Soros compraría el juicio de los buitres a cambio de áreas en Vaca Muerta
Se habría discutido en la reunión que el magnate mantuvo con Cristina en Nueva York.

El multimillonario George Soros habría acordado con Cristina Kirchner la compra del juicio de los fondos buitre contra Argentina a cambio de que el Gobierno le ceda áreas de Vaca Muerta.

Según reveló Clarín, la versión que circula en el ámbito empresario indica que se trataría de una operación similar a la que habían planteado los bancos nacionales, pero que en este caso tendría una compensación en forma de yacimientos en la formación Vaca Muerta.

Los detalles del acuerdo se habrían discutido el lunes en la reunión que mantuvieron en Nueva York, el magnate Soros y la Presidenta. El encuentro se desarrolló con total hermetismo y sólo se conocieron algunos detalles.

El acuerdo, según trascendió ayer, implicaría que el magnate húngaro compraría el juicio de US$ 1.300 millones ganado por los fondos buitre, pediría un “stay” al juez Thomas Griesa y, así, se destrabaría el default de la deuda argentina.

En el caso de la propuesta que habían hecho los bancos argentinos, esperaban una compensación posterior del Gobierno. En la propuesta de Soros, esa compensación vendría por el lado de yacimientos petroleros en Vaca Muerta. Soros es hoy uno de los principales accionistas de YPF.


