Sica dijo que el bono es obligatorio, pero la UIA contestó que sólo el 60% no puede pagarlo
Desde la central industrial reclamaron además financiamiento y rechazaron la posibilidad de un pacto antidespidos.

El bono de fin de año que el Gobierno nacional acordó con la CGT para desactivar un nuevo paro nacional no termina de convencer a los empresarios, que volvieron a poner reparos a pesar de que el ministro Dante Sica afirmó que será "obligatorio" para el sector privado.

El ministro de Producción y Trabajo explicó que el pago del bono de 5 mil pesos, "será obligatorio para el sector privado, pero no así para el público". "Ayer tuvimos una muy buena reunión entre la CGT y los sectores empresariales. El bono sería compensatorio y no remunerativo en dos cuotas, en principio para el sector privado. Hasta que el público no cierre sus paritarias, solo compete al sector privado", puntualizó el funcionario.

"La idea de esta mesa es que todos ponemos algo. Nosotros estamos resignando la recaudación con el no remunerativo. Pusimos el límite de $ 5.000 como no remunerativo. Las empresas que pueden pagar más, eso ya sería remunerativo", explicó Sica en declaraciones radiales, en una forma a los reparos que ya en la previa del encuentro habían puesto los empresarios.

Sica aclaró que la "obligatoriedad" para los privados dependerá de los acuerdos salariales que se hayan alcanzado. Aquellos que hayan cerrado por debajo de la inflación anual y que no tienen cláusulas de revisión pendientes, deberán pagarlo. Además, los que tienen pendientes aumentos para los próximos meses, podrían pagarlo a cuenta de las futuras subas.

La UIA pone en duda el bono de fin de año: "Algunas empresas no lo pueden pagar"

De todos modos, desde la Unión Industrial Argentina volvieron a sembrar dudas y afirmaron que el "60% de las empresas no podrán hacer frente al pago de un bono de fin de año", según declaró esta mañana uno de los vicepresidentes de la entidad, Daniel Funes de Rioja. 

El dirigente fabril también rechazó la idea de obligatoriedad y dijo que el bono es para "los convenios que han quedado desactualizados, porque firmaron el 15% o 20%". "Hay convenios de estos últimos tiempos que ya tienen en cuenta una inflación más alta", agregó.

También Funes de Rioja pidió flexibilidad respecto a la forma de pago. "Si no se puede pagar en dos cuotas, y se puede pagar en tres o en cuatro, se podría acordar en un marco de negociaciones entre trabajadores y empresarios", planteó. Además, descartó la alternativa de firmar algún tipo de pacto antidespidos y dijo que lo que se habló en la reunión fue de imponer alguna instancia "informativa".

Funes de Rioja

Por otro lado, el industrial también reclamó algún tipo de financiamiento para que las empresas puedan pagar el bono. "Cualquier intento que uno pueda hacer tiene como limitante cómo financiarlo. La mayoría del empleo en la Argentina es pyme y el acceso al financiamiento está limitado por la tasa de interés", explicó. "Si hubiera un financiamiento blando no para subsidiar a la empresa sino para atenuar el impacto financiero de lo que son unas tasas de interés realmente inabordables, eso sería realmente una mejora", sugirió.

Al respecto, Sica concedió la posibilidad pero no habló de ningún tipo de aporte desde el Gobierno. "Vamos a hablar con el sistema financiero para ver si puede haber algún tipo de financiación para las empresas que no lo puedan pagar", explicó.

Por otro lado, el ministro confirmó que el acuerdo para el pago del bono quedará plasmado en un decreto como pidió la CGT. "Es fundamental que lo acordado con el Gobierno salga por decreto. Insistimos en la necesidad de que sea un decreto, para asegurarnos de que alcance a todos", recalcó este miércoles uno de los jefes de la central, Héctor Daer. "Estamos terminando de redactar el texto", afirmó Sica.

"El paro no es un fin en sí mismo, y nosotros planteábamos una medida de fuerza si no había respuesta a los reclamos; creo que esto (el bono) es el principio para atenuar la situación crítica" de los trabajadores, afirmó Daer. "Seguramente no habrá medida de fuerza", concedió.

Publicar un comentario
Para enviar su comentario debe confirmar que ha leido y aceptado el reglamento de terminos y condiciones de LPO
Comentarios
Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellas pueden ser pasibles de las sanciones legales que correspondan. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algun comentario violatorio del reglamento de terminos y condiciones será eliminado e inhabilitado para volver a comentar.
3
Hay para decir dos temas:
Primero: el gobierno obliga al ambito privado a hacerse cargo por todos los errores economicos cometidos y que nada tiene que ver con la famosa herencia recibida.
Segundo: que el ambito privado se haga cargo por apoyar a un gobierno que se sabia como venia la mano.
Un gobierno que destruye el salario, el poder adquisitivo de la gente, destruye a la pequeña y mediana empresa abriendo la importación y no proteger el mercado interno.
Un empresariado que pide flexibilización laboral, para bajar los sueldos y asi poder venderle la produccion a quien. Si en mercado interno no tiene poder adquisitivo.
Fabricar para 15 o 20 consumidores y dejar afuera del mercado a 85 u 80 potenciales cliente.
Se olvidan cuando Henry Ford le aumento el sueldo a su personal, no porque fuera generoso, sino porque pensó que sus propios empleados compraría los automóviles que fabricaban y como resulto el experimento.
Industriales háganse cargo, pensaron que con este gobierno iban a juntar a palada y solo tienen la pala para ir al cementerio y excavar un pozo.
2
Menos mal que la dictadura comunista era el gobierno anterior
1
no se sabe quien es mas cara dura, si los sindicalistas gordos imundos que entregan a los trabajadores a los que dicen representar, el gobierno que quieren hacerse los que hacen algo cuando esta a la vista su inutilidad, o los empresaurios que se la están llenando los bolsillos con la inflación y aprovechando el momento para echar gente sin ninguna causa.
Asi con estos dirigentes rápidamente va a transformar a la argentina en uno de los peores países para vivir, la fuga de cerebros ya comenzó de vuelta y despues no queda nada para volver a creer en un acenso social.
la clase media se suicido con el cambio