Opinión
Lula y las contradicciones del "sur global"
Por Marco Bastos
La estrategia de Lula por liderar un sector del sistema internacional lo aleja de la posibilidad de resolver problemas reales y concretos por el que fue elegido para volver a la presidencia.

En la ma√Īana del 20 de septiembre, Lula inaugur√≥ la sesi√≥n anual de la Asamblea General de las Naciones Unidas . El tema central del discurso de Lula fue la desigualdad de poder entre los pa√≠ses ricos (en el "norte") y los pa√≠ses pobres (en el "sur global").

El discurso de Lula tiene un mensaje explícito y otro implícito. El mensaje explícito es que hay que redistribuir el poder en las organizaciones internacionales, actualmente dominadas por Estados Unidos, y que hay que escuchar las voces de otras regiones. El mensaje implícito es que el Brasil de Lula es el líder de las voces no escuchadas del "sur global".

El "sur global" de Lula son los pobres de Am√©rica Latina, √Āfrica y Oriente Medio. Lula mencion√≥ el embargo a Cuba, la ocupaci√≥n israel√≠ de Palestina y los conflictos en Yemen, el √Āfrica subsahariana y Libia. Estas menciones se deben a la marcada presencia de inmigrantes √°rabes y de la forzada di√°spora africana en la vida cotidiana brasile√Īa. El ministro de Hacienda, Fernando Haddad, es de ascendencia libanesa y el movimiento negro es una base importante a la izquierda de la coalici√≥n de Lula.

La muerte del Lava Jato

Sin embargo, es curioso que no se mencione a los pobres asi√°ticos al este de Cisjordania. Benedict Anderson demostr√≥ en Comunidades imaginadas que la creaci√≥n de identidades nacionales siempre fabrica historias y deja a alguien afuera. Es como si el "sur global" imaginado por Lula incluyera a los pobres africanos y √°rabes, pero dejara fuera a los pobres de Georgia o Nagonor-Karabaj. Una posible explicaci√≥n: Georgia est√° ocupada militarmente por Rusia desde 2008 y Nagonor-Karabaj ha sido testigo de una limpieza √©tnica de su poblaci√≥n de origen armenia a manos de soldados azer√≠es. 

Lula no toca estos temas porque crear√≠an problemas a los aliados del "sur global", Rusia y Turqu√≠a. Es m√°s el actual gobierno de Etiop√≠a, socio BRICS+ de Brasil, est√° cometiendo un genocidio en la regi√≥n de Tigray. Tampoco se mencion√≥ este conflicto en el discurso del l√≠der brasile√Īo.

En los círculos de la izquierda latinoamericana, criticar a Rusia o a los socios del "sur global" formaría parte de una supuesta guerra híbrida de Estados Unidos. Lula y su asesor para asuntos internacionales, el ex canciller Celso Amorim, albergan esta mentalidad. El espionaje de la NSA estadounidense al Gobierno de Dilma Rousseff no ha sido olvidado en el Partido de los Trabajadores (PT). Lula y muchos en el PT también piensan que Lava Jato fue un complot dirigido por el gobierno estadounidense.

Como líder del "sur global", Lula demostró la hipocresía de europeos y estadounidenses citando al periodista Julian Assange, procesado tras revelar espionaje estadounidense. También podría haber mencionado al periodista de The Washington Post Jamal Khashoggi, asesinado en una picadora de carne dentro del consulado saudí en Estambul. Arabia Saudí es otro socio del BRICS+.

No se trata de se√Īalar con el dedo a Lula. La hipocres√≠a es parte integrante de la pol√≠tica.

Los discursos de los Jefes de Estado en la ONU deben leerse como el teatro. No hay nada malo en ello, ya que la política y el teatro siempre han ido de la mano. Estos discursos son evocaciones del espíritu que esos políticos pretenden encarnar. La cuestión es para qué sirve esta pieza teatral.

El buen teatro requiere necesariamente que el p√ļblico crea en la ficci√≥n que tiene lugar en el escenario. El Brasil de Lula es l√≠der del "sur global". Excelente. Nos sentamos a la mesa de las grandes potencias y somos los art√≠fices de la reorganizaci√≥n del sistema internacional. 

De acuerdo, pero cuando termina la obra y salimos del teatro, ¬Ņqui√©n paga las facturas a final de mes? Cuando surgen los peque√Īos problemas de la vida real, ¬Ņc√≥mo los afrontamos? Tratar los problemas cotidianos s√≥lo con grandes palabras no resuelve los problemas.

La historia real es la siguiente: Brasil, y Sudam√©rica en general, lleva cuarenta a√Īos con una productividad econ√≥mica estancada. Hay una serie de medidas exhaustivas, tediosas y silenciosas que pueden adoptarse para abordar este grave problema. Dividir el problema en dos cuestiones m√°s peque√Īas ayuda a ver mejor el panorama.

Celso Amorim, asesor especial de Lula en Pol√≠tica Exterior. 

