Republicanos
Entrevista exclusiva
"Si las cosas se dan como parecen, el presidente va a ser de nuevo Donald Trump"
El latino Jaime Florez es el vocero del Partido Republicano. En un diálogo a fondo con LPO, habla del caucus de Iowa, del liderazgo de Trump y del giro conservador de los hispanos.

El vocero de los republicanos hace equilibrio con elegancia. El colombiano Jaime Florez evita tomar partido respecto a una interna partidaria en marcha, a pocos días para el inicio del caucus de Iowa. Pero a la vez asume una realidad a esta altura indisimulable: Donald Trump es el favorito para convertirse nuevamente en el candidato del GOP. Florez tiene más de 40 años de experiencia en las distintas variantes de la comunicación. Nacido en Bogotá, trabajó como periodista en medios escritos, en radio y TV. Fue portavoz político y director de relaciones públicas corporativas. Vivió en su ciudad natal, también en Río de Janeiro, en Nueva York y, ahora, en Miami.

En mayo del 2021, tras la salida de Trump de la Casa Blanca, fue designado como el vocero en español del Partido Republicano. Le tocó un contexto especialmente difícil que se extiende hasta hoy. Florez representa la voz unificada de un GOP en el que todavía reina la desconfianza entre dirigentes trumpistas, moderados y opositores al liderazgo del expresidente. El panorama de 2024, sin embargo, aparece más calmo y ordenado que el de hace 3 años. Muchas encuestas pronostican un triunfo de la oposición en noviembre. En una extensa charla con LPO, Florez habla sobre el dominio de Trump en la interna y sobre las responsabilidades del ataque al Capitolio en 2021. Además, culpa a Joe Biden tanto por la crisis migratoria como por la acumulación de causas contra Trump y se ilusiona con la gestión de Javier Milei en la Argentina.

¿Qué importancia tendrá el resultado del caucus de Iowa en la interna republicana?

Más que decisivo porque Iowa es un estado pequeño y un número limitado de delegados, tradicionalmente Iowa expone por dónde pasa la cuestión. Es el punto de partida, la largada del partido. Esperamos que esos cómputos marquen una tendencia de lo que será el resto de las elecciones primarias. En este caso, no hay precedentes en el sentido de la magnitud. Está prácticamente definido, acorde a las encuestas, que dan ganador al ex presidente Trump. Podría significarle la elección de suficientes delegados como para ganar en la Convención de julio, aunque da la impresión de que la definición podría llegar mucho más rápido, tal como vienen las encuestas.

"Trump está expandiendo su base electoral entre los latinos. No paramos de crecer desde el 2020"

Si se termina imponiendo Trump, ¿el 100% del Partido Republicano se va a alinear detrás de su postulación?

Sí, sin lugar a dudas. Los candidatos que participaron en los debates firmaron un compromiso con el Comité Nacional Republicano de apoyar al candidato que resulte elegido por la Convención, y que será nominado oficialmente por el partido. Es lo que llamamos "la política de derrotar a Biden". Está firme ya que está firmado. Y hay antecedentes en este sentido. Cuando se produjo la decisión de la Corte Suprema de Colorado, los demás candidatos apoyaron al ex presidente en ese atentado contra la democracia del que ha sido el objeto Trump.

"Si las cosas se dan como parecen, el presidente va a ser de nuevo Donald Trump"

¿Hay antecedentes de este nivel de beligerancia entre precandidatos republicanos?

Es normal en el proceso de elecciones primarias. En las primarias cada uno de los candidatos quiere brillar con su luz propia, tener su propia impronta y dejar su huella. Cuando termina el proceso y venimos con el candidato oficial, lo usual es que todos los demás se unan en torno del elegido para sacar adelante al partido. Ha habido algunas excepciones, pero es lo tradicional. Y en este caso, el país necesita urgentemente que alguien se haga cargo de todas las crisis que estamos atravesando, en el aspecto económico, el internacional, el de seguridad doméstica, de la crisis fronteriza y una serie de temas en los que esta administración ha estado ausente. El partido y los candidatos entienden que hay que cambiar.

¿Quién cree que será el candidato a vicepresidente de Trump?

Es una decisión soberana y autónoma del candidato, y de nadie más en el partido. Suele ser quien elijan el candidato y su entorno muy directo. No hay antecedentes de que el partido le haya impuesto o sugerido. Lo que tradicionalmente se busca en un vicepresidente es alguien que sume a la fórmula, que sea de un nuevo componente étnico o racial, de una nueva región o acorde a una cuestión de género. Mucha gente decía que la fórmula ideal para Trump sería tener a un Ron DeSantis como vice, cosa que no sumaría mucho, porque los dos son muy parecidos en personalidad, origen y en la manera de ver las cosas. Además los dos provienen de Florida.

