Roberto Mirabella
"Javkin y los socialistas que criticaban a Macri, ahora van a estar con Macri"
El diputado nacional y hombre de mayor confianza del gobernador Perotti conversó con LPO sobre el futuro del peronismo: "Con Massa se recuperó liderazgo, está haciendo todo lo que había que hacer".

Roberto Mirabella es el alter ego de Omar Perotti. Cuando el entonces senador nacional soñaba con la gobernación de Santa Fe, eran él y Mirabella. Mucha agua paso bajo el puente aunque hayan sido apenas menos de tres años. La pandemia estiró el tiempo y dejo una marca oscura. Hoy, Mirabella está lanzado a la carrera por la gobernación y recibió a LPO en una coqueta oficina de la avenida Santa Fe.

¿Cómo se están preparando para la elección que viene, en la que pareciera que arrancan de atrás?

Nuestro objetivo es consolidar un modelo de gestión que lleva adelante Omar Perotti y un modelo político que se expresa en una gran transformación provincial en inversión pública. Se han retomado obras como gasoductos, acueductos, rutas transversales y autopistas. Hay obras en las 365 localidades de toda Santa Fe.

Además, apoyamos a los que trabajan, a los que generan empleo, en lo que podemos definir como un "gobierno de la producción". Tenemos que consolidar este esquema sabiendo que Perotti no puede ser reelecto. En esa línea, muchos me motivan para que yo sea candidato y lidere el proyecto político, algo que se va a resolver el año que viene.

¿En unas primarias?

Todos los sectores políticos las hemos utilizado como una herramienta que nos permite definir los candidatos. Quizá, haya algunas reconfiguraciones de los frentes porque así como muchos sectores criticaban a Macri y ahora van a estar con Macri, como el Partido Socialista o Pablo Javkin, nosotros posiblemente también reconfiguremos nuestro espacio consolidando este proceso con reivindicaciones históricas como el Boleto Educativo Gratuito que lo usan más de 300 mil personas o Billetera Santa Fe, que fue una herramienta de compra que nació con la pandemia para ayudar a los comercios.

Además de usted, en el espacio que integra se menciona a otros dirigentes como posibles candidatos a la gobernación como Celia Arena o Marcelo Lewandowski...

Nuestro frente tiene muy buenos candidatos y funcionarios que podrían serlo, como Sonia Martorano (ministra de Salud), Erika Gonnet (ministra de Ambiente) o el ministro de Hacienda, Walter Agosto, que ha sido el artífice de sanear las cuentas públicas. Todo lo que se hizo no hubiese sido posible si no se recomponían las finanzas. Perotti arrancó la gestión con tres masas salariales de déficit que impedía pagar los sueldos y aguinaldos y una deuda de 100 mil millones. Se tuvo que sanear eso en medio de la pandemia y con la Legislatura en contra.

Muchos me motivan para que sea candidato y lidere el proyecto político, pero nuestro espacio tiene muy buenos funcionarios que también podrían ser candidatos como Sonia Martorano, Erika Gonnet y Walter Agosto, que saneó las cuentas públicas. Lewandowski es un dirigente que está muy bien considerado en la ciudad de Rosario.

Con Marcelo Lewandowski compartimos una misma estrategia electoral el año pasado. Es un dirigente que está muy bien considerado en la ciudad de Rosario. Desde nuestro armado, Hacemos Santa Fe, vamos a tener nuestra estrategia y nuestros candidatos. Se va a empezar a definir a principios del año que viene.

Teniendo en cuenta los resultados del año pasado, cuando el peronismo perdió a nivel provincial, ¿cómo ve la situación electoral para el 2023?

Las coyunturas electorales son diferentes. Me parece que el año que viene va a haber un escenario con nuevos dirigentes que, salvo Perotti que tiene un liderazgo consolidado, el resto no lo estamos. Creo que hay un vacío político que se va a discutir y resolver en las elecciones del año próximo. Nosotros tenemos una buena performance por lo que estamos haciendo en gestión y por otro lado, tratar de defender a Santa Fe. Han pasado algunas cosas en estos últimos años en que los santafesinos nos vimos un poco discriminados e irritados por algunas situaciones.

¿Qué cosas?

