Opinión
Texcaltitlán
Por Cristian Ampudia
Estamos hablando de una comunidad entera (Texcapilla) que no tuvo la más mínima seguridad que le corresponde brindar al Estado.

El Contrato Social de Jean-Jacques Rousseau es claro al especificar que, con base en un acuerdo comunal, se busca establecer los fundamentos de una sociedad justa y equitativa. En su obra homónima, Rousseau plantea la necesidad de un pacto entre los individuos, mediante el cual ceden parte de sus derechos individuales para formar un cuerpo político colectivo. Este contrato implica la creación de una voluntad general que represente los intereses comunes de la sociedad, garantizando la libertad, la igualdad y la seguridad para todos los ciudadanos.

Según Rousseau, el contrato social es esencial para superar el estado de naturaleza y construir una comunidad donde la autoridad emane de la voluntad colectiva, estableciendo así la base de un gobierno legítimo.

Pues eso es justamente algo que no está sucediendo en México y la muestra clara es lo que sucedió y sigue sucediendo en Texcaltitlán, Estado de México.

Apenas el 8 de diciembre, se registró un acto de barbarie en el que un pueblo entero se negó a entregar extorsiones a manos del cártel de La Familia Michoacana; acto seguido, los pobladores decidieron enfrentar a los criminales y dejaron un saldo de 10 narcotraficantes muertos. De la trifulca, el saldo total de fallecimientos fue de 14.

Estamos hablando de una comunidad entera (Texcapilla) que no tuvo la más mínima seguridad que le corresponde brindar al Estado, y estando expuestos a los tentáculos del crimen organizado, no tuvieron más opción que defenderse.

Ahora viven una pesadilla, debido a que temen por su seguridad e imploran la protección del Estado, esa misma protección que no tenían antes del incidente del 8 de diciembre.

Pero allí no para el asunto. Diversos reportes de prensa señalan que prácticamente la mitad de la población se ha ido del lugar por el temor de ser víctimas de los delincuentes; es decir, estamos hablando de desplazados por la violencia, quienes al no contar con garantías de seguridad, simplemente optan por dejar sus hogares y su vida en un intento por mantenerse a salvo.

Y lo que es peor, también son muchos los reportes de prensa los que señalan que la represalia del cártel ya llegó con el presunto secuestro de 10 personas de la comunidad, entre ellos niños, y ahora la amenaza se centra en que los pobladores entreguen a 4 personas que habrían encabezado la rebelión del pueblo en contra de los narcotraficantes.

Es menester mencionar que durante cinco días, el Gobierno del Estado de México que encabeza Delfina Gómez omitió en sus informes que pobladores del Municipio de Texcaltitlán "desaparecieron" después del enfrentamiento con la Familia Michoacana.

Fue hasta el día jueves 14 de diciembre, en un evento al que acudió Delfina Gómez a la localidad, que no tuvo más opción que aceptar la desaparición de esas personas, pero no admitió que se tratara de plagios, dijo que sólo eran desapariciones.

Para la mala fortuna de la gobernadora, hay diversos reportes de prensa que citan a familiares de las personas desaparecidas que refieren que sus consanguíneos fueron secuestrados.

Es así que la situación en Texcaltitlán es un auténtico infierno del que las autoridades poco o nada se ocupan. Se trata de territorios secuestrados por el crimen organizado ante la mirada complaciente de diversos niveles de gobierno, quienes están obligados a brindar seguridad a los ciudadanos.

Mucho se ha dicho y ya suena hasta lugar común que la estrategia de "abrazos y no balazos" no funciona. Lamentablemente, el gobierno de Andrés Manuel López Obrador no sólo no lo va a reconocer, sino que además sistemáticamente se oculta esta información sobre la realidad que vive el país.

¿Cómo va a salir la gente de Texcaltitlán de este infierno? A juzgar por el trabajo realizado hasta hoy por los Gobiernos federal y estatal, habrá de ser por sus propios medios.


Twitter: @campudia

Publicar un comentario
Para enviar su comentario debe confirmar que ha leido y aceptado el reglamento de terminos y condiciones de LPO
Comentarios
Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellas pueden ser pasibles de las sanciones legales que correspondan. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algun comentario violatorio del reglamento de terminos y condiciones será eliminado e inhabilitado para volver a comentar.
Más de Cristian Ampudia

"Ya váyanse"

Por Cristian Ampudia
Son tantos los temas que se convierten en cuestionamientos a AMLO que ni saliendo todas las mañanas a decir una serie de mentiras o verdades a medias parecen ser suficientes para cubrir los señalamientos.

Abasto de medicinas, el fracaso

Por Cristian Ampudia
La decisión de López Obrador no fue debidamente razonada, ni tuvo un estudio previo de algún tipo de impacto.
Daños del paso del huracán Otis en Acapulco, Guerrero.

Acuérdate de Acapulco...

Por Cristian Ampudia
Tras la limpieza y el inicio de la reconstrucción será prioritario impulsar el turismo para generar derrama económica y hacer de lugares emblemáticos imanes turísticos que atraigan capital.

Apagar el fuego

Por Cristian Ampudia
Resulta increíble que AMLO descalifique, por decirlo menos, un movimiento que claramente pretende hacerle ver que se está excediendo en su "transformación".

Corcholatas y Oposición

Por Cristian Ampudia
Con la venia de Palacio, se dio el banderazo inicial y el permiso para que las "corcholatas" violen sistemáticamente las leyes electorales.
Corrupción e impunidad

Corrupción e impunidad

Por Cristian Ampudia
Viendo ese manto de impunidad del que goza la familia del Presidente, pinta a este gobierno incapaz de, por ejemplo, investigar de manera firme los desvíos de Segalmex.