Finanzas públicas
El Gobierno defienden el canje: "Vamos a pagar menos tasa que hace un mes"
Los bancos le pidieron a Massa despejar el fantasma del reperfilamiento para que no afecte la valuación de sus activos. El Banco Central, garante de la liquidez.

 Massa volverá a medirse el jueves próximo con el mercado con un canje de deuda por los 7 billones de pesos que vencen a lo largo del segundo trimestre. Tras, el acuerdo al que llegaron en Economía con los banqueros este viernes, en el Gobierno aseguran que considerarán exitoso el canje si logran rollovear al menos el 45% de esa cifra.

En efecto, a diferencia de otros canjes, esta vez la operación está centrada en derribar la pared de vencimientos que se acumulaba a fines de junio y extender el perfil de vencimientos hacia el tramo medio y largo de la curva de deuda.

Este era en parte, el reclamo de los bancos: normalizar el perfil de vencimientos para reducir el riesgo de default. Al fin y al cabo, el riesgo de default sobre sus activos afecta negativamente sus cotizaciones. Y por eso, contrario a su silencio habitual, salieron a repudiar los cuestionamientos de la oposición. Sin más, tan pronto se dio a conocer que había acuerdo entre los bancos y el Gobierno para un canje las acciones de los bancos rebotaron, lo que les permitió cerrar la jornada con alzas del 3,2% y el 3,3% en el caso de los títulos en dólares del Macro y del Supervielle.

El mercado ignoró las alarmas de Juntos y apoyó el canje

En Economía enfatizan que, de esta forma, irán reduciendo la incertidumbre y volatilidad de mercado y mejorando las condiciones de previsibilidad del financiamiento del Tesoro. Además defienden haber esperado hasta el último mes del primer trimestre para anunciar el canje: "De haberlo hecho hace un mes, por el canje tendríamos que haber pagado tasas más altas", aseguraron altas fuentes del Ministerio a LPO.

 De haberlo hecho hace un mes, por el canje tendríamos que haber pagado tasas más altas.

Asimismo, aclararon que el FMI no objeta el canje. Por el contrario, para los funcionarios, el Fondo respalda las operaciones que normalizan el financiamiento en moneda propia."No es que cada cosa que hacemos requiere el permiso del Fondo. De hecho, normalizar la curva de vencimientos nos permite financiar el mismo déficit a mejores tasas", aseveraron.

Cabe aclarar que el objetivo del 45% o 3,2 billones de pesos -que a priori parece modesto- obedece a que está diseñado para pasar vencimientos hasta 2025, un horizonte que está al alcance de los bancos y la Anses, pero no de los Fondos Comunes de Inversión que en general invierten a plazos inferiores a los 90 días, o para las aseguradoras. Para ellos, fuentes de Economía, confirmaron a este medio que habrá un futuro canje con otros instrumentos para ir corriendo los vencimientos.

Es que un 50% de los 7 billones está en manos del sector público, si se computa al Banco Nación dentro de este sector; y el resto está en manos del sector privado entre bancos, aseguradoras, fondos comunes de inversión y tenencias minoristas. Y este canje está pensado para normalizar la curva de la deuda, es decir, generando vencimientos alineados en el tiempo con instrumentos de corto plazo, de mediano plazo (2024) y de largo plazo (2025).

El sector público, ya se sabe, no participará en un 100% del canje porque tiene obligaciones que cubrir con ese dinero en el segundo trimestre y puede que esté más interesado en instrumentos similares a los que saldrán para FCI y aseguradoras. 

Así y todo, el canje orientado al sector público será el del tercer trimestre, que se anunciará más cerca de las PASO. Es que pasado junio, es mínima la participación del sector privado en las tenencias de la deuda del Tesoro que, al día de hoy suma $18 billones.

En efecto, todos los tenedores de los instrumentos a canjear podrán optar por dos canastas de bonos: una de tres bonos atados a la inflación y la otra con un bono "dual" a 2024 y otros dos atados a la inflación. En ambos casos las canastas se conformarán 40% con un bono CER con vencimiento en octubre de 2024  y 30% con uno CER convencimiento en febrero de 2025.

Massa anunció el canje de deuda en pesos con los bancos: "Rompe la idea de un reperfilamiento"

Por ende la diferencia radica entre elegir si el primer 30% de la canasta será con un bono CER con vencimiento en abril de 2024 o con un bono dual (que paga de la variación del dólar oficial o la inflación, el más alto) a febrero de 2024. Así, los bancos tendrán la opción de un seguro en caso de devaluación y quedarán cubiertos contra la inflación. En cambio, el Gobierno podrá desarmar posiciones dollar-linked.  

"Los títulos elegibles bajo la oferta de conversión serán: BONCER TX23, LEDES S31M3, S28A3, S31Y3 y S30J3, LECER X21A3, X19Y3 y X16J3, BONO DÓLAR LINKED TV23 y BONO DUAL TDJ23", detallaron en Economía.

Hoy el riesgo es político. Se lo ve en los futuros, en la brecha que hay en las tasas de interés en los instrumentos que vencen antes y después de las PASO, no es nada nuevo y está priceado. Y los bancos lo que piden es, por un lado, que despejemos el fantasma de un reperfilamiento y, por el otro, un instrumento de liquidez en caso de una eventualidad. Se están protegiendo del riesgo político o de un anuncio poco feliz.

