Elecciones en Francia
Macron podría perder la mayoría absoluta a manos de la izquierda y peligran sus reformas
El oficialismo apenas superó a la alianza de izquierda que lidera Mélenchon y busca romperla para retener el control de la Asamblea. El presidente francés busca pactar con gaullistas y socialistas disidentes.

 Los números de la primera vuelta generaron alarma en el Elíseo. La coalición oficialista, Ensemble, quedó primera con el 25,75%, muy cerca de la Nueva Unión Popular Ecológica y Social (NUPES), la alianza de izquierda que lidera Jean-Luc Mélenchon, que sacó el 25,66% de los votos. Sin embargo, NUPES acusó este lunes al Ministerio del Interior por excluir deliberadamente del conteo final a otros candidatos de izquierda, que hubieran dejado a la unión progresista en el tope del podio.

Macron pone una mujer de izquierda como primera ministra para competirle a Melenchon

NUPES asegura que si se cuentan a los candidatos extra alianza, entonces la izquierda encabezaría con el 26,8%. Es parte de la batalla entre el presidente Emmanuel Macron y su principal adversario, Mélenchon, que aspira a ganar las legislativas para ser investido primer ministro de Francia. De cara a la segunda vuelta del próximo domingo -el sistema electoral francés es mayoritario de doble vuelta, no proporcional-, el gobierno y NUPES polarizarán lo que resta de campaña.

La primera ministra Élisabeth Borne sostuvo que "Mélenchon volvió a mostrar sus peores defectos: cuando no está a la cabeza, echa la culpa a los números". El líder de la Francia Insumisa, la fuerza dominante dentro de NUPES, viene ironizando sobre el reemplazo de Borne en el cargo. Por eso la jefa de Gobierno coloca a los de Mélenchon en los "extremos" junto a la ultraderecha de Marine Le Pen. La estrategia del oficialismo pasa por presentar a Ensemble como la única opción para frenar a una izquierda radicalizada. 

La estrategia del oficialismo pasa por presentar a Ensemble como la única opción para frenar a una izquierda radicalizada

Además de la Francia Insumisa de Mélenchon, NUPES está integrada por los partidos socialista, verde y comunista. Dieynaba Diop, portavoz del PS, le pidió a Borne que no tomara "a los votantes por idiotas". "No se puede equiparar extrema izquierda y extrema derecha. De lo contrario, en las próximas elecciones no habrá más frente republicano", le recordó al oficialismo. Macron apelará esta semana a quienes ayer no fueron a votar -la abstención superó el 52%- y a la base electoral de la derecha conservadora.

 Jean-Luc Mélenchon, líder de la alianza de izquierda, busca convertirse en primer ministro de Francia.

Agrupación Nacional (RN) de Le Pen obtuvo el 18,68% a nivel nacional, un porcentaje que le permitirá armar una bancada propia en la Asamblea y consolidarse como la tercera fuerza parlamentaria, después de dejar fuera de competencia a la derecha xenófoba y conspirativa de Éric Zemmour. En tanto, la derecha gaullista de Los Republicanos confirmó su declive y quedó en cuarto lugar con el 10,42%.

Mélenchon apura un acuerdo con el socialismo para convertirse en primer ministro de Francia

Macron puede ganar las elecciones, pero necesitará una mayoría de 289 diputados para evitar una paralización del gobierno. Actualmente su partido y las fuerzas aliadas llegan a las 347 bancas, y las proyecciones tras la primera vuelta le dan a Ensemble entre 255 y 310 escaños. Un impulso modesto le bastaría a NUPES para frustrar las reformas del oficialismo. El presidente intentará conquistar a los votantes de Los Republicanos e incluso evalúa respaldar a candidatos socialistas y ecologistas de NUPES que el domingo se enfrentan a RN. Ensemble se medirá en la mayoría de las circunscripciones con NUPES y en poco más de cien con el partido de Le Pen. 

El sistema político francés en cohabitación es una cosa y en mayoría presidencial es otra. En el primer caso se parece más a un régimen parlamentario, y en el segundo es prácticamente una monarquía

"El resultado final dependerá del índice de abstención. La foto del domingo que viene puede ser Macron con una mayoría relativa, a 50 votos aproximadamente de una mayoría absoluta. La tasa más alta de abstención se dio entre los jóvenes, que son los que más tienden a votar a la NUPES. Si la NUPES logra movilizar un 10 por ciento suplementario del padrón, Macron puede perder. Además, en el norte de Francia, muchos votos de Le Pen son votos excomunistas. En segunda vuelta, al no estar RN, pueden votar por la NUPES", dice a LPO Emilio Taddei, doctor en Ciencias Políticas por el Instituto de Estudios Políticos de París.

La dirigente de extrema derecha Marine Le Pen está cerca de formar una bancada propia en la Asamblea Nacional.

En ese sentido, el analista considera que los esfuerzos del oficialismo pasarán por romper la NUPES. "El sistema político francés en cohabitación es una cosa y en mayoría presidencial es otra. En el primer caso se parece más a un régimen parlamentario, y en el segundo es prácticamente una monarquía. La ruptura dentro de la izquierda puede producirse más por la propia acción del oficialismo que por la situación que dio origen a la NUPES", explica.

En el caso de perder la mayoría absoluta, el presidente se verá forzado a reformular el gobierno, incorporando a cuadros de la derecha republicana y a socialistas que rechazaron el acuerdo con Mélenchon. Los resultados de NUPES son un incentivo para mantener la alianza, aunque puede haber deserciones dentro del PS. "Macron puede convocar figuras de la fracción del PS que no hizo campaña con la NUPES y que quedaron en minoría en el congreso socialista, es decir dirigentes del entorno del expresidente François Hollande", destaca Taddei.

Tras su reelección, Macron quiere mantener la mayoría legislativa para evitar negociar con la izquierda

"El PS está completamente partido. Y a la luz de los resultados, Macron seguramente incorporará al sector social-liberal del PS y a LR, que le van a pedir ministerios a cambio de sacar leyes", continúa. Para Macron será un escenario completamente inédito luego de cinco años de una mayoría incuestionable en la Asamblea. De momento, es un escenario abierto, tanto para Macron como para las aspiraciones de Mélenchon. 

Temas de la nota:
Publicar un comentario
Para enviar su comentario debe confirmar que ha leido y aceptado el reglamento de terminos y condiciones de LPO
Comentarios
Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellas pueden ser pasibles de las sanciones legales que correspondan. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algun comentario violatorio del reglamento de terminos y condiciones será eliminado e inhabilitado para volver a comentar.
  • 1
    argentine-tax-payer
    14/06/22
    00:50
    Toda esta zurda europea después te exporta quilombos e impuestos a través de la OECD.
    Responder