Crisis energética
Moncloa confirma su giro energético y llena sus reservas de gas gracias a Rusia y Estados Unidos
La crisis rediseña la matriz importadora de gas. Estados Unidos (+92% interanual) y Rusia (+102%) son hoy los principales vendedores de la península.

La paradoja es, cuanto menos, llamativa: España se nutre hoy del gas ruso y norteamericano para mantener su demanda y llenar sus reservas de cara a uno de los peores inviernos de las últimas décadas. El dato, que aparece en la última planilla de Enagás (operador del sistema gasista español) confirma el giro geopolítico energético de la península en lo que respecta a sus principales socios comerciales.

Hace un año, cuando la invasión de Rusia a Ucrania no estaba en ninguna previsión política, Argelia era, por lejos, el principal vendedor de gas: el 39% del fujo llegaba desde África. Estados Unidos y Rusia eran socios menores: 14% y 6%, respectivamente.

El mes pasado, en un mercado totalmente tensionado por la escasez de gas, España echó mano de estas dos grandes -y antagónicas- potencias para suplir la estrepitosa caída del gas argelino, que hoy representa menos del 24% del total. El gas (GNL) que llega de los puertos de Estados Unidos y Rusia ya roza el 40% de las importaciones (26,5% y 11,8%, respectivamente).

El ahorro de gas no alcanza: Europa necesita reducir un 10% el consumo de electricidad para afrontar el invierno

Estados Unidos se mantiene como el principal proveedor de gas con 10.074 GWh, lo cual supone un incremento interanual del 92,22%. Aún más significativo es el aumento del gas ruso: 102% de crecimiento interanual (4.505/2.228 GWh). El incremento es del 33% desde marzo, cuando occidente empezó con las sanciones al Kremlin.

Los datos de Enagás van en sintonía a los difundidos, días atrás, por el Centre for Research on Energy and Clean Air (CREA), un think tank ambientalista que hace recuentos periódicos sobre los ingresos de Moscú por ventas de energía desde el inicio de la guerra.

El mes pasado, en un mercado totalmente tensionado por la escasez de gas, España echó mano de las dos grandes -y antagónicas- potencias mundiales para suplir la estrepitosa caída del gas argelino: los barcos que llegan de Estados Unidos y Rusia ya rozan el 40% de las importaciones

Según este relevamiento, en julio y agosto, España fue el país del mundo que más GNL compró a Rusia: las empresas importadores españolas transfirieron más de 747 millones de euros a las energéticas rusas, convirtiendo al puerto de Bilbao el tercero del mundo que más gas ruso recibió en este periodo.

Vladimir Putin, un socio energético "incómodo" para Moncloa. 

La explicación de Moncloa es que este incremento -que considera "insignificante"-, se debe a que en los meses de verano es cuando se concentra la mayor importación de gas natural licuado y que, este año, las centrales de almacenamiento compraron más de lo habitual para poder llenar sus reservas.

La UE reconoce que la crisis energética va a crear "tensiones sociales" por la inflación

La justificación, sin embargo, se contradice con el expreso pedio que, semanas atrás, le hizo la ministra Teresa Ribera a las comercializadoras: que reduzcan al máximo el origen de gas ruso y diversifiquen sus contratos para no llenar las arcas de Vladimir Putin.

Los voces técnicas del Gobierno dan otra explicación: la mayor importación de gas (13,89% en lo que va del 2022) se debe a la caída de otras fuentes energéticas, principalmente la hidroeléctrica, a causa de la sequía. En agosto del año pasado, España consumió un 13% de gas. El mes pasado la cifra se elevó al doble: 26%.

España utiliza hoy el doble de gas que hace un año (fuente: Enagás)

En el periodo analizado -agosto 2021/2022-, la hidroeléctrica cayó del 9 al 4%, la nuclear del 26 al 22%, la eólica del 18% al 16%; y el resto de las renovables del 14% al 6%.   

Si el gas ruso incomoda a Moncloa, el gas americano forma parte del fuerte acercamiento de Pedro Sánchez a Joe Biden

Si el gas ruso incomoda a Moncloa, el gas americano forma parte del fuerte acercamiento de Pedro Sánchez a Joe Biden. Tiempo atrás, LPO anticipó que el giro diplomático con Rabat por el Sahara Occidental -que despertó la ira de Argelia- se hizo en paralelo a este otro giro comercial: suplir las tuberías de Abdelmadjid Tebboune por los barcos de EEUU.

Marruecos es el aliado estratégico de la Casa Blanca en el norte de África. España, con su decisión diplomática, se sumó a esta sociedad comercial.

España triplica en junio la compra de gas ruso y convierte a Putin en su segundo exportador

No en vano, las importaciones de GNL procedentes de EE.UU hasta agosto se incrementaron un 270,6% en relación con el mismo periodo del año. 

Temas de la nota:
Publicar un comentario
Para enviar su comentario debe confirmar que ha leido y aceptado el reglamento de terminos y condiciones de LPO
Comentarios
Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellas pueden ser pasibles de las sanciones legales que correspondan. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algun comentario violatorio del reglamento de terminos y condiciones será eliminado e inhabilitado para volver a comentar.