El ex vicepresidente Pence es un muy buen hombre y una gran persona. Fue un gran funcionario público. Pero le tocó un momento histórico muy difícil. Tuvo que hacer lo que hizo porque en ese momento era más importante la Constitución que la lealtad a la figura del entonces presidente

¿La postulación de Trump puede esta vez alterar ese cálculo tradicional para elegir al vice? 

Esta ocasión es mucho más especial porque, como van las cosas, podríamos tener a un presidente ocupado de temas judiciales que le han querido montar para tratar de descarrilar su campaña. Y el vicepresidente tendría que ser alguien realmente preparado para llevar las riendas del país mientras el presidente se quita de encima todos estos problemas.

"Si las cosas se dan como parecen, el presidente va a ser de nuevo Donald Trump"

Tras la experiencia con Mike Pence, ¿esta vez el valor de la confianza será un componente extra en la elección del vice?

Sí, y tratándose de los antecedentes que conocemos de Donald Trump, para quien eso es fundamental: la lealtad, la plena confianza que debería tener en su vicepresidente, sobre todo después de lo que sucedió con el ex vicepresidente Pence. Algunos consideran que no le fue leal al presidente. Otros consideran que hizo lo que tenía que hacer: respetar la constitución y mantener esa distancia. Pero obviamente Trump no se dio por satisfecho.

¿Usted qué considera sobre el accionar de Pence?

Considero que hizo lo que tenía que hacer y que eso lo dejó fuera de las consideraciones futuras. Lo que es lamentable. El ex vicepresidente Pence es un muy buen hombre y una gran persona. Fue un gran funcionario público y un gran vicepresidente. Pero le tocó un momento histórico muy difícil. Tuvo que hacer lo que hizo porque en ese momento era más importante la Constitución que la lealtad a la figura del entonces presidente. Desde mi punto de vista personal, hizo lo que tenía que hacer.

¿Trump obró mal durante el ataque del Capitolio del 2021?

No, yo creo que la toma del Capitolio no fue decidida por él. No fue ni siquiera una estrategia de él. Los demócratas lo sostienen para tratar de sacar provecho político de esa situación. Es lamentable porque además dejó a varias personas muertas. El propósito fue simplemente protestar contra lo que ellos consideraban que eran, y muchos todavía consideran, irregularidades en el conteo de los votos de ciertos estados. Hay indicios de que algunas cosas no salieron bien. No se trata de cuestionar el resultado de las elecciones.

"Biden le ha entregado el control de la frontera sur a los narco-cárteles mexicanos"

¿Duda del triunfo legítimo de Biden en 2020?

Nosotros, como Comité Nacional Republicano, reconocimos la victoria de Biden. No había ninguna prueba que nos ayudara a demostrar que sucedieran esas cosas y, a los efectos de lo que le convenía al país, era importante dejar ese capítulo cerrado. Y así lo hicimos. Pero existe todavía un descontento y una de las cosas que nuestros votantes nos dicen recurrentemente es que nosotros no debiéramos preocuparnos exclusivamente de que votemos por nuestros candidatos, sino garantizar también que, a la hora de contar los votos, haya justicia y haya lealtad. La democracia nos permite elegir a nuestros líderes, pero nos obliga también a mantener este sistema funcionando vivo y con lealtad. De nada nos sirve salir a votar si el resultado de las elecciones no refleja la voluntad de quienes votan. Tenemos la obligación de garantizar que los procesos electorales sean limpios y transparentes. Y si no es así, tenemos el derecho a reclamarlo. Eso era lo que estaba haciendo la gente allí. Yo conozco a mucha gente que estuvo allí y que no tuvo nada que ver con ningún hecho violento. Sólo estaban ejerciendo su derecho ciudadano. 

"Si las cosas se dan como parecen, el presidente va a ser de nuevo Donald Trump"

Pero hubo situaciones muy violentas...