Publicar un comentario
Para enviar su comentario debe confirmar que ha leido y aceptado el reglamento de terminos y condiciones de LPO
Comentarios
Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellas pueden ser pasibles de las sanciones legales que correspondan. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algun comentario violatorio del reglamento de terminos y condiciones será eliminado e inhabilitado para volver a comentar.
3
El petróleo y el gas fueron a partir de la década de 1920, nacionalizados y explotados por el Estado a través de la entonces YPF y, posteriormente, Gas del Estado. Y era así porque se entendía que el recurso energético era (y es ) estratégico, vital para el desarrollo de una Nación, base de todo proceso productivo y de toda industria, que no podía (ni puede) quedar al arbitrio de los intereses de multinacionales extranjeras. Nació YPF y con ella, a través del trabajo y esfuerzo de varias generaciones de argentinos, se fue logrando el abastecimiento que aseguraba una provisión de energía en cantidad y precios acordes para propiciar un desarrollo industrial y un aumento de la capacidad productiva en todos los órdenes, comenzando por la misma actividad agrícologanadera. Fue creciendo YPF, se expandió al punto de tener yacimientos en otros países, tanto de gas en Bolivia, como de petróleo en varios otros (hoy, y por un pase ?mágico? en poder de la Repsol), capitalizándose al punto que no sus ingresos no solo se destinaron a la exploración y ampliación de la capacidad productiva, sino que gracias a ellos se construyeron las represas hidroeléctricas y de riego que hoy conocemos y las rutas por las cuales transitan nuestros productos (lo que los panegiristas de la ?privatización? omiten mencionar). Argentina fue un país soberano en energía, poseía los recursos naturales y los medios (YPF y Gas del Estado) para ello, y la renta petrolera permanecía en el País para financiar su desarrollo. Luego comenzó una larga etapa de torpedeo de esas empresas y concesiones de sus áreas exploradas y productivas a empresas multinacionales: desde Perón con su California Argentina, Frondizi con sus contratos y el Proceso Militar obligándola a depositar sus ingresos en Rentas Generales, con lo que la dejó sin financiamiento y generando una ?deuda? ficticia (que luego sería usada de excusa para privatizarla), hasta que asumió el Poder Ménem, y con él los peronistas y la banda conocida como UCEDE. A partir de allí el torpedeo de la ex YPF y su desmantelamiento alcanzaron su máximo culminando en su privatización ilegal y fraudulenta, y especialmente por cambiarse el sistema de contratos de exploración y extracción (en los que el petróleo y el gas obtenidos pertenecían a YPF) por el de las "concesiones", se provocó la pérdida de la renta petrolera para el País, la cual pasó íntegramente a ser girada al exterior dejando aquí solo miseria y pérdida del autoabastecimiento, causa de la necesidad actual de importar el gas y petróleo a precios siderales precisamente a las mismas empresas que provocaron nuestro vaciamiento energético, como la Repsol. Y sin mencionar el pasivo ambiental provocado, que ha dejado amplias extensiones de nuestro territorio y reservas de agua dulce inutilizables por la contaminación producida. Claro que no fue gratuito: muchos se han enriquecido y enriquecen con estos sucios negociados, ya asociados como socios menores de las multinacionales, ya desde la función pública o como "empresarios petroleros" (que no saben nada de petróleo) cuya única virtud es ser "amigos" del Poder Político de turno. Y hemos visto cosas vergonzosas, como el pago de una multimillonaria "indemnización" a la Repsol, cuando lo que correspondía era iniciarle una causa penal por el vaciamiento de la empresa YPF y demandarla por el daño ambiental que provocara.
Pero todo eso no será nada comparado a lo que persigue la nueva Ley de Hidrocarburos que acaba de girar CFK al Congreso. La misma es la generalización de las leoninas condiciones estipulados en los acuerdos con la Chevron, que hasta incluye "cláusulas secretas", que son ilegales en un convenio público y que por la ley actualmente vigente solo al Congreso corresponde celebrar por tratarse de petróleo y gas, recursos estratégicos. Dentro de lo conocido se fija: 1) cero impuestos; 2) dolarización y precio internacional del petróleo extraído de nuestro subsuelo (de allí el aumento de los combustibles); 3) libre disponibilidad del mismo (pueden exportar sin límites, aun en el caso de desabastecimiento local); 4) prohibición de cualquier regulación por parte del Estado (o sea que el Estado renuncia al manejo de su propia política energética, lo que quedará al arbitrio de los intereses de las multinacionales); 5) el Estado se hace cargo del pasivo ambiental (o sea que el Estado -todos nosotros- se hace cargo de pagar todas las indemnizaciones que puedan haber por demandas por el daño ambiental provocados por estas empresas); 6) libre giro de las divisas al exterior; 7) Se da jurisdicción a la Justicia de EEUU (y quizás de Francia) , con lo cual los ?Griesa? podrán disponer sobre nuestro petróleo y hasta disponer su embargo (lo cual demuestra la mentira de los K cuando se quejan, buscando tapar que fueron ellos mismos los que dieron cabida a una Corte extranjera cuando la cacareada ?renegociación de la deuda? de Néstor Kirchner). Jurisdicción de juzgados extranjeros y, más que probable, cuerpos de seguridad reclutados con los famosos ?contratistas? (antes llamados ?mercenarios?), ¿hace falta algo más para considerar que las áreas de concesión serán zonas de ?extraterritorialidad? donde se cede la soberanía? . Además debemos acotar, y esto ya sucede, no se establece ningún medio efectivo para determinar los verdaderos volúmenes de hidrocarburos extraídos, lo que facilita todo tipo de maniobras. Y esto en las cláusulas conocidas. ¿Qué establecerán las "secretas"?.
La energía y su regulación es estratégica y la base del desarrollo de todo país. Sin energía no hay industria, y sin ella no hay progreso. En otras palabras, esta ley condena a la Argentina a mantener una estructura productiva y una economía primaria limitada a lo extractivo (agro, minería, pesca) sin ningún futuro, una economía que asegura estancamiento y una Argentina para pocos y miseria para la mayoría. Por eso ningún país en el Mundo renuncia al manejo de su energía, más cuando tiene la fortuna de tenerla, como nosotros, ni dicta una ley como la que acaban de enviar al Congreso que significa lisa y llanamente la entrega de nuestros recursos energéticos y la condena al atraso, y hasta la misma continuidad y supervivencia, de la nación conocida como Argentina, nuestra Argentina. No debemos ni podemos permitirlo, aunque CFK se reúna con Soros, que es el principal impulsor de esta ley y su principal beneficiario, o que Galuccio, ¿ex? empleado de los intereses petroleros del Reino Unido, proclame sus "beneficios".
2
nestor junto con menem entregaron YPF y la recompro cristina ,asi ganaron doble cometa-ahora entregan vaca muerta a cambio de sus errores y corrupcion-¿ a cuento el obelisco,pase y vea sin compromiso...?la novedad es que seguro va a pòner la guita que tiene ahorrada en las islas Seyhchelles,cuando fue a ver el estado de sus cuentas en una escala "tecnica" el último viaje,o no lo hará?ud. que pìensa ?mama´...mamaa..cuando nos vamos.... que verguenza ajena que nos da a los argentinos....

1
Combatiendo al ca-pi-tal.. =V