Por ejemplo, las tarifas de los servicios públicos. No puede ser que haya una asimetría notable entre las tarifas y los servicios entre Ciudad de Buenos Aires y AMBA con Santa Fe. No puede ser que la tarifa del colectivo cueste en Capital 25 pesos y en mi provincia 70 pesos. Esto sucede porque cada colectivo recibe un millón y medio en subsidios mientras que en Santa Fe solo 250 mil. Esta disparidad hace que muchos servicios como el gas, la electricidad o el gasoil, generan mucha inequidad e irritación.

Estamos reclamando cuestiones que deberían ser propias de las provincias porque el Estado Nacional existe gracias a las provincias que son preexistentes. Estamos reclamando cosas que pareciera que mendigamos cuando son nuestras. ¿Tengo que explicar por qué es necesario el puente Santa Fe - Santo Tomé cuando hace diez años que está el proyecto o porqué tenemos que hacer la autopista en la Ruta 11?

En estos últimos años en que los santafesinos nos vimos un poco discriminados. No puede ser que la tarifa del colectivo cueste en Capital 25 pesos y en mi provincia 70 pesos. Esto sucede porque cada colectivo de Capital recibe un millón y medio en subsidios mientras que en Santa Fe solo 250 mil. El Estado Nacional existe gracias a las provincias que son preexistentes. Estamos reclamando cosas que pareciera que mendigamos cuando son nuestras.

Por otro lado, a veces parece más fácil meterles presión impositiva a sectores que tienen una dinámica importante como el campo, en vez de meterle la mano a otros sectores como el minero o el petrolero. Todas estas cosas generan una posición complicada para Santa Fe.

En el caso de la seguridad, lo mismo. Deberíamos tener un montón de cosas resueltas en el territorio respecto del funcionamiento de las fuerzas federales y la justicia federal. El último allanamiento que se hizo de cocaína en Santa Fe, fue una investigación de la justicia federal de Campana por una investigación que tiene ramificaciones internacionales.

¿Esto tiene que ver con el reclamo de mayor cantidad de jueces y de fiscales federales que vienen haciendo?

Claro, tenemos una justicia federal que en Rosario mantiene la misma estructura de hace 40 años.

¿Pero no hubo reuniones con Horacio Rosatti y el procurador Casal para resolver ese problema?

Sí, pero parece que siempre se atienden otros reclamos antes que los nuestros. A veces sentimos que Santa Fe en vez de estar integrada a un proyecto de nación está anexada, y esto lo sienten todos los santafesinos. Hay una discusión con el centralismo porteño que es histórica. Se cumplieron 200 años de creación de la bandera de Santa Fe y parece que seguimos con la misma discusión que tenía el Brigadier López con Buenos Aires. La provincia tiene un modelo productivo y una dinámica que creo que la Argentina debería copiar.

¿Cómo analiza la gestión del ministro Sergio Massa y las medidas como el ‘dólar soja'?

Hasta ahora Massa hizo todo lo que tenía que hacer. Estamos en una situación de muchas dificultades que quizá no se dimensione. El tema de las reservas es muy sensible y a la vez hay muchos otras cuestiones acuciantes. Estamos en el medio del río tratando de no ahogarnos. Lo estratégico es llegar a la otra orilla. Con Massa se recuperó liderazgo, hay una hoja de ruta, generó expectativas positivas. Me parece que es un acierto porque además, recuperó el diálogo con sectores que no lo había.

Como con la Mesa de Enlace...

Claro, o con sectores exportadores. Un avance importante para tratar de atravesar una coyuntura muy complicada donde las transacciones no se piensan en pesos sino en dólares y nadie ahorra en moneda nacional y eso es dramático. Lo mismo con el índice de inflación donde Santa Fe lidera la recuperación del empleo registrado pero los trabajadores no llegan a fin de mes.

Hasta ahora Massa hizo todo lo que tenía que hacer. Estamos en una situación de muchas dificultades que quizá no se dimensione. El tema de las reservas es muy sensible. Estamos en el medio del río tratando de no ahogarnos. Lo estratégico es llegar a la otra orilla. Con Massa se recuperó liderazgo, hay una hoja de ruta, generó expectativas positivas. 

¿Cómo ve el futuro del Frente de Todos? ¿Cree que continúa la alianza con el kirchnerismo para el próximo año?

Si, el Frente de Todos se ha conformado entre distintos sectores del peronismo y una serie de partidos políticos provinciales que se sostiene y que debemos ampliar.