Sí, también hubo indicios de que quienes tenían a cargo la seguridad no tomaron las medidas correspondientes para evitar los desmanes que lamentablemente terminaron produciéndose. Pero de ahí a tratar de aprovechar esto, vinculando a personas que ni siquiera estaban en Washington ese 6 de enero, solamente para perjudicar los intereses del partido republicano, me parece una jugada muy sucia, muy baja de parte del establishment demócrata. Esto se ha venido investigando a lo largo de todos estos años. Pero ellos encontraron allí un filón que les permite destruir la imagen del presidente número 45 de los EE.UU. Y han tratado de hacerlo, sin ningún éxito, porque ha sucedido absolutamente lo contrario. Cada vez que acusan a Trump de alguna cosa nueva, su popularidad aumenta significativamente y también la recaudación de campaña. 

¿Piensa que las causas judiciales contra Trump están digitadas desde la Casa Blanca?

Sí, definitivamente, Por la Casa Blanca y por el liderazgo del Partido Demócrata. Que tiene a la cabeza y a cargo al presidente de EE.UU, el demócrata más importante. Es parte de una estrategia que, lamentablemente, quienes venimos de América Latina hemos visto en países como Nicaragua, donde Daniel Ortega judicializa a cualquiera que pueda ser su adversario. Lo mismo que Nicolás Maduro contra María Corina Machado en Venezuela. Hemos visto recurrentemente esa persecución judicial en repúblicas bananeras. Pero nunca imaginamos que iba a suceder en EE.UU. algo tan repugnante y vergonzoso.

Trump le pidió a la gente que saliera y protestara, que esto era inadmisible. Y lo pidió con ganas. Pero en ningún momento dijo que entraran por la fuerza, ni que maten a nadie. Ni que ataquen la integridad física de las personas que están allí. Eso no sucedió y no existe ningún indicio que logre demostrar algo siquiera parecido 

¿Cómo se despliega esa influencia del gobierno sobre la justicia?

Hay pruebas de que efectivamente el gobierno tiene cierta injerencia. Hemos visto por parte del Departamento de Justicia ralentización en procesos contra el presidente y contra otros demócratas ilustres. Mientras cuando son causas contra Trump cobran una velocidad enorme. La Cámara de Representantes se reunió repetidamente para estudiar los hechos del 6 de enero del 2021. Se creó una Comisión, sin presencia de ningún republicano. Solamente demócratas participaron. Se dedicaron a revisar las acciones de Trump. Y no pasó absolutamente nada. No pudieron demostrar nada porque no hay nada que demostrar. No existe. Ellos llaman a esto "insurrección" y analizan el movimiento de vehículos que no los llevan a ninguna parte. No hay ninguna vinculación de lo ocurrido con las Fuerzas Armadas. Pero ellos están acusando al comandante en jefe de las Fuerzas Armadas de los Estados Unidos. 

"Si las cosas se dan como parecen, el presidente va a ser de nuevo Donald Trump"

¿Fue espontáneo el ataque al Capitolio?

Ahí lo que había era un grupo de personas, tampoco muy significativo, de 600 a un máximo de 1.000 personas que participaron por propia voluntad. Es cierto, el presidente, a través de los medios de comunicación le pidió a la gente que saliera y protestara, que esto era inadmisible. Y lo pidió con ganas. Pero en ningún momento dijo que entraran por la fuerza, ni que maten a nadie. Ni que ataquen la integridad física de las personas que estaban allí. Eso no sucedió y no existe absolutamente ningún indicio que logre demostrar algo siquiera parecido. No hay nada y esto va a salir a relucir cuando la Corte Suprema finalmente tome decisiones e investigue. Lo que tenemos es politización de algunos funcionarios del aparato judicial, fiscales y jueces, que deberían estar más interesados en impartir justicia que en manejar sus intereses. Se nota en una fiscal de Estado de Nueva York que fue electa usando como campaña la promesa de "acabar con Trump". No debería ser así: la política es una cosa, la justicia es otra. Uno de los valores fundamentales de nuestra democracia es la independencia de los poderes. Ni el Ejecutivo ni el Legislativo pueden utilizar al sistema judicial para los intereses propios de su ala de poder. Es lamentablemente. Si el presidente no tuviera los niveles de popularidad que tiene y el potencial de convertirse de nuevo en presidente, nada eso estaría sucediendo. Sucede porque ellos saben que puede serlo. Pero si las cosas se dan como parecen, el presidente va a ser de nuevo Donald Trump.

Trump revela que Milei lo llamó para darle las gracias y dice que LLA es una adaptación local del movimiento MAGA

Ante ese clima de persecución que describe, ¿qué garantías hay para que Trump no tome revancha y repita esa politización de la justicia contra Biden y los demócratas?

