Jorge Gordillo
"La fortaleza del peso puede aguantar uno o dos años más, pero no es sostenible en el largo plazo"
En entrevista con LPO, el director de Análisis Económico y Bursátil de CIBanco analizó los elementos que contribuyen a la fortaleza del peso y otros aspectos de la economía actual.

Hace un año nadie apostaba ni remotamente que el peso pudiera alcanzar los niveles actules de 17 unidades en su cotización frente al dólar, mucho menos las 16.71 unidades registradas durante la jornada de este viernes. La razón detrás de la fortaleza de la divisa abre varios debates entre especialistas.

En entrevista con La Política Online, Jorge Gordillo, director de Análisis Económico y Bursátil de CIBanco, analizó la situación de la moneda nacional, así como otros temas de impacto en la economía actual como la inflación, las tasas de interés y los retos y oportunidades hacia el 2024.

El peso ha sorprendido por su fortaleza, sobre todo en lo que va de este año. Hay quienes atribuyen este rendimiento al diferencial de tasas, a la salud macroeconómica; otros resaltan la flexibilidad de la divisa. En su opinión, ¿qué explica el súperpeso?

El movimiento del peso sí ha sido muy anormal y entonces buscando explicaciones, uno acomoda la posible situación del peso a lo que le conviene; es buen momento para usarlo políticamente, económica o financieramente.

Lo cierto es que estamos viviendo momentos en el mundo donde hay mucha liquidez y en Estados Unidos la tasa real era completamente negativa, no convenía financieramente estar en dólares, y con tanto dinero y liquidez y tanta incertidumbre, pues en el corto plazo buscan, de alguna manera, generar ciertos rendimientos en donde sí se pueda. Uno de los países donde sí se está generando un rendimiento positivo es México, así como Brasil y Perú. Son las monedas que han aguantado y se han fortalecido con el dólar en el último año. Ahí encontramos algunas similitudes que te explican, de alguna manera, el fenómeno.

Hay economistas que dicen "oye, pero yo no lo veo en la tenencia de bonos mexicanos. Esa ha ido disminuyendo por parte extranjeros", quizá ahí no, pero sí, en el día a día, en la compra y venta de futuros sí se está pudiendo comprar y vender pesos a tres días y ganando tasa de interés de tres días, en comparación de donde se fondeó. O sea, es el famoso Carray Trade sí está siendo positivo.

¿Y la economía local?

Sí tiene que ver la fortaleza de la economía, ayuda, claro. El inversionista tiene una percepción de estabilidad en el país, en las finanzas públicas, sí ve una percepción de estabilidad en el sector externo que le ayuda a tomar la decisión de seguir invirtiendo en el corto plazo, pero no necesariamente esa estabilidad es la que está trayendo grandes capitales.

También he escuchado compañeros que afirman que se está viniendo una inversión extranjera como nunca. No es cierto. La inversión extranjera ha sido muy similar en los últimos años. Sí aumentó, pero no estamos trayendo inversión extranjera como Brasil. No pasamos de los 35, 000 millones de dólares al año y cuando revisas su composición, la mayor parte es reinversión de utilidades; ni si quiera es inversión nueva. Puedes decir, "oye, el flujo de remesas es escandaloso", sí, pero si tú lo comparas con la transacción diaria de pesos-dólares, te quedas corto. Sabes que en el mundo se compran y venden dólares pesos alrededor de 114 mil millones de dólares diarios, contra los 60 mil millones de todo el año de todo el año (de remesas), tampoco es la explicación real.

Está anormalmente generándole ciertos beneficios a tesorerías que están aprovechando para optimizar su dinero, ahí están encontrando un arbitraje o un rendimiento positivo y pues está generando un comportamiento que nos hace confundir a algunos, pero también nos está haciendo hacer movimientos económicos importantes, porque no a todo mundo le beneficia a un tipo de cambio.

"La fortaleza del peso puede aguantar uno o dos años más, pero no es sostenible en el largo plazo"

¿El súper peso es sostenible a lo largo del tiempo?

