Urbanismo
Funes: la Ciudad Jardín que se convirtió en la meca de los negocios y la política santafesina
Los empresarios más importantes de Rosario eligieron a la localidad vecina para radicar inversiones. El boom inmobiliario de una ciudad que busca recuperar su esplendor.

Funes vive una verdadera etapa de expansión en donde los chalets clásicos a dos aguas con amplios jardines, piletas y árboles añosos construidos durante la segunda mitad del siglo pasado por las familias más acomodadas de Rosario conviven con las viviendas minimalistas del Procrear y las mansiones estilo campestre de los barrios cerrados mientas que en el centro, se fue conformando una palermitana zona comercial y gastronómica.

De ser un lugar de veraneo y fines de semana, comenzó a recibir residentes permanentes años atrás pero con la irrupción de la pandemia y la revalorización de los espacios verdes y amplios, se terminó por consolidar esa tendencia.

Sin embargo, los emprendimientos de magnitud germinaron con más fuerza recién este año cuando el nuevo gobierno ordenó la administración municipal y el intendente Roly Santacroce creó un sistema de plusvalías para quienes invierten que engrosa un fideicomiso cuyos fondos están destinados a obras de infraestructura que fueron aplazadas durante años.

Es que a pesar de ser una localidad pequeña y con mucho potencial, las malas gestiones que se sucedieron durante años se terminó de coronar con los últimos cuatro de Cambiemos que sumió al municipio en un endeudamiento sin precedentes, con las cuentas corrientes de los proveedores canceladas y sin poder prestar los servicios básicos como la recolección de basura que no se hizo durante los últimos meses.

El caos fue de tal magnitud, que en las últimas elecciones el peronista Roly Santacroce obtuvo una victoria apabullante en un territorio adverso para el justicialismo mientras que el macrismo se perdió una oportunidad histórica para consolidar un polo de poder en una ciudad pegada a Rosario. 

De hecho, los fundadores del PRO, entre ellos Germán Nocera, creador de la Asociación Empresaria de Funes que nuclea a los principales empresarios de la ciudad, terminaron soltándole la mano al ex intendente macrista Diego León Barreto y tras la victoria de Santacroce se convirtió en un importante pilar entre los empresarios que acompañan a la actual gestión. Otro de los impulsores de Cambiemos fue Luis Dolce, hoy encargado de la Casa de Funes en Rosario.

El gobernador Omar Perotti con el intendente de Funes anunciando obras hídricas

De esta manera, el jefe municipal generó consensos amplios de gobernabilidad con casi todas las fuerzas políticas de la ciudad que le allanó el camino para avanzar en el paquete de ordenanzas para destrabar los expedientes y desarrollos que durmieron durante años en los despachos oficiales.

Con ello, se reactivó el loteo de 160 hectáreas de la Estancia La Polola que pertenecía a los fundadores del diario La Capital y donde ahora, el financista rosarino Lisandro Rosental en sociedad con Juan Carlos Rossetti planean desarrollar Vida Lagoo, un barrio privado de alta categoría que se suma a Vida y Vida Club de Campo, emprendimientos de los mismos inversores.

A su vez, Rossetti junto a su hermano Juan Félix son los dueño de Kentucky Club de Campo, uno de los primeros country exclusivo de la zona elegido por importantes empresarios, ex jugadores de fútbol, altos funcionarios judiciales y políticos.

Por otro lado, los mismos inversores de Vida Lagoo se asociaron a León Carpman de la constructora Fundar y a Joaquín Erlij, propietario de la metalúrgica Ivanar, para desarrollar uno de los parques industriales más importantes del sur santafesino, con 360 hectáreas y capacidad para albergar más de 10 mil puestos de trabajo.

Además, proyectos como la instalación del colegio y campo de deportes Sagrado Corazón o del Sanatorio del Grupo Oroño de Roberto Villavicencio avanzan con proyectos millonarios dan cuenta del potencial que está teniendo la "Ciudad Jardín" que arraiga empresas y servicios para convertirla en una localidad que no tenga que depender de la metrópolis Rosario.

A la par, se fueron radicando negocios gastronómicos, patios cerveceros y sucursales de las principales casas de comida que hicieron del centro una atractiva zona de recreativa nocturna pero sin perder la tranquilidad de sus calles. Este año, muchos porteños prefirieron cambiar de destino y alquilar casas de veraneo en Funes cuyos costos son mucho más bajos que los del Tigre.

Roly Santacrocce junto a funcionarios municipales en la inauguración del parque gastronómico Punto Funes

Todo este crecimiento también sedujo a la clase política que en sus quinchos se suelen organizar reuniones entre dirigentes locales y nacionales. Uno de esos encuentros se realizó en la casa del diputado radical Maximiliano Pullaro donde juntó a Miguel Lifschitz con Martín Lousteau para tratar de convencer al socialista de avanzar en un gran frente para disputarle la gobernación al peronismo.

Lejos de las cámaras, el intendente de Rosario Pablo Javkin suele reunirse con el gobernador Omar Perotti mientras que el radical Coti Nosiglia suele viajar seguido para conversar con sus correligionarios. Solo postales de una ciudad en ascenso.

Publicar un comentario
Para enviar su comentario debe confirmar que ha leido y aceptado el reglamento de terminos y condiciones de LPO
Comentarios
Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellas pueden ser pasibles de las sanciones legales que correspondan. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algun comentario violatorio del reglamento de terminos y condiciones será eliminado e inhabilitado para volver a comentar.
1
"los últimos cuatro de Cambiemos que sumió al municipio en un endeudamiento sin precedentes, con las cuentas corrientes de los proveedores canceladas y sin poder prestar los servicios básicos como la recolección de basura que no se hizo durante los últimos meses"

Y qué esperaban... Con intendentes kirchneristas siempre pasa lo mismo.