Entrevista exclusiva
Exclusivo
"Tenemos que entender que nuestros socios latinoamericanos no ven en China una amenaza, tal como la vemos nosotros"
El profesor Leland Lazarus fue funcionario del Departamento de Estado, vivió 5 años en China y es experto en política internacional. En diálogo con LPO, habla de la estrategia correcta para competir con Xi Jinping.

Leland Lazarus toma partido explícito en la carrera política entre Estados Unidos y China. Pero a la vez admite un sentimiento ambivalente hacia la potencia que rivaliza con su país. Este académico y profesor de la Universidad Internacional de Florida (FIU), diplomático y ex funcionario del Departamento de Estado todavía tiene amigos chinos. Habla mandarín de forma fluida y guarda buenos recuerdos de su paso por la potencia asiática, donde vivió por 5 años. 

Con apenas 33 años, Lazarus acumula una trayectoria tan intensa como ecléctica. Trabajó como productor en la Televisión Central de China; fue oficial del Departamento de Estado, alternando cargos en Washington, Barbados y en las ciudades chinas de Shenyang y Beijing. Fue redactor de discursos en el Comando Sur de EEUU y ahora se desempeña como Director de Seguridad Nacional en el Instituto de Políticas Públicas Jack D. Gordon de la FIU. Lazarus recibe a LPO en el campus agreste de la Universidad floridiana, ubicado en el condado de Miami-Dade. Opina en perfecto español sobre el impacto que la carrera comercial con China tiene en América Latina y lamenta el desinterés de Estados Unidos por su vecindario regional.

¿Cuándo empezó su interés por China?

Crecí en Nueva York, pero mi familia venía de Panamá. En 2012 descubrí en el interior de Panamá, donde sólo había vacas y campo, una tiendita manejada por una familia china. En la universidad hice mi investigación sobre la influencia china en Panamá. Al año siguiente, en 2013, la administración de Xi Jinping empezó la estrategia de la Franja y la Ruta. Ahora hay 22 países americanos signatarios de ese programa. La influencia china se ha disparado desde entonces y llegó para quedarse. Y hay que conocer a nuestro competidor de cerca. Entonces decidí trabajar allá. Primero lo hice en el medio nacional de China.

¿Qué hacía en el canal de la TV china?

Era productor en un noticiero sobre relaciones internacionales y en un programa que se llamaba Americas Now. Trataba sobre las comunidades chinas en América Latina. En Cuba, Panamá, Brasil, Argentina, básicamente los supermercados, las tiendas, las lavanderías, los restaurantes.

Infraestructura, 5-G, yuanes y riesgo militar: la jefa del Comando Sur advierte sobre "la trampa" china en Latinoamérica

¿Después entró a la carrera diplomática de EEUU?

Sí, trabajé como diplomático en la embajada estadounidense en Beijing y también en Shenyang, una ciudad al noreste del país. Pasé cinco años hasta que fui transferido al Departamento de Defensa.

"Tenemos que entender que nuestros socios latinoamericanos no ven en China una amenaza, tal como la vemos nosotros"

¿Cómo fue la experiencia de vivir en China desde lo humano y social?

A China la veo con amor y odio. Empecemos por el amor. Todavía tengo amigos muy estrechos. El pueblo chino es muy amigable y cálido. Estaba muy dispuesto a albergar a extranjeros como yo. Tengo muy buenos recuerdos de haber vivido allá.

Pasemos al odio hacia China...

Fue una experiencia muy dura vivir en China también, por la presencia de un gobierno y un Partido Comunista tan autoritarios. Te vigila todo el tiempo. No puedes acceder a algunos sitios web o redes sociales.

Fue una experiencia muy dura vivir en China también, por la presencia de un gobierno y un Partido Comunista tan autoritarios. Te vigila todo el tiempo. No puedes acceder a algunos sitios web o redes sociales.

¿Recuerda algún ejemplo de esa vigilancia cotidiana del gobierno?