Hay una gran diferencia entre el Partido Republicano y el Partido Democrático de hoy. El Republicano tiene vertientes, matices, tendencias. La gente nos critica muchísimo: "Ustedes no son un partido unido ni monolítico". Bueno, unido y monolítico es el Partido Comunista de Cuba. Todos votan igual. Todos tienen que hacer lo que los líderes les mandan. Algo parecido sucede en el Partido Demócrata. No tienen siquiera un candidato que intente obtener la nominación enfrentando a Biden. No hay debates, no hay participación. Y todos saben, muchos de ellos se han pronunciado, que Biden no es el mejor candidato que podrían tener. Por su edad y sus problemas cognitivos, por los resultados y los niveles de popularidad bajísimos. Pero en su organización no hay replanteos. Hay críticas, pero de todas maneras se hace lo que el presidente pretende. Respondiendo a tu pregunta, si Trump quisiera hacer este tipo de cosas, va a surgir dentro del partido gente que se le va a oponer, gente que se ha opuesto inclusive a su nominación como candidato. Ya ha tenido que enfrentar críticas por no participar de los debates. El Partido Republicano es mucho más institución que el Demócrata en los días de hoy.

"Si las cosas se dan como parecen, el presidente va a ser de nuevo Donald Trump"

¿Una segunda presidencia de Trump no generaría una sociedad más polarizada y crispada aun?

Sí, eso puede suceder. Pero no creo que debe ser una consideración fundamental. No me parece que vivir en un país más cómodo sea más importante que vivir en un país más próspero, más sólido y mejor estructurado, donde la economía vuelva a ser lo que era en la administración anterior. En que las relaciones internacionales vuelvan a ser lo que eran. Y volvamos a ganarnos el respeto de nuestros enemigos y la confianza de nuestros aliados en el extranjero. Donde podamos tener una seguridad doméstica más clara, con ciudades que dejen de ser guaridas de criminales y las tasas de delincuencia no sigan aumentando. Con una frontera bajo control y un sistema de inmigración realmente justo y humanitario. Todo esto, el presidente Biden no lo ha cumplido. Se ha creado una bonanza para el tráfico de seres humanos y de narcóticos en las fronteras. Estamos eligiendo al primer mandatario de una Nación y no a nuestro director de relaciones públicas. Entonces, si le gusta manejar su Twitter, si habla con los medios de comunicación en un tono menos diplomático, así es, es su característica. Pero que nos dio un gobierno mucho mejor que el de estos tres años, no cabe ninguna duda.

El Partido Republicano tiene vertientes, matices, tendencias. La gente nos critica muchísimo: ´Ustedes no son un partido unido ni monolítico´. Unido y monolítico es el Partido Comunista de Cuba. Todos votan igual. Todos tienen que hacer lo que los líderes les mandan. Algo parecido sucede en el Partido Demócrata 

¿Existe realmente el riesgo de que haya fraude en esta elección?

Siempre existe el riesgo de fraude por una serie de razones. Todavía quedan dudas sobre quién maneja las boletas en algunos Estados. Porque en EE.UU., a diferencia de otros países, cada estado tiene la opción de manejar sus elecciones de manera autónoma. Hay estados que permiten la recolección de boletas: que una persona pueda llevar sus boletas, más las de sus amigos y vecinos para presentarlas directamente. Y hubo escándalos en ese sentido. En lugares donde viven personas mayores, alguien se encarga de recoger las boletas de todo el mundo, y resulta que todos terminan votando por la persona que el "recolector". El manejo de las boletas ausentes es un problema serio en varios estados.

¿Qué otro mecanismo del sistema electoral tan particular de EE.UU. favorece el fraude?

Otro tema es que algunos estados envían boletas a todas las personas que figuran en el padrón y no sólo a aquellas que las soliciten. Y muchas ya no viven en el sitio donde tenían la dirección registrada o incluso murieron. Pero esas boletas terminan en alguna parte. Y no es difícil recogerlas, llenarlas como convenga y entregarlas. Entonces, el Partido Republicano ha montado un departamento de integridad electoral de proporciones con voluntarios y abogados. Y ya hemos tenido que presionar y pelear en algunos estados. Es una lucha permanente.

"Si las cosas se dan como parecen, el presidente va a ser de nuevo Donald Trump"

¿Por qué está tan seguro de que la Corte Suprema nacional va habilitar a Trump y revertir las prohibiciones de Colorado y Maine?

