País Vasco
La patronal vasca presiona a Urkullu en medio de las negociaciones por el impuesto a las grandes fortunas
El gobierno vasco debe decidir si aplica el impuesto y se alinea con Moncloa.

 Las empresas vascas resisten, pero hay algunas que necesitan ayuda y otras que podrían solicitarla en los próximos meses. Ese fue el diagnóstico de la Confederación Empresarial Vasca, o Confebask, y de otras entidades locales como Adegi, SEA y Cebek, cuyos representantes se reunieron este martes con el lehendakari Iñigo Urkullu. Las partes aseguraron que el encuentro ya estaba en agenda, pero se produce en pleno debate impositivo.

Moncloa responde al "dumping fiscal" del PP con un impuesto a patrimonios de más de 3 millones de euros

Es que el PNV y los socialistas discuten la aplicación o no del Impuesto Temporal de Solidaridad de las Grandes Fortunas, como se conoce a la tasa aprobada en el Congreso de los Diputados. El impuesto supone gravar durante dos años a los patrimonios que superen los 3 millones de euros y está destinado a financiar ayudas a las personas más vulnerables.

Los nacionalistas vascos no se opusieron a la aprobación del gravamen, en virtud de la alianza que mantienen con Pedro Sánchez, pero Euskadi ya cuenta con el Impuesto de Patrimonio y la Comisión Mixta del Concierto Económico -el órgano donde se debaten cuestiones económicas entre Vitoria y Madrid- tiene que decir cómo compatibilizar el nuevo tributo en el sistema fiscal vasco.

El Lehendakari Iñigo Urkullu con representantes de Confebask en Vitoria, este martes. 

Los dirigentes del PNV consideran que los impuestos se superpondrían, en sintonía con la patronal vasca, aunque los socialistas defienden que impuesto a las grandes fortunas debe ser puesto en vigor en todos los territorios. Para una comunidad autónoma recelosa de sus competencias, el gravamen impulsado por Unidas Podemos no es algo que le tienen particularmente.

Isabel Busto, presidenta de Confebask, vine pidiendo la bonificación de los costes energéticos para paliar la suba de las facturas energéticas

Si Urkullu resuelve dejar sin efecto el impuesto a las grandes fortunas en territorio vasco, entonces no podrá argumentar que su comunidad consiente el "dumping fiscal". Isabel Busto, presidenta de Confebask, vine pidiendo la bonificación de los costes energéticos para paliar la suba de las facturas energéticas. "Al igual que se hace con las familias, (las empresas vascas) estiman necesario intensificar los programas de ayudas específicas que peor lo están pasando", dijo hoy.

El 65% de los patrimonios alcanzados por el impuesto a la riqueza son de Madrid

Confebask se mostró en contra del Impuesto de Patrimonio y también al que impulsaron desde Moncloa. Es difícil de creer que la patronal no ha intentado hacerle cambiar de parecer a Urkullu en cuanto a seguir a Sánchez. 

Temas de la nota:
Publicar un comentario
Para enviar su comentario debe confirmar que ha leido y aceptado el reglamento de terminos y condiciones de LPO
Comentarios
Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellas pueden ser pasibles de las sanciones legales que correspondan. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algun comentario violatorio del reglamento de terminos y condiciones será eliminado e inhabilitado para volver a comentar.