Indicadores
La industria pierde impulso y queda al borde del estancamiento: creció 0.1% en mayo
Las manufacturas siguen como motor, pero se observa una desaceleración general.

 En mayo la industria mexicana volvió a mostrar avances, sumando tres meses con datos positivos el ritmo comienza a desacelerar, acercándose a la posibilidad del estancamiento o incluso una caída en los meses siguientes, principalmente ante el sector de la construcción, que sigue sin tomar impulso.

De acuerdo con el dato que este martes dio a conocer INEGI, esta actividad económica tuvo un crecimiento de 3.1% frente al año pasado, pero de apenas 0.1% en contraste con abril, con contracciones en minería y la construcción.

La debilidad del sector no fue generalizada, pues cinco de las ocho actividades, sin considerar a las manufacturas (el rubro con mayores fortalezas), presentaron variaciones positivas en el mes, sin embargo, las presiones vinieron por la parte de la construcción, que es la que tiene mayor peso para la industria.

A nivel anual, la construcción tuvo una caída de 0.2% a nivel anual y de 0.6% en el comparativo mes con mes, en particular destacó la caída en la parte de edificación, ubicada en 0.61%. Este es un sector que además suele medir el dinamismo de la inversión y la confianza en el sector empresarial sobre el devenir económico del país. Aunque en este rubro también destacó el avance de 7.70% en obras de ingeniería civil, que se relaciona con gasto público.

La inversión fija bruta repunta en abril por importaciones: el mercado nacional sigue rezagado

En contraparte, fue la generación, transmisión y distribución de energía eléctrica la que tuvo un mayor dinamismo, avanzando 4.3% en el comparativo anual y 1.7% en el mensual y las manufacturas, que siguen aportando fuerza al sector con un avance anual de 5.6% y de 0.2% mensual.

Los datos publicados esta mañana prenden alertas en el mercado sobre la ruta que está tomando la industria, que sigue sin alcanzar niveles pre-pandemia, ubicándose el índice global aún 1% por debajo de su registro en enero de 2020.

En opinión de Marcos Arias, de Monex, estos datos podrían marcar un cambio de tendencia hacia la desaceleración y, con ello, sería probable ver una contracción en junio, haciendo difícil proyectar cuándo será el momento de su recuperación.

"Hacia adelante, es posible que veamos un deterioro en el panorama, pues los confinamientos en China mermarán el funcionamiento de las manufacturas, mientras que la menor confianza de los inversionistas podría limitar el desempeño de los flujos de inversión", alertó.

Temas de la nota:
Publicar un comentario
Para enviar su comentario debe confirmar que ha leido y aceptado el reglamento de terminos y condiciones de LPO
Comentarios
Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellas pueden ser pasibles de las sanciones legales que correspondan. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algun comentario violatorio del reglamento de terminos y condiciones será eliminado e inhabilitado para volver a comentar.