Cabe aclarar que el canje de Economía, no tendrá un "put" o compromiso de recompra si el precio de los títulos llegan a determinado precio. En todo caso, el "put" será con el Banco Central para aquellos tenedores que compren un seguro de liquidez y será para la recompra a la cotización de mercado vigente. El precio de esta opción todavía no fue fijada por Miguel Pesce.

El mercado cree que Massa termina el año sin devaluar y el dólar salta en enero

"Hoy el riesgo es político. Se lo ve en los futuros, en la brecha que hay en las tasas de interés en los instrumentos que vencen antes y después de las PASO, no es nada nuevo y está priceado. Y los bancos lo que piden es, por un lado, que despejemos el fantasma de un reperfilamiento y, por el otro, un instrumento de liquidez en caso de una eventualidad. Se están protegiendo del riesgo político o de un anuncio poco feliz", apuntaron en el entorno de Massa en clara referencia a los dichos de Lacunza, Sandleris y Laspina.

En todo caso, explicaron, a medida que avance el año el fantasma del reperfilamiento irá quedando sin efecto en la medida en que quede claro que a ningún Gobierno le conviene comenzar la gestión con la deuda defaulteada y sin capacidad de financiamiento. Y remercaron que lo que le va a dar certidumbre a la economía es continuar respetando la reducción del déficit estipulada en el Presupuesto nacional.

Temas de la nota:
Publicar un comentario
Para enviar su comentario debe confirmar que ha leido y aceptado el reglamento de terminos y condiciones de LPO
Comentarios
Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellas pueden ser pasibles de las sanciones legales que correspondan. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algun comentario violatorio del reglamento de terminos y condiciones será eliminado e inhabilitado para volver a comentar.
  • 4
    07/03/23
    10:56
    Faltan datos para sacar conclusiones, habrá que ver como queda escalonada la nueva canasta y con que bonos todo este reperfilamiento "consensuado" con los bancos.
    El tema clave es el valor "garantizado" por el bcra para ejercer los puts.
    Responder
  • 3
    tempus
    07/03/23
    00:01
    Y Massa lo volvió a hacer...para desesperación de los chicos PRO que esperaban un default de la deuda que ellos dejaron, que se incendie el país y llegara el helicóptero.... pero parece que una vez más se van a quedar con las ganas.
    Responder
  • 2
    observador
    06/03/23
    23:49
    Lo peor es lo que hizo Massa. Le dio a los bancos lo que querían e incluso la posibilidad de poder desprenderse en el futuro. Es decir, no tienen ningún riesgo. Se acuerdan los albertistas y kukas de la primera hora cuando decian que Macri gobernaba para los banqueros. Bueno lo de hoy fu obsceno. No casualmente son los mismos ignorantes que no entienden los fundamentos de la deuda en pesos que es el tema en cuestión. Vino Massa y en vez de achicar el deficit agrando la deuda a futuro garantizando lo imprometible.
    Responder
  • 1
    l
    06/03/23
    20:24
    Que sapo nos íbamos a comer con Massa, por suerte se prendió fuego como ministro...es la marca pindonga de Macri
    Responder
Noticias Relacionadas
Caputo apuesta a un préstamo de Basilea y el Banco Europeo para evitar la devaluación

Caputo apuesta a un préstamo de Basilea y el Banco Europeo para evitar la devaluación

LPO
El ministro se resiste a devaluar como le exigió el FMI, pero el campo no liquida y el riesgo país se dispara.
Caputo negó que el Fondo le haya pedido una devaluación

Caputo negó que el Fondo le haya pedido una devaluación

LPO
A través de un largo posteo en X, el ministro de Economía buscó desmentir versiones de un salto en la cotización del dólar.
El FMI le exigió al gobierno que Galperin compita en igualdad de condiciones con los bancos

El FMI le exigió al gobierno que Galperin compita en igualdad de condiciones con los bancos

LPO
El Fondo sostuvo en su último reporte que Argentina necesita regular a las fintech como Mercado Pago para que haya igualdad de condiciones con los bancos.
La industria volvió a crecer en abril pero sigue abajo del año pasado

La industria volvió a crecer en abril pero sigue abajo del año pasado

LPO
La actividad industrial registró un repunte mensual del 4,5% en abril aunque la caída interanual fue del 14.2%.
El FMI le exige a Caputo devaluar antes de hablar de fondos frescos

El FMI le exige a Caputo devaluar antes de hablar de fondos frescos

LPO
El organismo también cuestionó fuertemente el Bopreal y pide una política monetaria clara. El Gobierno apuesta a triunfo de Trump que destrabe la situación.
Sturzenegger choca de frente con Toto Caputo, inquieto porque se demora su ingreso al gabinete

Sturzenegger choca de frente con Toto Caputo, inquieto porque se demora su ingreso al gabinete

LPO
Su amigo el economista Spotorno dijo que la "nueva etapa" necesita a Sturzenegger de ministro. Los Caputos se aliaron para frenarlo.