Muy rápidamente la Corte Suprema de Justicia va a tomar determinaciones en este sentido. Primero, porque puede decidir hasta qué punto ese tema de la insurrección es válido. Segundo, el artículo de la enmienda 14 de la Constitución fue escrito con un espíritu distinto del que quieren aprovechar ahora. Era para evitar que las personas que habían participado de la guerra civil del lado de los perdedores pudieran tener posiciones en el nuevo gobierno. Eso no aplica para esta situación. Además, la Corte Suprema de Colorado hace mal en sancionar a alguien cuya culpabilidad no ha sido demostrada por ningún tribunal. Ningún tribunal ha dicho que efectivamente Trump participó de una insurrección. Es lo que presumen, cuatro jueces en una corte de siete. La Constitución establece la presunción de inocencia, no de culpabilidad. Ante el mismo tema por el prohibieron a Trump en Colorado, la Corte Suprema de Michigan resolvió a favor del presidente. Esto va a caer muy rápidamente en los demás estados. Además sobre el asunto de fondo de los hechos del 6 de enero de 2021 no hay pruebas en las que apoyarse. No va a interferir en la elección.

"Trump representa el fin de la democracia, como puede pasar en la Argentina con Milei"

¿La gente votará mayoritariamente preocupada por la democracia en riesgo, como plantea Biden, o por la situación económica, como pretende Trump?

Hay una frase de Bill Clinton: "It is the economy, stupid", y creo que es adecuada en estos momentos para Biden. La gente no va a caer en la trampa de la crisis de la democracia cuando advierta que justamente los demócratas han atentado contra la democracia. Se van a dar cuenta cuando se produzcan las resoluciones de la Corte Suprema de Justicia. Los republicanos tenemos derecho a elegir a nuestros candidatos. No son cuatro jueces de la Corte Suprema estatal ni cinco burócratas quienes deciden por quién tienen que votar los republicanos del país. Va a quedar muy claro que no hubo de parte del presidente Trump ningún atentado contra la democracia. Fue todo lo contrario. Nada es más importante para la democracia que el derecho a ejercerla y defenderla.

Con dos candidatos que rondan los 80 años y muchos votantes que preferirían un recambio que no aparece, ¿percibe una crisis de liderazgo en la política de Estados Unidos?

Hay algo lamentable que no se produce sólo en los EEUU. Parece ser una tenencia global. Los enemigos de la democracia, que puede no ser perfecta pero es el mejor sistema que tenemos, han logrado desacreditar el sistema. ¿Quién quiere ser presidente de EE.UU. cuando implica estar sujeto a una serie de impeachments con motivos falsos como, por ejemplo, el tema de la confabulación con Rusia que nunca existió? ¿Quién quiere ser presidente de un país si tus enemigos van a estar detrás de ti, tratando de causarte cualquier problema para acabar con tu tranquilidad y tu libertad por el resto de tu vida? Entonces sí, lamentablemente, los candidatos que tenemos son los que tenemos. Tenemos una cantidad enorme de personas con calificaciones extraordinarias como para ser mucho mejores presidentes de los EE.UU., pero no quieren participar de las molestias que se dan en todos los niveles. No sólo a nivel de presidencia, sino que lo ves en los concejos municipales y las legislaturas estatales. Gente buena y con capacidad teme meterse en el zafarrancho de la política. Además puede progresar sin tantas dificultades y con mejores salarios en el nivel privado.

Hay una frase de Bill Clinton: "It is the economy, stupid", y creo que es adecuada en estos momentos contra Biden. La gente no va a caer en la trampa de la crisis de la democracia cuando advierta que justamente los demócratas han atentado contra la democracia. Se van a dar cuenta cuando se produzcan las resoluciones de la Corte Suprema

¿Cómo se sale del empate paralizante entre fuerzas que se ve en el Congreso?

Con mayorías fuertes y de verdad, sea de un lado o del otro. Con partidos que realmente impulsen. Es fundamental que reestructuremos los partidos para que recuperen el valor y el poder de cambiar las cosas que tuvieron. Poder que deberían tener y que necesitamos. Nunca antes el vicepresidente había desempatado en tantas decisiones en el Senado, como ahora con Kamala Harris. Lo otro es fundamental en el Congreso es limitar la cantidad de periodos de un senador o congresista a dos periodos. Porque algunos se quedan ahí indefinidamente.

"Si las cosas se dan como parecen, el presidente va a ser de nuevo Donald Trump"

Estamos ante cifras muy altas de detenciones diarias en la frontera sur. ¿Qué magnitud tiene la crisis migratoria?

