Venezuela
López Obrador no se suma a Trump y sigue reconociendo a Maduro como "presidente legítimo" de Venezuela
Su vocero advirtió que se mantiene esa decisión mientras se analiza la situación del país caribeño.

 "La decisión es conservar la misma relación con el gobierno legítimamente electo que encabeza Nicolás Maduro", sentenció Jesús Ramírez Cuevas, el vocero de Andrés Manuel López Obrador. Con esas palabras, la 4T se desmarcó de la decisión de Donald Trump, quien reconoció como mandatario interino al opositor Juan Guaidó.

El presidente de la Asamblea Nacional, dominada por la oposición y desconocida por el gobierno, anunció durante un acto de protesta en Caracas que asume las competencias del Ejecutivo en el marco de lo que llamó la lucha en contra de la "usurpación" de la presidencia por parte de Maduro.

Unos minutos después, la Casa Blanca confirmó un rumor que había circulado durante toda la mañana y anunció que Donald Trump reconoce oficialmente a Guaidó como presidente interino y alentó a otros países de la región a seguir sus pasos.

Máxima tensión en Venezuela: Guaidó se autoproclamó presidente y Trump lo reconoce

Costa Rica fue uno de los primeros países en sumarse, y luego se sumaron varios de los países del Grupo de Lima, entre ellos la Argentina y Brasil. Incluso, el representante de Venezuela ante la OEA habría sido interrumpido y desalojado de una reunión porque ya no se lo consideraba funcionario legítimo ante ese organismo.

Como sea, la postura de Jesús Cuevas generó algún malestar en el equipo de Marcelo Ebrard, porque sus palabras no "fueron imparciales". Así lo consideraban en el Gabinete, al calificar a Maduro como un presidente "legítimo" y "democráticamente electo", justo la discusión de fondo que atraviesa a Venezuela.

Macri y Bolsonaro reconocen a Guaidó como presidente "encargado" de Venezuela

Diplomáticos de la SRE consideraron un error las palabras del vocero, y marcaban la diferencia con las expresiones que tuvo el enlace de Ebrard con Reuters. El discurso de Roberto Velasco -asesor del canciller- se redujo a aclarar que nada había cambiar en la postura de México, porque no se iba a meter en asuntos de otras naciones.

Según esta postura, México no usa adjetivos para hablar de los gobiernos de otros países. México no reconoce ni dejar de reconocer gobiernos. Simplemente, México establece relaciones diplomáticas o no las establece. Y a la fecha las embajadas de allá y acá están abiertas, operan con normalidad.

Aun así, la decisión de no alinearse con la política de Trump en su capítulo Venezuela, marca una diferencia sustancial en la relación diplomática con el vecino del norte. Sin embargo, la mayoría de los internacionalistas consideran que el "apoyo" de López Obrador a Maduro es un tema secundario para Trump, frente al acuerdo por el tema migratorio.

"México se está convirtiendo en un muro para para la migración, los migrantes ahora se van a quedar aquí. Y creo que Trump prefiere ese acuerdo que esperar la desaprobación mexicana hacia Venezuela", ese es el análisis que Manuel Yarto, politólogo de la Universidad Regiomontana y ex director de Internacional en Reforma, ofreció a LPO. 

Publicar un comentario
Para enviar su comentario debe confirmar que ha leido y aceptado el reglamento de terminos y condiciones de LPO
Comentarios
Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellas pueden ser pasibles de las sanciones legales que correspondan. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algun comentario violatorio del reglamento de terminos y condiciones será eliminado e inhabilitado para volver a comentar.