Texas
Los latinos y la reelección de Abbott
By Mark P. Jones
La encuesta de la Universidad de Houston muestra que el gobernador perdió adhesión entre las latinas por su rechazo al aborto, pero obtuvo una ventaja mayor sobre O'Rourke entre los hombres. Los números claves.

 En los últimos seis meses, y contra la mayoría de los pronósticos, el gobernador republicano de Texas, Greg Abbott, ha mantenido una ventaja del 5% sobre su rival demócrata, Beto O'Rourke. Indispensable para esta ventaja sobre O'Rourke ha sido el fuerte apoyo de Abbott entre los votantes latinos.

Tras la masacre en Uvalde, en Texas, y el fallo histórico de la Corte Suprema de Estados Unidos que anuló el aborto a nivel federal, muchos observadores esperaban que Abbott perdiera el apoyo latino, algo que sucedió en parte entre las mujeres latinas. Sin embargo, Abbott también obtuvo mayor apoyo durante este mismo período, principalmente de hombres latinos, que son un componente cada vez más indispensable de su plan de victoria.

Entre el 14 y el 24 de enero de 2022, la Hobby School of Public Affairs de la Universidad de Houston realizó una encuesta a 1400 votantes registrados de Texas. Abbott tenía un 48% a 43% sobre O'Rourke entre los votantes probables, con un 3% de intención de voto para los candidatos del Partido Libertario o del Partido Verde y un 6% de indecisos. La ventaja de Abbott se basaba en dos factores: una ventaja sustancial del 23 % entre los tejanos blancos (57 % contra 34 %) combinada con un apoyo sustancial entre los latinos de Texas, con el 39 % del voto latino en comparación con el 51 % de O'Rourke. Entre los tejanos negros, sí se notaba la diferencia: prefirieron abrumadoramente a O'Rourke (77%) antes que a Abbott (13%).

Seis meses después, luego de la Masacre de Uvalde, la decisión de la Corte Suprema de EE. 7 de julio de 2022 y el hallazgo de un camión con 53 migrantes muertos en San Antonio, los cambios son imperceptibles y la base de Abbot se mantiene estable.

En la encuesta de junio/julio que acabamos de publicar, el gobernador conserva una ventaja de 49% a 44% sobre O'Rourke entre los votantes probables, con una intención de voto del 2% para los candidatos del Partido Libertario o del Partido Verde y un 5% de indecisos. La ventaja a favor de Abbott se basa una vez más en los mismos dos factores que en enero: la supremacía sustancial del 27 % entre los tejanos blancos (60 % contra 33 %) combinada con un apoyo fundamental entre los latinos de Texas, con el 42 % del voto latino en comparación con el 51 % de O'Rourke. Los tejanos negros una vez más prefirieron abrumadoramente al demócrata (80%) sobre el gobernador (8%). Al aumentar modestamente su participación en el voto latino (43% del voto latino válido), Abbott sigue en camino a una victoria en noviembre.

Abbott es plenamente consciente de que mientras gane entre el 40% y el 45% del voto latino válido (en enero tenía el 42%), tiene la victoria prácticamente asegurada en noviembre de 2022. Después de los tejanos blancos (58-62% de los participantes votantes latinos), los tejanos latinos representan el siguiente bloque de votantes más grande del estado (24-26 %), seguidos por los tejanos negros (12-13 %) y los tejanos asiático-americanos (3-4 %).

Abbott es plenamente consciente de que mientras gane entre el 40% y el 45% del voto latino válido (en enero tenía el 42%), tiene la victoria prácticamente asegurada en noviembre de 2022.

Si bien Abbott mejoró modestamente su participación en el voto latino total, debe su sólido desempeño continuo entre la comunidad latina a los hombres latinos, no a las latinas. Parecería que la combinación de la masacre de Uvalde y el fallo de la Corte contra el aborto han modificado la percepción de un sector de las votantes latinas que en el pasado apoyó a Abbott y ahora decide alejarse de él debido a su papel destacado en poner fin a la práctica del aborto en Texas (excepto cuando la vida de la madre está en riesgo).

Así, la decisión de Roe y la resistencia del gobernador a cualquier control de armas después de la masacre de Uvalde le ha costado apoyo entre las latinas. La ventaja de O'Rourke sobre Abbott entre las latinas aumentó del 15 % en enero al 24 % en junio/julio. La participación de Abbott en el voto válido entre las latinas en junio/julio se redujo al 36 %, por debajo del umbral del 40 % que Abbott necesita para la reelección.

Así, la decisión de Roe y la resistencia del gobernador a cualquier control de armas después de la masacre de Uvalde le ha costado apoyo entre las latinas. La ventaja de O'Rourke sobre Abbott entre las latinas aumentó del 15 % en enero al 24 % en junio/julio.

Afortunadamente para Abbott y desafortunadamente para O'Rourke, los hombres latinos también votan, y durante este mismo período de seis meses, el excedente de O'Rourke entre los hombres latinos se transformó en un déficit.

Mientras que en enero O'Rourke superaba a Abbott por un 8 % entre los hombres latinos (50 % a 42 %), en junio/julio la tendencia se invirtió y es Abbott el que supera a O'Rourke por una diferencia del 15 % (54 % a 39 %.) Este cambio de los hombres latinos que se inclinan por Abbott se puede atribuir a una combinación de su oposición al control de armas y al aborto, así como a su preocupación por el aumento del nivel de inflación en los Estados Unidos, una enfermedad que justa o injustamente se atribuye al presidente demócrata Joe Biden y otros demócratas como O'Rourke en general.

Mientras que en enero O'Rourke superaba a Abbott por un 8 % entre los hombres latinos, 50 % a 42 %, en junio/julio la tendencia se invirtió y es Abbott el que supera a O'Rourke por una diferencia del 15 %, 54 % a 39 %.

A medida que nos acercamos a las elecciones para gobernador de Texas del 8 de noviembre de 2022, se vuelve cada vez más claro que los latinos, una vez más, desempeñarán un papel fundamental para determinar si Abbott es elegido para un tercer mandato de cuatro años como gobernador (no hay límites en la reelección de gobernador en Texas), o si Beto es capaz de dar la sorpresa y poner fin a la racha de derrotas del Partido Demócrata en todo el estado de Texas que se remonta a 1996 (la última vez que los demócratas de Texas ganaron una elección estatal fue en 1994) .

Post a comment
To submit your comment, you must confirm that you have read and accepted the terms regulation and LPO conditions
Comments
The comments published are the sole responsibility of their authors and the consequences derived from them may be subject to the corresponding legal sanctions. Any user who includes any comment in violation of the terms and conditions regulation in their messages will be eliminated and disabled to comment again.