Hay una relación histórica entre Perotti y Cristina que es poco conocida pero que quedó manifiesta en las primarias anteriores cuando la vicepresidenta le dio el apoyo a la lista del gobernador...

En esas elecciones tuvimos una situación que al menos nosotros no queríamos atravesar, pero lo pudimos hacer y después trabajamos todos juntos y logramos muy buena performance en lugares como Rosario y San Lorenzo y en otros lugares no tanto. Pero todos los sectores del peronismo pudimos trabajar juntos, hasta con algunos que se habían ido y volvieron, un proceso que se viene desarrollando desde 2016.

¿Cómo está la imagen de Perotti en Santa Fe?

Está muy bien referenciado en muchos lugares del interior de Santa Fe donde a veces tienen una posición más refractaria a nuestro espacio político y sin embargo está muy bien porque Perotti ha sido un gran piloto de tormentas. Queremos que él sea protagonista en las próximas elecciones en Santa Fe.

Perotti fue visto al inicio de su gobernación como una de las esperanzas blancas del peronismo, de centro, cercano a la agroindustria. ¿Puede ser candidato a presidente o vice el año que viene?

Perotti reúne cualidades por su formación y capacidad de gestión de lo que necesita un líder hoy en Argentina. Sabe soportar la presión, manejar los tiempos, sabe conducir un proceso de desarrollo porque conoce como se mueven los sectores económicos y sociales. Es un tipo equilibrado y encontrar esa cualidad hoy en un dirigente no es menor. Tiene además una visión de desarrollo. Pero nosotros estamos en un proceso para consolidar lo que estamos haciendo en Santa Fe, no estamos pensando en lo nacional.

Por otro lado, tenemos que ver como se reconfigura el peronismo a nivel nacional. En los últimos 20 años, se conformó con tres patas: el peronismo que venía de la Patagonia, con una economía con base en los procesos extractivos, otra pata del Conurbano, con la tercer sección electoral, y el peronismo de Capital Federal, que es lo que es, donde algunos se autodefinen como progresistas. Ninguno de los tres tiene al campo como sujeto político y para los que venimos del interior, el campo es uno de los protagonistas. Acá siempre se los tuvo como los terratenientes del siglo XIX. Pero mi viejo vino desde Italia y tenía un tambo de 160 hectáreas, ese es el actor principal en Santa Fe.

También tenés una burguesía industrial muy importante como en Rosario. Por eso, en Santa Fe la conformación del peronismo tiene otras características y lo estamos debatiendo: si el peronismo es el Conurbano y Capital Federal o si es algo más, que tiene otros protagonistas y otra historia, con una concepción de desarrollo. La visión que necesita la Argentina para salir adelante no está en Plaza de Mayo sino en el interior productivo del país. Los escenarios están abiertos.

¿De ahí viene la buena relación con Juan Schiaretti?

Tenemos buena relación con todo el mundo.

Pero firmaron una serie de proyectos importantes conjuntos como el acueducto biprovincial y hasta y los dos gobernadores hicieron giras juntos...

Nos entendieron más en Kuwait que en Buenos Aires y nos prestaron la plata para hacer la segunda obra bi-provincial de la historia del país. La primera fue el túnel subfluvial y este acueducto es la segunda.

Perotti reúne cualidades de lo que necesita un líder hoy en Argentina. Sabe soportar la presión, manejar los tiempos, conducir un proceso de desarrollo. Es un tipo equilibrado y encontrar esa cualidad hoy en un dirigente no es menor. Pero nosotros estamos en un proceso para consolidar lo que estamos haciendo en Santa Fe, no estamos pensando en lo nacional.

Siempre tuvimos mucho respeto por el proceso político cordobés. Hay muchas características que nos unen y entre las dos provincias lideramos en muchas cadenas productivas como carnes, leche, maquinaria agrícola. Hay una sintonía. De hecho, tomamos para la campaña algunas políticas públicas de Córdoba como el Boleto Educativo Gratuito que no entendíamos cómo lo habían hecho siete años antes. 

¿En el caso de su candidatura, hasta donde puede trasladar el voto de Perotti hacia su figura?

Con la particularidad que tiene Santa Fe con la boleta única, donde no existe la boleta sábana, el traslado tiene que ver con cómo se diseña la campañas electoral. Yo estoy recorriendo la provincia de Santa Fe como lo hice toda mi vida.