En la medida en que todos los días entren de 10 a 12 mil inmigrantes, de los que no sabemos quiénes son porque no existe logística y estructura, vamos a tener esa cifra o más llegando todos los días. Eso dificulta que tengamos una reforma migratoria que funcione.

¿Qué propone a cambio?

Lo primero que tenemos que hacer es simplemente cerrar la frontera o controlarla, de tal forma que sólo aceptemos que ingresen los inmigrantes que realmente podemos procesar. Necesitamos urgentemente dentro de esa reforma aumentar la cantidad de funcionarios, al servicio de la guardia, la supervisión de la frontera y el servicio de ayuda a esas personas. Para que podamos procesar a todos estas personas y no las tengamos años y años esperando la regularización de su situación migratoria. El tema de la frontera hay que resolverlo ya.

Sin tregua para Biden: el líder del Congreso se instala en la frontera sur con 60 republicanos

¿En qué se equivocó la administración de Biden en política migratoria?

No ha debido emitir órdenes ejecutivas que acabaron con la política de Permanecer en México. Era fundamental para procesar el flujo, que no se nos desborde y nos condene a una amnistía abierta, sin ni siquiera saber a quiénes les estamos dando la amnistía. Han llegado personas de diferentes países sin que pudiéramos analizar qué tipo de antecedentes criminales tienen.

¿Se refiere a algún país en particular?

Por ejemplo, Venezuela, con todo el respeto que tenemos por los venezolanos y lo bien que me parece que tengan la opción de venir acá después de la tragedia que vivieron en su país. Pero no sabemos si todos los venezolanos que están llegando están libres de antecedentes criminales, porque no tenemos un gobierno que coopere con nosotros suministrándonos esa información. Mientras estas cosas estén como están, es fundamental que cerremos la frontera, controlemos el ingreso y el transporte. La crisis de la frontera además trae otra en el aspecto humanitario: centenares de personas muertas tratando de atravesar un río. Eso como resultado de que el presidente en su campaña dice "a todo el que llegue aquí lo vamos a dejar entrar". Este país necesita una cantidad de inmigrantes. Pero hay que establecer cuáles, con qué tipo de destrezas y en qué lugar del país los necesitamos. Como hacen todos los demás países del mundo. Los republicanos, al contrario de lo que la gente dice, no somos contrarios a la inmigración. Estamos a favor de la inmigración legal y ordenada, no como ahora que estamos poniendo un serio riesgo nuestra seguridad nacional.

¿No considera que por momentos Trump sí tiene un discurso más abiertamente anti-inmigrante?

Es su estilo y, de alguna manera, le ha funcionado. Yo quisiera mantener mi neutralidad en las primarias, pero la gente lo escucha y apoya sus propuestas. Hay que ponerse también en los zapatos de quienes viven en este país, han pagado sus impuestos y hecho sus aportes a la seguridad social, y de repente ven en riesgo su bienestar y estabilidad. Eso a expensas de un presidente que no puede controlar la inflación y le ha dado entrada a 8 millones de personas. Puede haber mucha gente disconforme con eso. Y tal vez lo que esté intentando el expresidente es procurar apelar a esa gente y ganarse su simpatía.

Este país necesita una cantidad de inmigrantes. Pero hay que establecer cuáles, con qué tipo de destrezas y en qué lugar del país los necesitamos. Como hacen todos los demás países del mundo. Los republicanos, al contrario de lo que la gente dice, no somos contrarios a la inmigración

¿No es utópica la idea de cerrar la frontera? La gente desesperada va a seguir intentando entrar a un país rico como EE.UU.

Es cierto lo de los desastres humanitarios, pero yo no he visto que sea obligación de EE.UU. resolver los problemas de la población del resto del mundo. No podemos cerrarnos a dar esa ayuda humanitaria, pero debemos asumir que ya no somos ese país rico que éramos. Nosotros también tenemos problemas económicos serios. Los padece un segmento muy significativo de nuestra población. Lo vemos en California todos los días, que le acaba de dar seguridad médica a todos los inmigrantes indocumentados. Pero en paralelo tiene un problema gravísimo de gente sin vivienda, sin acceso a la salud y a alimentación básica. Este país tiene serios problemas internos que resolver, antes de arreglar los del resto del mundo. De nada sirve traer aquí millones de personas si los vamos a tener viviendo en la misma miseria que dejaron atrás. Lo único que vamos a hacer es cambiarles el idioma. Los vamos a tener viviendo en la misma miseria pero en inglés. Tienes razón. No hay una manera de cerrar la frontera. Pero sí de controlarla, cerrar ciertos pasos y desestimular a que la gente venga.