Nosotros pensamos que no es sostenible. No viene acompañado con una constante. Sí hay una situación que lo favorece con este cambio de suministro, de nearshoring que nos puede ayudar a los siguientes años, pero no viene sustentado bien con un buen plan; el crecimiento económico no es escandaloso, en nuestro país apenas estamos recuperando niveles previos a la pandemia. Muchos países ya lo hicieron antes que nosotros. Yo no le veo sustento, yo lo que veo es que le están ofreciendo oportunidad, ¿hasta cuándo? hasta que la oportunidad desaparezca, esto puede ser meses. Quizá un año, un poco más. Yo creo que la fortaleza del peso si se puede aguantar uno o dos años. ¿A qué me refiero?, o sea, niveles debajo de 19 pesos, porque se nos olvidó que en noviembre estábamos en 20. Muy rápido bajó, muy rápido se ha generado mucha especulación hacia el peso.

¿Coincidiría que hay detrás también un tema de narrativas?

Ayuda en la relatoría de buscar inversiones o de explicar alguna situación en el tipo de cambio, sí ayuda porque sí estamos viendo interés en algunos empresarios del mundo que están buscando en México y que antes no lo hacían. Y vemos a los parques industriales llenos en el norte, a lo mejor viene una producción diferente la que teníamos o un aumento en la producción, pero lo que no veo es que se sostenga, que sea constante en los próximo años, porque tenemos muchas limitaciones para los próximos años en las inversiones como la falta de agua, energía, que van a necesitar este tipo de industrias sí o sí, y no veo tampoco un cambio o un proyecto de gobierno que esté atacando (estas necesidades) o que tenga una visión de largo plazo para explotar al máximo este fenómeno.

Otro tema que en la actualidad genera amplio interés es la estrategia de Banxico y la inflación. Al inicio del ciclo de alzas preocupaba el impacto en la economía, pero a pesar de alcanzar un nivel ya de 11.25%, ese efecto no ha ocurrido; al contrario, el consumo fue el principal motor económico al inicio del año. ¿Qué opina al respecto?

La respuesta es de percepción. Lo que hace evidente es que el país no es bancarizado. la mayoría de las personas de este país todavía no tienen cuentas bancarias o no se financían tanto por la banca. Los que se financian lo hacen en tarjetas de crédito y si la tarjeta de crédito estaba en 40- 45% y ahora está en 50, no se nota tanto la diferencia como si se ve del 4 al 11%, como se está haciendo el fondeo. Por eso no se nota una sensibilidad, una reacción muy rápida en la actividad económica.

Y hay gente que logró ahorrar con la pandemia. Yo creo que sí es un fenómeno psicológico y estamos consumiendo de más y estamos acabándonos nuestros ahorros viajando, comiendo, saliendo. Si no hay un proyecto que justifique un mayor aumento en la economía, pues este dinero se va a acabar. Yo no veo que sea sostenible ni en Estados Unidos ni en México. La gente cambió su manera de consumir, ha habido mayor aumentos en los salarios y en el empleo, pero yo no creo que estén definiendo una nueva realidad.

Y en un país poco bancarizado, ¿por qué dejarle la tarea de bajar la inflación solo a la política monetaria?

Hemos pasado por todo en los años anteriores: controles de precios, por pactos, y en todas hemos padecido, nos termina golpeándolo la realidad, se termina traduciendo en inflación futura. No funciona, termina generando desequilibrios, o grupos de poder. Lo que le ha funcionado Banxico hasta la fecha, más que la influencia en la tasa de interés, en su palabra. Es de las instituciones más creíbles del país, esa es una buena noticia. Que Banxico diga que va a bajar la inflación al 4% y que el empresario se lo crea es muy importante porque entonces yo, en mi decisión de aumento de precios del año que entra, digo: "Banxico dijo 4%, yo digo 4.5%". Entonces, si todos piensan igual, pues la inflación va a bajar.

Se le han apostado mucho esta idea de comunicación y es la política que más ha funcionado para controlar la inflación. Por eso nos preocupan a nosotros, los analistas, cuando llega un nuevo gobernador que a lo mejor tiene menos experiencia o se vuelve más político y es que sí empezamos a dudar de Banxico, es lo último que teníamos.

"La fortaleza del peso puede aguantar uno o dos años más, pero no es sostenible en el largo plazo"

¿Coincidiría entonces en que actualmente hay un ‘déficit de credibilidad' sobre el banco central, como escuché decir a algún analista?