Tengo uno muy impactante. Yo desayunaba viendo un reporte de CNN. Y justo cuando el periodista iba a reportar sobre un acontecimiento que tenía que ver con China, se cortó la conexión. La pantalla pasó a estar completamente negra por tres o cuatro minutos. Y después volvió. Es un ejemplo muy específico del control que tiene el partido.

¿Cómo define la actual rivalidad entre Estados Unidos y China? ¿Tiene ecos de la Guerra Fría?

El gobierno estadounidense dice que es una competencia estratégica para el siglo 21. Y lo es. Hace unos años, el gobierno todavía tenía la esperanza de fortalecer un enlace con China. Una política de cooperación sobre temas sumamente importantes para ambos países. Por ejemplo, el cambio climático, el control de armas nucleares y la paz en la península coreana.

¿Cuándo se quebró esa esperanza de cooperación entre EEUU y China?

Cuando Xi Jinping llegó al poder, la ambición de China cambió. Y cambió radicalmente. Ahora hay muchos enfrentamientos entre los dos países. Los líderes estadounidenses están tratando de crear las condiciones para que puedan cooperar y a la vez competir, pero sin llegar a conflictos. Por eso estamos viendo cada vez más visitas del Secretario de Estado Antony Blinken y la del Tesoro Janet Yellen a Beijing, como también de los representantes chinos que acaban de ir a Washington.

¿Es posible mantener ese fino equilibrio de competencia con China sin que desborde hacia el riesgo bélico?

Será muy pero muy difícil, porque el único punto de comparación histórico que tenemos es la Guerra Fría con la Unión Soviética. Y gracias a Dios los dos superpoderes de la época evitaron una guerra nuclear, pero hubo muchos momentos en los que estuvieron muy cerca.

"Tenemos que entender que nuestros socios latinoamericanos no ven en China una amenaza, tal como la vemos nosotros"

¿Qué hecho podría derivar en una tensión militar con China semejante a la de la crisis de los misiles con la URSS?

Ojalá que algo así no pase. Pero un conflicto podría pasar sobre Taiwan. Eso sería drástico y no sé qué podría pasar si China la toma.

Biden recibe a 9 presidentes con una nueva estrategia para frenar la incidencia de China en la región

¿La ambición de China es meramente económica?

Por lo general China busca enlaces económicos. En los últimos 20 años el comercio entre China y América Latina creció. En 2001 era de 18 mil millones de dólares. El año pasado fue de 450 mil millones. Y podría llegar a 700 mil millones en 2035. Las relaciones económicas entre China y la región van a perdurar. Cada vez hay más inversiones. En Argentina hay una fábrica de energía nuclear, otra solar y una base de investigación espacial. También en el triángulo del litio, en Argentina, Bolivia y Chile. En megapuertos, en Chankay en Perú, otras cercanas al canal de Panamá. Estas inversiones traen muchos beneficios a Latino América. Pero lo que preocupa a los Estados Unidos es que algunas inversiones pueden tener doble uso: propósitos comerciales y también militares.

¿Existen antecedentes de ese doble uso comercial y militar por parte de China?

Una empresa estatal china construyó un puerto en Emiratos Árabes y en Guinea Ecuatorial, y después de unos años la fuerza naval empezó a construir algunos desarrollos allí para uso militar. No hemos visto esta tendencia en América Latina, pero sí puede pasar en cinco o diez años. Hay que prestar mucha atención para que no pase en nuestra región.

¿Qué magnitud tiene la actual caída del crecimiento económico chino y la crisis en el boom inmobiliario?

Hay muchos problemas económicos en China. Los gobiernos provinciales y municipales tienen una cantidad de deudas por los costos de la política del Zero-Covid. Y hay una burbuja en la industria de bienes raíces. Cada vez más compañías multinacionales están cambiando su cadena de suministro por fuera de China, tanto en la India como en Vietnam y México. Es una combinación de factores que está afectando el crecimiento económico de China. Y es muy probable que eso impacte a la estrategia de la Franja y la Ruta. Eso significaría que los bancos o las empresas estatales chinas no puedan invertir en megaproyectos como los que veíamos en la década pasada.