¿Qué pasa con la seguridad? Hace poco entrevistamos a (Maximiliano) Pullaro y nos decía que hay un retiro de las fuerzas policiales en Rosario, que se quedó sin patrullaje y que ese es parte del problema.

Habrá que preguntarse cuál fue el origen de todos los problemas de inseguridad en la provincia de Santa Fe y cómo evolucionó el narcotráfico, los vínculos con distintos organismo del Estado en estos temas. Pullaro tuvo a su mando derecha, el comisario Druetta, condenado a 10 años de prisión por pertenecer a bandas narco, sentencia confirmada por la Cámara de Casación.

Si yo hubiera sido ministro y mi mano derecha hubiese sido condenada por narco, como mínimo, trataría de ser respetuoso y si tengo que decir algo es para aportar. 

En segundo lugar, hay una vocación del gobernador, que dejó en claro el primer día, de cortar todos los vínculos con el delito. Cuando vos pateas el hormiguero, se generan situaciones complicadas que se arrastran desde hace tiempo. En el juicio a Alvarado hubo 29 condenados de los cuales siete eran policías de alto rango de la gestión de Pullaro. Estas ramificaciones son complejas. Más allá de eso, no nos interesa pasarnos facturas sino mirar para adelante, dar la respuesta que la gente necesita. Tenemos que tener otra policía, otra remuneración, otra tecnología y conducir una institución que tiene jerarquías y necesita de mayor disciplina. Además, tenemos que abordar este tema con las fuerzas federales porque este es un problema nacional.

¿Ven algún resultado tras estos cambios que comenta que impulsaron?

No alcanza lo que se está haciendo, debería haber mayor decisión para mandar las fuerzas federales, para que los gendarmes se vengan a vivir a Rosario y que tengan una actuación más decidida. También deberíamos estar mirando qué es lo que pasa con la justicia federal en Santa Fe, que tiene que estar investigando un juez de Campana.

En el juicio Alvarado, un testigo de la Policía de Seguridad Aeroportuaria dijo que toda la investigación que había realizado se la dio a la justicia federal de Rosario y quedó en un cajón. De esa investigación se basaron los fiscales provinciales para acusar a la banda. Todo esto se relaciona con negocios para lavar plata en concesionarias, restaurantes, empresas que venden alimentos y financieras. Atravesada por la problemática narco muy compleja donde hay detrás estudios jurídicos y contables. Un negocio millonario con ramificaciones internacionales.

Pullaro tuvo a su mando derecha, el comisario Druetta, condenado a 10 años de prisión por pertenecer a bandas narco, sentencia confirmada por la Cámara de Casación. Si yo hubiera sido ministro y mi mano derecha hubiese sido condenada por narco, como mínimo, trataría de ser respetuoso y si tengo que decir algo es para aportar. 

Tenemos que trabajar todos juntos como hicimos todos los legisladores de Santa Fe que unificamos en un solo texto el pedido para tener una justicia federal más ágil, práctica, para que se implemente el sistema acusatorio. Pero remamos contra el centralismo porteño que parece que las prioridades son otras. Si hubiésemos tenido el humo durante tres meses en Capital como lo sufrimos en Rosario, ya lo hubiesen solucionado.

Usted dijo algo interesante, que patearon el avispero y recuerdo el caso del senador peronista Armando Traferri, que terminó enfrentado a Perotti, acusado de vínculos con el juego clandestino. ¿Qué lectura hace de esa causa?

Esa causa se inició con el asesinato de una persona en un casino y a partir de allí, terminó investigándose el juego clandestino. Es un tema que está abierto, hubo juicios abreviados donde quedaron complicados dos fiscales, personas vinculadas al juego ilegal. No es bueno que aparezcan organismos del Estado y dirigentes políticos involucrados en estas situaciones. Veremos como avanza la justicia, pero por otro lado la Constitución provincial impide por los fueros que los legisladores provinciales sean investigados e imputados en una causa.

¿Cree que el impacto que esa causa generó en el peronismo ya se superó?

Eso lo determinará el electorado. Este tipo de cimbronazos no le hace bien a la política en general.

Temas de la nota:
Publicar un comentario
Para enviar su comentario debe confirmar que ha leido y aceptado el reglamento de terminos y condiciones de LPO
Comentarios
Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellas pueden ser pasibles de las sanciones legales que correspondan. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algun comentario violatorio del reglamento de terminos y condiciones será eliminado e inhabilitado para volver a comentar.