"Si las cosas se dan como parecen, el presidente va a ser de nuevo Donald Trump"

¿Qué importancia tendrá el voto latino en esta elección presidencial?

Creo que los latinos votan dependiendo de los asuntos que están en juego. Por ejemplo, el tema migratorio es un asunto importante, pero no para los puertorriqueños. Ellos son norteamericanos de nacimiento así que el tema migratorio para ellos no existe. Están más preocupados por la economía de la isla y la manera de adquirir más poder político. Los mexicanos, los centros americanos y de otros países también tienen intereses completamente distintos.

Exclusivo: el 90% de los latinos anuncia que irá a votar pero la mayoría no quiere ni a Biden ni a Trump

¿Qué elementos sí unifican a los votantes hispanos?

Fundamentalmente todos los hispanos estamos de acuerdo en las cuestiones básicas: la economía, la generación de empleo, la estabilidad, la educación de nuestros hijos y la seguridad de nuestro vecindario. A partir de ahí, los venezolanos tienen sus intereses, los colombianos y los argentinos los suyos.

¿Por qué cree que en los últimos años muchos hispanos se volvieron republicanos? 

El presidente Reagan ya lo decía: "Los hispanos son republicanos, lo que pasa es que todavía no lo saben". Últimamente, se han dado cuenta. Nosotros nos hemos encargado de que se fueran dando cuenta. Los hispanos se alinean mucho más con valores y principios propios de los republicanos más que con los de los demócratas.

¿Valores más conservadores?

Mucho más conservadores. Además los hispanos se han decepcionado porque el Partido Demócrata les dio la espalda. Como daban por descontado que "los hispanos son demócratas", nunca hicieron nada por ganarse esa preferencia. Barack Obama prometió la reforma migratoria. Estuvo 8 años en el poder, con el control de las dos cámaras y nunca la hizo realidad. Los hispanos se cansaron de las propuestas falsas demócratas y encontraron respuestas durante la administración pasada. Nunca antes habían tenido la posibilidad de comprar su propia vivienda como durante la administración de Trump. Además ven con terror cómo esta administración y el Partido Demócrata de Biden está tendiendo cada vez más hacia la izquierda, con personajes siniestros como Bernie Sanders, Alexandria Ocasio-Cortez y Rashida Tlaib. Los que venimos de Latinoamérica sabemos cómo llegan los lobos con su disfraz de oveja, anquilosándose en el poder para siempre. Pero los pueblos son mucho más inteligentes que sus líderes y que sus medios de comunicación.

Los hispanos se cansaron de las propuestas falsas demócratas y encontraron respuestas durante la administración pasada. Nunca antes habían tenido la posibilidad de comprar su propia vivienda como durante la administración de Trump 

¿Cuál es el vínculo entre los republicanos y la incipiente gestión de Javier Milei en la Argentina? 

Hay una relación muy clara con la congresista María Elvira Salazar, con tiene un vínculo personal con Milei. Desde el punto de vista republicano vemos con buenos ojos que Argentina se haya apartado de la tendencia de izquierda que estaba trayendo desde el gobierno de Kirchner, su señora y, a través de ella, con el presidente saliente.

Los republicanos presionan a Biden para que abrace a Milei y lo ayude con el FMI

¿Cómo juzga hasta ahora la gestión de Milei?

Obviamente, le estamos dando un compás de espera. Estamos deseando la mejor de las suertes a Milei porque en la medida en que le vaya bien, mejor le irá Argentina. Nosotros lo vemos con esa esperanza y expectativa, pese a que obviamente no será fácil.

La administración de Biden mira con desconfianza a Milei...

La administración de Biden no es propiamente la más interesada en el éxito de Milei y las ideas conservadoras en el resto del mundo. Pero nosotros vemos con buenos ojos que la banca internacional esté operando en favor del gobierno de Milei, y los Estados Unidos son parte de esa banca. El Partido Republicano apoya a Milei, porque ese significa apoyar el renacimiento económico de Argentina y su regreso al liderazgo que merece en su zona. No la va a tener fácil, sobre todo porque tiene un vecino peligroso como Lula da Silva en Brasil. Pero en esta nueva administración Lula tiene otros problemas mucho más apremiantes.

