Republicanos
"Trump es el Ciro", la consigna de los fieles que apuestan a la persecución como trampolín para volver al poder
Con los procesos judiciales como telón de fondo de su campaña, el ex presidente activa el fanatismo de sus seguidores. La tesis de la derecha evangélica que resurge camino a las elecciones.

El regreso de Donald Trump a Nueva York para presentarse ante la fiscal general Lititia James reforzó una imagen que parece perfilarse como el telón de fondo de la campaña presidencial que ya empezó. Golpeado tras los resultados electorales de noviembre, el ex presidente vuelve a renacer en toda su centralidad gracias a las causas judiciales que lo tienen como blanco. Primero fue el expediente de los supuestos pagos indebidos para lograr el silencio de Stormy Daniels y el procesamiento del gran jurado de Nueva York. Ahora es la investigación que sostiene que Trump, su familia y la Organización Trump estuvieron involucrados en un esquema expansivo que durante más de una década aportó declaraciones financieras falsas que le sirvieron a él y a los suyos para enriquecerse.

Contra lo que podía suponerse y a diferencia de otros candidatos que enfrentaron cargos en su contra, Trump se mueve con comodidad ante los tribunales y parece incorporar a su show todas las denuncias en su contra. Agudo observador de la política estadounidense, el profesor latino Eduardo Gamarra advierte que las imágenes de los últimos días no pueden ser leídas como algo excepcional. "Trump es una persona que va a estar continuamente en el ojo del huracán y la gran paradoja es que eso lo favorece políticamente", le dijo Gamarra a LPO.

Para el profesor titular del Departamento de Política y Relaciones Internacionales de la Universidad de Florida Eduardo Gamarra, el caso por el que Trump fue procesado por el gran jurado de Nueva York es probablemente el menos importante de todas las acusaciones en su contra. Sin embargo, tanto esta como otras causas parecen reforzar la imagen que pretende dar el ex presidente: la de un candidato antisistema que sufre la persecución de las élites que son las responsables de la decadencia de los Estados Unidos.

"No vienen por mí, vienen por ustedes": Trump capitaliza el juicio y 6 de cada 10 votantes creen que hay persecución política

Para Gamarra, Trump tiene una condición que es muy difícil de lograr en política y que solo algunos de los líderes populistas de su tipo consiguen en beneficio de su proyecto. "Los líderes como Trump pueden cometer cualquier barbaridad pero no pierden su electorado. Trump tiene precisamente la clase de personalidad y tiene el apoyo profundo, no importa que haya acosado a 20 mil mujeres o que haya tenido cuestiones legales porque la perspectiva desde una óptica religiosa", explica el profesor que nació en Bolivia pero está radicado en Miami desde hace años y está afiliado a la Universidad Internacional de Florida desde 1986.

-¿Cómo es posible que Trump logre capitalizar acusaciones que para la campaña de otros candidatos estadounidenses hubiera podido resultar letal?

-Se piensa que Trump es el Ciro. El Ciro podría ser la peor persona pero es el enviado de Dios. Al enviado de Dios le puedes perdonar cualquier cosa, responde Gamarra.

El profesor y consultor latino Eduardo Gamarra.

Director del Foro de Opinión Pública Latina en la Universidad de Florida y creador de Integrated Communications and Research, una firma de consultoría dedicada a campañas electorales y políticas públicas en toda América Latina, el profesor Gamarra se refiere a una creencia extendida en los fieles de la iglesia evangélica y la derecha israelí que se aferran al liderazgo de Trump.

El Ciro podría ser la peor persona pero era el enviado de Dios. Al enviado de Dios le puedes perdonar cualquier cosa. Se piensa que Trump es el Ciro.  

Propagada durante su presidencia, la teoría se vio debilitada cuando Trump perdió las elecciones pero ahora parece haber recobrado vigencia junto con el regreso de los fanáticos que renuevan su fe en el proyecto político del ex presidente. Entre sus promotores figuran el conferencista evangelico Lance Wallnau, el pastor Robert Jeffress, el fundador del Museo de la Creación, Ken Ham, la pastora Paula White-Cain y el propagandista Mike Evans. Todos promueven la comparación entre Trump y el rey persa que aparece en el Viejo Testamento como libertador de los judíos cautivos en Babilonia.

"Dios le dio a Ciro la labor difícil de reconstruir y el tipo era un desgraciado. No era una buena persona pero como era el elegido de Dios se le permitía toda clase de pecados. He oído en muchas ocasiones de parte de cristianas y sobre todo en las radios cristianas hispanas, he oído eso específicamente, que Trump es el Ciro del Siglo XXI, que Dios lo ha enviado para rescatar a este país", le dijo Gamarra a LPO. 

La creencia que comparten en la derecha evangélica y hasta llegó a ser enunciada por Benjamin Netanyahu en una visita de Trump a Israel en 2018, ahora podría ser asumida por los partidarios republicanos que denuncian la persecución en su contra. En esa ocasión, el periodista y escritor Mike Evans aseguró que, de la misma forma que Ciro permitió a los hebreos volver a su tierra y construir el Tercer Templo, Trump les permitíría a los judíos actuales levantar un nuevo templo en Jerusalén. En 2019, Trump recibió a Netanyahu en la Casa Blanc y firmó la proclama que reconoció la soberanía israelí de los territorios sirios de los Altos del Golán.

He oído en muchas ocasiones de parte de cristianas y sobre todo en las radios cristianas hispanas, he oído eso específicamente, que Trump es el Ciro del Siglo XXI, que Dios lo ha enviado para rescatar a este país.

Hacia adelante, Gamarra advierte que el más perjudicado por la seguidilla de causas judiciales que marca el proceso actual es el gobernador de Florida, Ron DeSantis.

Victimizado, Trump triplica la ventaja sobre DeSantis en las encuestas y eleva también su recaudación de campaña

"Todo esto favorece políticamente a Trump. Tiene un impacto tan increíble que quizás el gran perdedor es primero el Partido Republicano, porque no se puede liberar de Trump, y segundo DeSantis, que pensaba que tenía ganada esta contienda y que Trump estaba fregado, pero vemos que el impacto, por lo menos al principio, es favorable a Trump y negativo para DeSantis", le dijo Gamarra a LPO.

El consultor advierte que tanto DeSantis como Trump están apelando al mismo electorado conservador y de la extrema derecha y que básicamente es trumpista. "DeSantis no puede darse el lujo de aislar a ese sector del Partido Republicano para ganar y, a la vez, no puede pelearse con Trump. Es la lamentable situación para él en la que tiene que defenderlo y a la vez tiene que quitarle su electorado. Eso es una misión muy difícil, por no decir imposible. Le va a ser muy difícil capturar mientras esté Trump vivo", afirmó. Su viraje se explica, de acuerdo a la visión del profesor de la Universidad de Florida, porque el republicano comparado con Ciro comenzó a crecer en las encuestas desde que anunció que sería detenido. DeSantis, que parecía estar tomando la delantera, de repente se quedó rezagado.

Temas de la nota:
Post a comment
To submit your comment, you must confirm that you have read and accepted the terms regulation and LPO conditions
Comments
The comments published are the sole responsibility of their authors and the consequences derived from them may be subject to the corresponding legal sanctions. Any user who includes any comment in violation of the terms and conditions regulation in their messages will be eliminated and disabled to comment again.