política.

Como si esto fuera poco ahora la modalidad de campaña continúa.

Los grupos de WhatsApp ahora también tratan sobre información para encarar la transición de gobierno e incluso Lula usa de manera inteligente su cuenta de Twitter para atraer conversación y participación consultando a la población acerca del cambio de horario de verano.

Ese posteo reunió 23000000 votos.

Además posteos contestando de manera irónica a medios globales. Mucho video, mucho contenido corto, puntual, de temas que circulan en la sociedad. Poco microclima político mucha conversación social.

Estamos ante un nuevo modelo de comunicación política en una sociedad donde lo digital atraviesa casi las 24hs de vida diaria.

En Brasil parecen haber entendido eso. 

Publicar un comentario
Para enviar su comentario debe confirmar que ha leido y aceptado el reglamento de terminos y condiciones de LPO
Comentarios
Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellas pueden ser pasibles de las sanciones legales que correspondan. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algun comentario violatorio del reglamento de terminos y condiciones será eliminado e inhabilitado para volver a comentar.