Por lo general China busca enlaces económicos. En los últimos 20 años el comercio entre China y América Latina creció. En 2001 era de 18 mil millones de dólares. El año pasado fue de 450 mil millones. Y podría llegar a 700 mil millones en 2035. Estas inversiones traen muchos beneficios a Latino América

¿Percibe una merma en la ambición de la Franja y la Ruta?

La tendencia ya está en marcha. En 2021 el Banco de Desarrollo y el Banco de Exportación e Importación de China no le brindaron préstamos a América Latina. Durante el foro para conmemorar el décimo aniversario de la Franja y la Ruta, que acaba de realizarse en Beijing, el presidente Xi Jinping y otros funcionarios manifestaron que los proyectos pagados por China debían ser Xiaomei, que en Mandarín significa pequeño y hermoso.

¿Es decir, achicarse?

Exacto, achicarse y asegurarse que no causen muchas deudas por parte del otro país.

"Tenemos que entender que nuestros socios latinoamericanos no ven en China una amenaza, tal como la vemos nosotros"

¿Es relevante el intento por instalar al yuan como moneda de intercambio con Latinoamérica, en un intento incipiente por reemplazar al dólar como divisa?

Es muy prematuro. De todas las transacciones internacionales, más del 60% todavía están dolarizadas. En el otro 30% se usan euros, y solamente cerca de un 2% o 3% se cursa en yuanes. Si bien hay líderes como Luis Arce en Bolivia, Lula da Silva en Brasil y el gobierno de la Argentina que está tratando de usar yuanes, decir que van a reemplazar al dólar es muy, pero muy prematuro.

¿La competencia con China no debería empujar a Estados Unidos a tener mayor presencia y a intentar seducir económicamente a América Latina?

Es muy curioso. Nuestros competidores estratégicos, China y Rusia, pasan la mayor parte de sus recursos y tiempo en sus esferas de influencia. Está el caso de Rusia con la guerra en Ucrania y los otros países post-soviéticos. Y claro que China con Taiwán y el Mar Meridional. Entonces, ¿por qué los Estados Unidos es el único país que ha ignorado a su vecindario por tanto tiempo?

Cuando Xi Jinping llegó al poder, la ambición de China cambió. Y cambió radicalmente. Ahora hay muchos enfrentamientos. Los líderes estadounidenses están tratando de crear las condiciones para que puedan cooperar y a la vez competir, pero sin llegar a conflictos.

¿Por qué cree qué EEUU ignora a América Latina?

A lo largo de las décadas hemos dado por cierto y sentado que ya es una región de democracia y sin muchos conflictos armados, sin darnos cuenta de que sí hay una gran competencia con China. Además los chinos no están matando 100.000 americanos cada año. Lo que sí los mata es el fentanilo y los opioides. Los precursores vienen de fábricas chinas, pero las organizaciones transnacionales criminales como el Cartel de Sinaloa y el de Jalisco Nueva Generación están vendiendo estas drogas en las calles americanas. La migración irregular, un tema importante tanto para demócratas como para republicanos, también tiene efectos directos sobre nuestra seguridad nacional. Entonces, deberíamos pasar más tiempo fortaleciendo nuestros enlaces en esta región para manejar problemas que, sino, van a afectar a nuestra seguridad.

Pero prestarle atención a la región tiene un costo en inversiones multimillonarias que no todos quieren pagar...

Exacto. Yo sé que recientemente la Comandante del Comando Sur, Laura Richardson, se ha reunido con la Secretaria de Comercio, Gina Raimondo y con algunos ejecutivos del sector privado para tratar de animarlos a invertir más en la región. Va a ser un reto porque el sector privado no ve a esta región tan favorable por la corrupción arraigada. Hay que lidiar con esta corrupción para animar y fomentar más inversiones.

Argentina y Brasil presionan para que el Congreso restablezca un sistema de importaciones sin arancel

La administración de Joe Biden tiene algunas políticas incipientes en esa línea. ¿Qué importancia les da?