Yo creo que Banxico ha mostrado ser muy sólido, tiene buena estructura, lo han golpeado por todos lados. Simplemente ver la gobernadora actual, que posiblemente podría tener un tinte político, pero escuchas su discurso y está más alineado a la institución, eso te hace pensar que sigue fuerte la institución gubernamental. Banxico sí ha mantenido confianza, y la ha mantenido siguiendo las acciones que hace la Reserva Federal.

Eso tiene asegunes, porque no necesariamente nos está pasando lo mismo acá que allá. Banxico tiene un colchón para separarse, pero tendrá que venir con una explicación y no encuentro un liderazgo muy fuerte como el que había con Carstens para que el mercado no crea que sea político. Lamentablemente no puede venir por el lado de la gobernadora.

En sus últimas reuniones del banco central la mayoría de funcionarias y funcionarios han sido persistentes en señalar que la tasa de interés deberá permanecer sin cambios por un largo tiempo, sin embargo, en el consenso del mercado sigue prevaleciendo la proyección de un primer recorte este año, ¿por qué la discrepancia?

Lo que sucede es que anteriormente pues te esperabas a decisiones, hoy el mercado ya no quiere esperar a nada. El mercado no está cómodo con la tasa de interés. Lo acostumbraste a tasas bajas muchos años y te va a presionar día y noche a que las bajas ya.

Pero nosotros creemos que Banxico está cómodo con la tasa que tiene, podría dejarla así por el resto del año, pero tiene oportunidad de bajar un poquito a final de año, sobre todo porque ya la tasa real para entonces ya va a ser exagerada. Una inflación de 4% con una tasa de interés de más de 11% ya tendrías taza (ex ante) de alrededor del 7% que nada más está lastimando la economía. Y con el colchón que tiene, además, podría darse el lujo de disminuir siempre y cuando no haya problemas en la inflación de aquí a entonces.

Ya en materia de crecimiento económico, ¿qué lectura tiene del panorama actual y qué expectativas se tiene para el último tramo del año?

En México la recuperación fue más lenta que muchos países que ya están 6-7% arriba que los niveles previos de pandemia, nosotros apenas tenemos un trimestre que vamos a recuperar los niveles de 2018. Entonces, todavía deberíamos tener ese impulso para seguir creciendo.

El problema está en lo que se espera o lo que se viene, ¿y qué se viene? pues una inminente desaceleración. No hay otra, porque es lo que quieren hacer los bancos centrales: apagar el consumo para contener la inflación subyacente. Esta es la manera que lo saben hacer.

Puedes decir que como no ha llegado, es posible que no venga; pero no ha venido porque la gente tiene ahorro, lo que decíamos, está el consumo alto. Pero la industria nos da una señal de que no tiene tampoco mucha visión de a donde irse. Está entre el la contracción y el estancamiento, llevamos varios meses así en la industria manufacturera, sobre todo en Estados Unidos y en México; crecimientos anuales abajito del promedio, pero mensuales muy pegados al cero. Si me preguntas si esto va a mejorar ¿por qué mejoraría? Lo más probable es que se vaya apagando y tarde o temprano empieza a contagiar a los servicios y el consumo.

¿Entonces es inminente la recesión? No, tampoco es inminente. Los cambios tecnológicos que se vienen muy importantes, que están a la vuelta de la esquina, pueden provocar que nos saltemos el mal trago. No lo sabemos.

Lo único que sabemos es que estas tasas de interés tienen intención de bajar el consumo y entonces es muy probable que veamos una desaceleración económica ¿hasta dónde? bueno, hasta donde vengan estos cambios que le den una mejor percepción y nos den una oportunidad de rebote, de mejor visión.

"La fortaleza del peso puede aguantar uno o dos años más, pero no es sostenible en el largo plazo"

¿Cómo evalúa usted los esfuerzos de este gobierno en materia económica?

Lo que logró este gobierno es una estabilidad económica y una buena percepción del exterior de manera relativa con respecto a sus pares. O sea, sí nos ven con buenos ojos en el exterior con respecto a otros economías latinoamericanas, eso sí, logró. Sí logro no gastar más de lo que ingresa, no endeudarse de más como porcentaje del PIB, no meterse con Banco de México, mantener una balanza al exterior razonable, eso sí lo logró y esa es una buena una buena herencia para las próximas administraciones.

