Opinión
Las reformas de AMLO
Por Cristian Ampudia
Para efectos de analizar el fondo de por qué presentó ahora el Presidente su paquete de modificaciones, queda claro que persigue intereses electorales.

El Salón Parlamentario del Palacio Nacional sirvió este 5 de febrero como escenario de uno de los eventos más desafortunados de la política mexicana de los últimos tiempos, específicamente del Poder Ejecutivo, en el que el Presidente Andrés Manuel López Obrador se organizó su propio cónclave para presentar una veintena de reformas constitucionales bajo los aplausos de sus propios invitados y en detrimento de la Constitución, que el mismo titular de Ejecutivo dice respetar, pero busca reformar.

Más de uno quedó con las cejas levantadas después de que el López Obrador citó por la tarde a un evento denominado "Ceremonia de exposición de las iniciativas de reforma a la Constitución", en el que lo único que no hubo fue una exposición clara de motivos y alcances sobre los cuales se buscan hacer esas modificaciones constitucionales, sino por el contrario, se trató nuevamente de diatribas al aire, como comúnmente se hacen en la conferencia matutina desde el salón Tesorería de Palacio Nacional, para tratar de justificar los cambios que se buscan hacer a la Carta Magna.

Y es que para nadie es un secreto que estas reformas constitucionales que busca el Presidente están simplemente fuera de los tiempos apropiados para tal fin, y es claro que estamos ante una estrategia muy poco velada de sacar ventaja política en tiempos electorales.

¿Por qué hasta el fin del sexenio y en año electoral se proponen estas reformas?, se le preguntó al presidente en su conferencia matutina del 6 de febrero, un día después de la presentación de las mismas, a lo que el tabasqueño simplemente contestó:

"Porque hasta ahora se dieron las condiciones y porque vienen las elecciones y el pueblo va a decidir. No va a ser nada más qué candidato gana o ver qué partido, alianza o candidato gana, es decidir por un proyecto y eso considero es más importante", así de claro y así de simple.

Sin tapujos, el Presidente reconoce, pues, que se trata de un movimiento para sacar algún tipo de beneficio para la causa que encabeza, pese a lo burdo, inverosímil o falto de ética que pueda sonar.

Sin embargo, lo que el Presidente busca, en el fondo, no sólo es un beneficio electoral, sino la instauración y perpetuación de su visión de lo que debe ser México y por adelantado está apostando a darle a Claudia Sheinbaum una agenda la cual seguir, aunque él ya no esté en el poder, puesto que de antemano sabe que en este periodo legislativo difícilmente saldrán todas las reformas, de entrada, porque Morena carece de los votos necesarios para aprobarlas, pero también porque algunas otras no tienen ni pies ni cabeza. Sin embargo, López Obrador hoy sabe que lo que no le falta es tiempo. Ha esperado más de 20 años para esto y ahora podría ver cristalizados sus cambios constitucionales en esta o la siguiente administración.

Cabe destacar que, además, el tabasqueño apuesta a algo que en su momento han aplicado la mayoría de los presidentes en turno en sus iniciativas: hacerlas de entrada muy radicales para que cuando haya que hacer negociaciones entre las fuerzas políticas, se tenga un margen de maniobra por parte de los interesados para sacar adelante las modificaciones. El típico: "te pido 10, para que me termines dando 5".

Es por eso que lo que seguramente pasará es que las iniciativas seguramente irán "por capas", es decir, el paquete es tan grande que las irá presentado Morena a manera y conveniencia del titular del Ejecutivo y las que no sean aprobadas, inmediatamente serán utilizadas como bandera política desde Palacio Nacional para repetir los mismo que se ha dicho hasta hoy: "por eso necesitamos las reformas, porque los conservadores frenan el cambio y el bienestar del pueblo".

Y decimos que algunas de las iniciativas propuestas por el Presidente parecen tener un destino incierto, simplemente porque desde su planteamiento parecen no tener un mínimo de sustento, como prometer atención médica gratuita cuando ese derecho ya está consagrado en la Constitución y su gobierno ha sido sumamente señalado por falta de cobertura y errores en la política de salud, al grado de desaparecer el Insabi.

Tampoco se entiende por ejemplo, cómo se busca respetar las zonas con escasez de agua y solo autorizar en ellas concesiones para uso doméstico, con los daños que ello conlleva para la agricultura, la ganadería y la industria en gran parte del país.

Igualmente hay que decir que simplemente no se entiende cómo el Presidente pretende poner en la misma canasta de la prohibición dispositivos como los vapeadores y el fentanilo, sin reconocer las diferencias entre uno y otro, así como las propiedades del primero como apoyo para ayudar a fumadores a dejar el hábito y las analgésicas que tiene el segundo para la medicina.

¿O a usted le ha quedado claro de dónde saldrán los recursos para modificar el sistema de pensiones de 1997 en los términos que busca López Obrador para que los trabajadores se retiren con el 100 por ciento de su sueldo, pese a su bolsa de 64 mil millones de pesos que a todas luces es insuficiente?

Y podríamos seguir señalando el cúmulo de incongruencias que sostienen las iniciativas del Ejecutivo, pero para efectos de analizar el fondo de por qué presentó ahora el Presidente su paquete de modificaciones, queda claro que persigue intereses electorales, de agenda para la siguiente administración y de paso, el desvío de atención de temas como corrupción y hasta nexos con el narco que han perseguido en las últimas semanas al inquilino de Palacio Nacional. En términos prácticos: se busca una carambola de tres bandas.


Twitter: @campudia


Publicar un comentario
Para enviar su comentario debe confirmar que ha leido y aceptado el reglamento de terminos y condiciones de LPO
Comentarios
Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellas pueden ser pasibles de las sanciones legales que correspondan. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algun comentario violatorio del reglamento de terminos y condiciones será eliminado e inhabilitado para volver a comentar.
Más de Cristian Ampudia

"Ya váyanse"

Por Cristian Ampudia
Son tantos los temas que se convierten en cuestionamientos a AMLO que ni saliendo todas las mañanas a decir una serie de mentiras o verdades a medias parecen ser suficientes para cubrir los señalamientos.

Abasto de medicinas, el fracaso

Por Cristian Ampudia
La decisión de López Obrador no fue debidamente razonada, ni tuvo un estudio previo de algún tipo de impacto.
Daños del paso del huracán Otis en Acapulco, Guerrero.

Acuérdate de Acapulco...

Por Cristian Ampudia
Tras la limpieza y el inicio de la reconstrucción será prioritario impulsar el turismo para generar derrama económica y hacer de lugares emblemáticos imanes turísticos que atraigan capital.

Apagar el fuego

Por Cristian Ampudia
Resulta increíble que AMLO descalifique, por decirlo menos, un movimiento que claramente pretende hacerle ver que se está excediendo en su "transformación".

Corcholatas y Oposición

Por Cristian Ampudia
Con la venia de Palacio, se dio el banderazo inicial y el permiso para que las "corcholatas" violen sistemáticamente las leyes electorales.
Corrupción e impunidad

Corrupción e impunidad

Por Cristian Ampudia
Viendo ese manto de impunidad del que goza la familia del Presidente, pinta a este gobierno incapaz de, por ejemplo, investigar de manera firme los desvíos de Segalmex.