El Gobierno tiene una política nueva: la Asociación de las Américas para la Prosperidad Económica (APEP). Esa debería ser una alternativa, una opción a la Franja y la Ruta, pero todavía no hemos visto la plata que viene con esta política. Creo que tenemos que poner más dólares y más recursos a las bonitas palabras que enuncian los funcionarios. Otra cuestión adicional es que contamos con muchas herramientas de diferentes instituciones y sectores del gobierno, pero el problema es la falta de coordinación. Tenemos que centralizar y armonizar a la USAID (Agencia de los Estados Unidos para el Desarrollo Internacional), con la agencia para el desarrollo internacional, la Cooperación del Desarrollo Financiero FIC, entre otras herramientas.

"Tenemos que entender que nuestros socios latinoamericanos no ven en China una amenaza, tal como la vemos nosotros"

Al no tener un tratado de libre comercio con EEUU, Argentina reclama que el gobierno de Biden haga una excepción dentro de la Ley de Reducción de la Inflación para facilitar las exportaciones de litio. ¿Le parece que es un caso testigo de ese mayor interés por Latinoamérica que usted demanda?

Claro que sí. Son cambios muy pequeños de nuestra parte que serían importantes para nuestros socios, como Argentina. Porque de los países que componen el Triángulo del Litio, solamente Chile se beneficia de esta nueva Ley sobre la inflación. Hay que cambiarla, hay que incluir a Argentina.

En los debates de los precandidatos republicanos el tema América Latina estuvo ausente, salvo por los reclamos para fortalecer la frontera y hacer un despliegue militar en México. ¿Ese será el tono de la campaña?

Es una pena que América Latina no figure en la campaña. Pero estamos recién en los inicios. Y claro que la migración ilegal es un tema que los republicanos van a usar como un palo para pegarle a la administración de Biden. Pero cualquier candidato tiene que darse cuenta de la importancia de esta región para nuestra seguridad nacional. Tiene que reconocerlo. Y prestarle atención también a la influencia creciente de China en algunas actividades ilegales.

¿A qué actividades ilegales se refiere?

La pesca ilegal. Además hay individuos involucrados en el lavado de dinero, vinculado a las criptomonedas, ayudando a los carteles. La venta de animales silvestres. El tráfico de personas. Hay cada vez más chinos llegando a Ecuador y pasando la frontera estadounidense. Las fábricas y compañías farmacéuticas están vendiendo precursores del fentanilo. La presencia china está en actividades ilegales y no estamos prestando atención para frenarla.

El Gobierno tiene una política nueva: la Asociación de las Américas para la Prosperidad Económica (APEP). Esa debería ser una alternativa, una opción a la Franja y la Ruta, pero todavía no hemos visto la plata que viene con esta política. Creo que tenemos que poner más dólares y más recursos a las bonitas palabras 

¿No hay un riesgo de despertar cierta "chinofobia" entre los ciudadanos? En Florida el gobernador Ron DeSantis limitó la compra de propiedades de chinos y quitó subsidios a escuelas que tengan relación con ese país.

Sí, está ese riesgo. Y ojalá que no se nos repita la historia del macartismo, cuando se atacaba y criticaba a actores que supuestamente tenían vínculos con la Unión Soviética. O la de la Segunda Guerra, cuando japoneses y alemanes con ciudadanía americana fueron perseguidos. Hay que encontrar un balance entre mantener la puerta abierta para los inmigrantes chinos, respetar la contribución que han tenido a nuestra sociedad, tanto en los negocios como la investigación y el servicio de gobierno, pero a la vez proteger la nación. Porque el gobierno chino está usando todas las palancas disponibles para tratar de llevar a cabo espionaje, robar secretos del Estado y de compañías americanas. Y usa a la diáspora china para tratar de servir a sus intereses.

¿Está a favor de regular o prohibir el uso TikTok, red social de origen chino, tal como proponen algunos congresistas?