Dos claves para el desarrollo de los países pobres son aumentar la parte de sus exportaciones en el comercio internacional y aumentar la cualificación de su mano de obra.

Una mayor participaci√≥n en el comercio internacional es estrat√©gica porque es una fuente adicional de divisas, necesarias para las pol√≠ticas p√ļblicas. Aumentar la capacidad exportadora de un pa√≠s depende de subvenciones bien dise√Īadas y analizadas peri√≥dicamente. Joe Studwell relata la experiencia surcoreana en How Asia Works.. En 1960, la renta de un surcoreano era igual a la de un guatemalteco. La receta de Corea del Sur fue a contracorriente de la sustituci√≥n de importaciones, que hasta hoy tiene seguidores en la izquierda latinoamericana. 

De acuerdo, pero cuando termina la obra y salimos del teatro, ¬Ņqui√©n paga las facturas a final de mes? Cuando surgen los peque√Īos problemas de la vida real, ¬Ņc√≥mo los afrontamos? Tratar los problemas cotidianos s√≥lo con grandes palabras no resuelve los problemas.

La formación de la mano de obra es una condición fundamental en el proceso de crecimiento económico porque la fabricación de bienes y servicios más complejos, y por tanto más caros, requiere una población mejor formada.

Aumentar la proactividad de los trabajadores implica a todo el sistema educativo, desde las salas cuna hasta las universidades. Esto incluye reducir la tasa de abandono escolar de los j√≥venes pobres en la ense√Īanza secundaria, garantizar que los j√≥venes terminen la escuela sabiendo leer, escribir y hacer c√°lculos matem√°ticos, y buscar soluciones para financiar la investigaci√≥n en un Brasil con d√©ficit fiscal y un presupuesto federal ajustado.

O ponto a que chegamos de Ant√īnio Gois, es una gran lectura que demuestra que las √©lites brasile√Īas nunca se han preocupado por la educaci√≥n en el pa√≠s. Esta historia empez√≥ a cambiar en la d√©cada de 1990, bajo el gobierno de Fernando Henrique Cardoso, con una serie de leyes que garantizaban la financiaci√≥n de las escuelas p√ļblicas. El gobierno de Lula tuvo √©xitos en educaci√≥n y hoy hay pobres que se grad√ļan en las universidades.

Los grandes discursos sobre el cambio del orden internacional son un mero ejercicio ret√≥rico si no van acompa√Īados de acciones concretas que hagan que el pa√≠s se desarrolle. El debate sobre la gran estrategia anima a diplom√°ticos y acad√©micos, pero sigue hablando muy poco de las peque√Īas preocupaciones concretas: ¬Ņc√≥mo fabricar productos de alto valor agregado? ¬Ņc√≥mo financiar m√°s escuelas? ¬Ņc√≥mo aumentar la productividad de las empresas? Este tipo de preguntas no pueden responderse con esl√≥ganes pol√≠ticos.

Publicar un comentario
Para enviar su comentario debe confirmar que ha leido y aceptado el reglamento de terminos y condiciones de LPO
Comentarios
Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellas pueden ser pasibles de las sanciones legales que correspondan. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algun comentario violatorio del reglamento de terminos y condiciones ser√° eliminado e inhabilitado para volver a comentar.
M√°s de Marco Bastos
Lula quiere reindustrializar Brasil, pero el motor económico es el campo bolsonarista

Lula quiere reindustrializar Brasil, pero el motor económico es el campo bolsonarista

Por Marco Bastos
El sector del agro apoyó a Bolsonaro en 2018 y 2022 y es el motor del crecimiento de Brasil. La incómoda relación con Lula y los límites del nuevo plan de industrialización que lanzó el presidente.

Policía y crimen organizado en Brasil

Por Marco Bastos
La represión de la policía de Río de Janeiro a los hinchas argentinos en la final de la Libertadores y el partido de Argentina con Brasil expone una forma de operar que excede al deporte.
7 pasos para construir un candidato

7 pasos para construir un candidato

Por Marco Bastos
El equipo que trabaj√≥ con Lula en la campa√Īa de 2022 y hoy asesora a Sergio Massa expuso el m√©todo brasile√Īo para derrotar a Bolsonaro.
La muerte del Lava Jato

La muerte del Lava Jato

Por Marcos Bastos
Cinco a√Īos despu√©s de su apogeo, Bolsonaro est√° fuera de juego, Dallagnol pr√≥fugo y Moro con riesgo de ser destituido de su cargo de Senador.

Los problemas que unen a Lula y Petro

Por Marco Bastos
Dos líderes de izquierda con Congreso de derecha y desafíos de seguridad, ambiental y económico por delante.

El poder del Congreso y la fragilidad de Lula

Por Marco Bastos
Lula fracasó en el intento de regular los contenidos de las grandes tecnológicas. Es la primera derrota ante un Congreso de demuestra su poder de fuego.