Temas de la nota:
Post a comment
To submit your comment, you must confirm that you have read and accepted the terms regulation and LPO conditions
Comments
The comments published are the sole responsibility of their authors and the consequences derived from them may be subject to the corresponding legal sanctions. Any user who includes any comment in violation of the terms and conditions regulation in their messages will be eliminated and disabled to comment again.
  • 1
    eldato
    10/01/24
    03:46
    Interesante entrevista. El republicano puso muchos datos para analizar. Efectivamente, el presidente Reagan fué quien por última vez realizó una reforma migratoria que ayudó a millones de personas a regularizar su estatus. En otro comentario expuse que ciertamente Barack Obama en su primer mandato tuvo todos los elementos para dar una reforma migratoria pero sus intereses se impusieron, que es esto, pues seguir usando ese argumento en cada elección para engañar cada vez a los votantes huspanos que esperaban regularizar a sus familiares que lo necesitaran. Y no tan solo no quiso hacer la reforma migratoria, sino que fue por mucho el presidente que mas deportaciones realizó en sus 8 años de mandato junto a el ahora presidente Biden. Si los demócratas piensan que nombrando a una hispana como jefa de campaña, me refiero a ia hija de Arturo Rodríguez, la sobrina de César Chávez, que no es su nieta, que hasta en eso mienten, Julie Rodríguez Chávez, los hispanos se irán con la finta de apoyar en la votación a Biden, se equivocan. La gente simplemente está desentancatada con ésta administración principalmente por la economía. En California la vivienda, la comida y la gasolina cada vez son más caros. En San Diego pagas hasta 7dolares por galón y en el valle central hasta 5. Seguramente, a dias de las elecciones, en un intento de engaño más, liberarán reservas estratégicas que haran que el precio baje unos centavos y dirán que a las Bidenomics todos la aman. Oa moneda está en el aire pero existe un mínimo de posibilidades que Donald Trump regrese. Ya lo veremos!
    Responder
Noticias Relacionadas
Para la Directora de Comunidades Fronterizas, ya no se distingue la retórica anti-inmigrante de Trump con la de Biden

Para la Directora de Comunidades Fronterizas, ya no se distingue la retórica anti-inmigrante de Trump con la de Biden

By Manuel Ocaño
Tras la visita en simultáneo de Biden y de Trump a la frontera de Texas, Lilian Serrano critica a los dos por igual. La representante de un colectivo de 19 millones de personas asegura que los candidatos viven en otra realidad.
"La elección aún no está definida pero Xóchitl tiene que enfocarse más en los jóvenes que en el círculo rojo"

"La elección aún no está definida pero Xóchitl tiene que enfocarse más en los jóvenes que en el círculo rojo"

By Nadia Luna
El economista y asesor de la campaña del Frente analizó, en diálogo con LPO, el escenario económico y electoral por el que atraviesa el país.
La campaña de Biden contragolpea y califica la visita de Trump a la frontera como "un truco político barato"

La campaña de Biden contragolpea y califica la visita de Trump a la frontera como "un truco político barato"

LPO (Washington DC)
Con visitas en simultáneo de Biden y Trump a la frontera sur, el duelo sobre la crisis migratoria monopoliza la campaña. La estratega demócrata Maca Casado le dice a LPO que Trump genera odio y división entre latinos.
Avanza el proyecto de un trumpista para que en Arizona se pueda disparar a matar a quienes crucen por propiedad privada

Avanza el proyecto de un trumpista para que en Arizona se pueda disparar a matar a quienes crucen por propiedad privada

By Manuel Ocaño
La iniciativa de un legislador trumpista ya recibió media sanción. El proyecto amplía la posibilidad de tirar a matar a los inmigrantes. Argumentos del autor, rechazo de los sheriffs de Arizona y el caso que habilitó el debate.
Trump continuó su monólogo triunfal en Michigan y Biden se llevó un fuerte reproche por su alianza con Israel

Trump continuó su monólogo triunfal en Michigan y Biden se llevó un fuerte reproche por su alianza con Israel

LPO (Washington DC)
En un estado con enorme presencia de árabes y musulmanes, Biden recibió la oposición de casi el 14% de los demócratas. Trump le sacó 40 puntos de ventaja a Haley, quien se resiste a bajarse de las primarias.
El "extremismo político" supera a la economía como la mayor preocupación de los votantes

El "extremismo político" supera a la economía como la mayor preocupación de los votantes

LPO (Washington DC)
Un sondeo reveló por primera vez que las tensiones políticas y la "amenaza a la democracia" pesan en los votantes. Cómo Biden puede aprovecharlo para la campaña.