Tengo amigos de la generación Z que usan TikTok. Es una red social que publica videos de gatos y perros. No creo que haya una amenaza detrás. Pero a la vez sé, porque también he usado otra red social china que se llama WeChat, WeShin, que la Ley de Seguridad Nacional en China requiere que cualquier compañía tiene que compartirle información de sus usuarios al gobierno. Y tanto WeChat, como la compañía materna de TikTok, ByteDance, tienen que acatar esa ley. Entonces, ¿quién quita que durante la campaña, algunos funcionarios puedan usar TikTok para tratar de influenciar los pensamientos de los estadounidenses? El gobierno chino es experto en difundir la desinformación.

¿Qué alcance le ve a la política de Biden del nearshoring y los intentos por montar cadenas de suministros en países aliados de América Latina?

Estamos viendo esta estrategia en acción. El presidente Biden acaba de visitar a la India y Vietnam para destacar la importancia de esos dos países como productores de semiconductores, en reemplazo de China en la fabricación. Hay cada vez más países que están escogiendo a México, por ejemplo, para abrir sus fábricas para aprovechar la ley de reducción de inflación. Los funcionarios estadounidenses deberían ver la región como una opción viable para nearshoring.

¿Le falta impulso aún?

Creo que todavía se presta más atención a la India y a Vietnam pero, por ejemplo, los acuerdos con Panamá y Costa Rica para abrir centros de semiconductores es una buena señal. Y se debería seguir en esa línea, porque es mucho más seguro para EEUU tener una cadena de suministro de semiconductores más próxima. Eso solucionaría dos problemas: protegería nuestra cadena de suministros y generaría más trabajo en la región, desincentivando la migración.

"Tenemos la obligación, en defensa de nuestros intereses, de parar el desmantelamiento de la democracia"

¿La contracara del desinterés de EEUU por el "vecindario" latinoamericano es cierto sentimiento anti-estadounidense en la región?

Estamos en el aniversario 200 de la Doctrina de Monroe. Y cuando hay ciertos representantes republicanos que proponen mandar el ejército norteamericano a México para luchar contra las pandillas o hay algunos dirigentes diciendo que deberíamos tener una Doctrina Monroe 3.0...

El gobernador DeSantis lo propuso así textualmente...

Eso exacerba esta historia de anti-americanismo. Creo que en lugar de hablar de la Doctrina Monroe deberíamos hablar más de la política de "buen vecindario" o "buen vecino", que fue la del presidente Roosevelt durante la Segunda Guerra. Lo único que quieren nuestros socios latinoamericanos es más atención, más inversión. Y no es tan difícil para los Estados Unidos darles esas dos cosas. Pero también tenemos que darnos cuenta que nuestros socios latinoamericanos no necesariamente ven a China como una amenaza, así como la vemos nosotros.

¿EEUU da por hecho que China es una amenaza y América Latina no?

Exacto. Te doy un ejemplo: organizamos un foro de África y las Américas sobre China. Entonces, invitamos a expertos de África y latinoamericanos. Una conclusión fue que las dos regiones no ven a China como una amenaza tan grande a su seguridad nacional, sino como una oportunidad, con algunas preocupaciones que deberían manejar. La conversación no era cómo frenar la influencia de China, sino cómo podemos maximizar los beneficios de su inversión y limitar sus potenciales amenazas.

¿Cuáles eran las potenciales amenazas percibidas?

La militarización de algunas inversiones, cómo evitar la trampa de la deuda y proteger la información de los ciudadanos.

¿Considera que la democracia dejó de ser un valor incuestionable tanto en EEUU como América Latina?

Definitivamente creo que todas las democracias en todo el mundo están enfrentando muchos desafíos. Lo hemos visto en Medio Oriente: una democracia como Israel atacada por el grupo terrorista Hamas. Una democracia como Ucrania atacada por el autoritario Putin. Y en América Latina la ONG Latinobarómetro hizo una encuesta y reveló que solamente el 48% valoraba la democracia. Dudo que ellos realmente no crean en la democracia, sino que hay una falta de confianza en que la democracia puede proteger sus intereses.

