Energía
El Gobierno pierde la pulseada con la Comisión Europea sobre las inversiones "verdes"
La CE extendió el plazo para alcanzar una economía totalmente descarbonizada en 2050. Empresas españolas como Repsol e Iberdrola están destinando sus inversiones hacia las renovables.

 El gobierno de Pedro Sánchez perdió la interna en el seno de la Comisión Europea sobre la taxonomía de las energías "verdes", junto con otros aliados como Alemania, Austria y Portugal. La comisaria de Servicios Financieros, Mairead McGuinness, anunció este miércoles que la energía nuclear y el gas serán consideradas inversiones "verdes" pese a las divisiones entre los miembros.

España se alía con Alemania en contra de la energía nuclear "verde" que promueve Francia

Impulsada por Francia, la CE había incluido en un borrador al gas y a la nuclear como energías de "transición", mientras países como España denostaban esta decisión en plena reconversión de la matriz energética, tal como adelantó LPO. En su momento, el Ejecutivo llegó a calificar la medida de "paso atrás", mientras la oposición aseguraba que la postura de Sánchez no se basaba en evidencia científica. Vox señaló entonces que el gobierno estaba dominado por el "ambientalismo radical".

La CE justificó su decisión alegando que los países y las empresas necesitaban un tiempo extra para llegar a una economía descarbonizada en 2050. El proyecto habilita la construcción de centrales hasta 2035, aunque monitoreando las emisiones de carbono o hidrógeno. En este caso, aclara la Comisión, las centrales deberán emplear fuentes de energía que permitan reemplazar a las centrales de carbón o combustibles fósiles contaminantes. 

La CE justificó su decisión alegando que los países y las empresas necesitaban un tiempo extra para llegar a una economía descarbonizada en 2050

"La nuclear será parte de nuestro ‘mix energético' pero nos centraremos en las renovables", se apuró a matizar McGuiness, consciente de las diferencias que genera el proyecto. De hecho, votaron en contra el alto representante de la diplomacia de la UE, el español Josep Borrell, la comisaria de Cohesión, la portuguesa Elisa Ferreira, y el comisario de Presupuestos, el austríaco Johannes Hahn. Los gobiernos de estos tres países rechazan la iniciativa.

Alemania cierra la mitad de sus centrales nucleares y agudiza su dependencia del gas de Rusia

La postura de España responde a que empresas como Repsol e Iberdrola están destinando sus inversiones hacia las energías sustentables. Ahora Sánchez intentará junto a los gobiernos de Austria y Dinamarca, recurrir el proyecto ante el Tribunal de Justicia de la UE. Igualmente, el Parlamento Europeo podría tumbarlo si se choca con una oposición bien organizada. De momento, el Ejecutivo alemán se limitó a declarar que "disponemos de hasta seis meses para estudiar en profundidad" la propuesta.

El Ministerio para la Transición Ecológica y Reto Demográfico a cargo de Teresa Ribera señaló este miércoles que la iniciativa de la UE "no envía las señales adecuadas a la inversión limpia" y puede distraer fondos que podrían destinarse en la "dirección correcta" de las renovables. Francia ha logrado sumar a Polonia, Finlandia y República Checa, fuertemente dependientes del gas, para sacar adelante el proyecto. Pero es difícil que los países que están avanzando hacia las renovables dejen que prospere la iniciativa. 

Temas de la nota:
Publicar un comentario
Para enviar su comentario debe confirmar que ha leido y aceptado el reglamento de terminos y condiciones de LPO
Comentarios
Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellas pueden ser pasibles de las sanciones legales que correspondan. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algun comentario violatorio del reglamento de terminos y condiciones será eliminado e inhabilitado para volver a comentar.