Dónde está cojeando es que tiene una deuda importante con el crecimiento porque va a ser el sexenio que menos crecimiento que se haya dado en los últimos 50-70 años. Apenas vamos a crecer promedio anual menos del 1%. Esto va en contra del desarrollo, de la presión poblacional, lo subsidios, no generan economía, no te generan el sustento de poder mantener el subsidio para adelante. Ese es el reto. ¿Cómo va a lograr convencer a los empresarios? Tienes buena imagen con el exterior, pero no le apostaste a la economía, no gastaste un peso en la pandemia.

Otro reto es la inseguridad, que dejó mucho a deber y eso limita mucho las inversiones, el nearshoring. Que tampoco son retos nuevos, muchas veces se nos presentan oportunidades y nos quedamos cortos para aprovecharlas.

También, hay que decirlo, la gente que pensaba que íbamos a entrar en una inminente crisis, yo creo que no se dio, el gobierno de alguna forma sí mantuvo el barco. No completamente como nos gustaría ver, pero no estamos hundiéndonos. 

Eso no significa que ya la liberamos; sí hay riesgos en el entorno. O sea, lo que no nos hizo esta administración es darnos la seguridad de que si viene un estornudo en el exterior nos vamos a salvar. No. Yo creo que sí estamos con un riesgo importante en las finanzas públicas porque ya se acabaron todos los fondos de estabilización, entonces, sí viene algo fuerte a lo mejor sí pasamos aceite. Esa es la preocupación eterna del país.

Temas de la nota:
Publicar un comentario
Para enviar su comentario debe confirmar que ha leido y aceptado el reglamento de terminos y condiciones de LPO
Comentarios
Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellas pueden ser pasibles de las sanciones legales que correspondan. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algun comentario violatorio del reglamento de terminos y condiciones será eliminado e inhabilitado para volver a comentar.
Noticias Relacionadas
BBVA dice que no es creíble el mensaje de Ramírez de la O sobre la reducción del déficit

BBVA dice que no es creíble el mensaje de Ramírez de la O sobre la reducción del déficit

LPO
El economista en jefe del banco duda que logre bajar al 3% del PIB el próximo año y considera que demorará hasta tres años. El peso no se recuperó pese al discurso del secretario.
De cara al segundo debate, el mercado cuestiona avances en desigualdad y pobreza con AMLO

De cara al segundo debate, el mercado cuestiona avances en desigualdad y pobreza con AMLO

LPO
En el segundo encuentro entre candidatas se abordarán temas económicos. Pemex, renegociación del T-MEC, participación del IP, los temas esperados.
La economía de la campaña: peso fuerte, inversiones en auge y cautela hacia el 2025

La economía de la campaña: peso fuerte, inversiones en auge y cautela hacia el 2025

Por Nadia Luna
Comentarios y análisis en el encuentro de Citigroup. La traducción electoral de los indicadores. El temor al mal momento de Pemex.
Reducir el déficit y atender Pemex serán los retos del próximo gobierno para esquivar un castigo crediticio

Reducir el déficit y atender Pemex serán los retos del próximo gobierno para esquivar un castigo crediticio

LPO
Bank of America afirma que al mercado no le preocupa el proceso electoral, pues proyectan que Morena no gane el Congreso y que se siga impulsando el nearshoring.
Pese al crecimiento económico, el gobierno no alcanzó la meta de ingresos para 2023

Pese al crecimiento económico, el gobierno no alcanzó la meta de ingresos para 2023

LPO
El superpeso golpeó los ingresos, que resultaron en $84,324 millones por debajo de lo presupuestado, resultando de un crecimiento anual de 1%.
Por presiones fiscales, el próximo Gobierno estará más limitado para poder elevar el salario mínimo

Por presiones fiscales, el próximo Gobierno estará más limitado para poder elevar el salario mínimo

LPO
En el mercado descartan que puedan replicarse incrementos de doble dígito, como ocurrió en el sexenio de AMLO. Las resistencias desde la IP.