En América Latina una encuesta reveló que solamente el 48% valoraba la democracia. Dudo que ellos realmente no crean en la democracia, sino que hay una falta de confianza en que la democracia puede proteger sus intereses 

¿Cómo se podría revertir esa desconfianza en la democracia?

Hay que tener una reactivación de las instituciones democráticas en la región. Se puede hacer con la lucha contra la corrupción. Tiene que ser prioridad número uno. Porque yo creo que después de manejar la corrupción, se puede atraer más inversiones, construir un país de apego a la ley y respeto a los Derechos Humanos. Los EEUU puede ser un socio importante para fortalecer estas instituciones democráticas.

¿Qué comportamiento del voto latino pronostica para las presidenciales de 2024?

Es una pregunta muy difícil. No es un voto homogéneo. En el estado de La Florida se dice que es un bloque unívocamente republicano ya, pero la verdad es que hay muchos latinos que no son de derecha ni son de izquierda. La comunidad cubano-americana va a apoyar al candidato republicano. Ha estado muy atrás de Donald Trump durante su período, pero muchas cosas pueden cambiar.

¿Qué opina de la elección presidencial argentina, en donde el candidato Javier Milei se referencia en la figura de Trump?

Argentina en estos momentos está bajo la lupa. Habrá que ver quién gana en la segunda vuelta. Se dice que Milei podría ser el Trump de la Argentina. Los dos se ven como outsiders de las instituciones tradicionales en política. Pero cada país tiene su idiosincrasia. 

Temas de la nota:
Post a comment
To submit your comment, you must confirm that you have read and accepted the terms regulation and LPO conditions
Comments
The comments published are the sole responsibility of their authors and the consequences derived from them may be subject to the corresponding legal sanctions. Any user who includes any comment in violation of the terms and conditions regulation in their messages will be eliminated and disabled to comment again.
Noticias Relacionadas
"Biden has handed control of the Southern border to the Mexican drug cartels"

"Biden has handed control of the Southern border to the Mexican drug cartels"

By Andres Fidanza (Miami)
Republican Mario Díaz-Balart has a decisive influence in the allocation of funds abroad. In dialogue with LPO, he attacks Biden's foreign policy and explains why Latinos are moving away from the Democratic Party.
Blinken lamentó en público que Biden haya arruinado la cumbre con Xi Jinping al tildarlo de "dictador"

Blinken lamentó en público que Biden haya arruinado la cumbre con Xi Jinping al tildarlo de "dictador"

LPO (Washington DC)
El secretario de Estado delató ante las cámaras que no sabe cómo evitar los errores del presidente. Por qué lo consideran el dueño del poder en la Casa Blanca.
Biden, Xi Jinping y el compromiso light de los mayores contaminadores del mundo

Biden, Xi Jinping y el compromiso light de los mayores contaminadores del mundo

By Edgar Costa (San Francisco, enviado especial)
Acordaron medidas para mitigar los gases de efecto invernadero. Pero China duda de su efectividad.
Biden reconoce que Newsom puede ser presidente y deja abierta la puerta para dar un paso al costado

Biden reconoce que Newsom puede ser presidente y deja abierta la puerta para dar un paso al costado

LPO (Washington DC)
Ironizó ante el gobernador de California con la posibilidad de que ocupe su puesto. Telón de fondo, entre las dudas en el partido y las advertencias de Obama.
Xi le avisó a AMLO que aportará a Biden información sobre cárteles mexicanos

Xi le avisó a AMLO que aportará a Biden información sobre cárteles mexicanos

LPO
El presidente ya no contradice la tesis de los laboratorios en México. Presión sobre la UIF. Mañana reunión clave en San Francisco.
Tras el acuerdo por el fentanilo, Biden busca evitar que Xi Jinping lo engañe como a Trump

Tras el acuerdo por el fentanilo, Biden busca evitar que Xi Jinping lo engañe como a Trump

LPO (Washington DC)
El entendimiento con el líder chino por la crisis de los opioides es considerado un primer paso, pero no ofrece garantías. La tensión que subsiste y el riesgo de no cambiar nada.