Republicanos
Debate republicano: la voz que se impuso en medio de los gritos
La transmisión de Fox/Univision mostró que todos los candidatos hablan el lenguaje de Trump y delató la falta de propuestas. Sólo hubo una excepción.

El segundo debate republicano, que se llevó a cabo en la biblioteca presidencial Ronald Reagan en California, tuvo como principal protagonista la ausencia del candidato líder, el expresidente Donald Trump. La ausencia del ya casi consagrado Trump en el escenario relegó un evento clave en el calendario político al conflicto mezquino y minoritario. Desacuerdos menores, casi irrelevantes, se vieron expandidos mediante insultos y griteríos en un debate llamativo por su falta de interés para el grueso de los votantes republicanos.

No obstante la ausencia del probable precandidato-quien habló el mismo día frente a un grupo de trabajadores automotrices no sindicalizados en Michigan, sitio de una huelga histórica de la UAW-el debate sí dejó en apariencia la tensa relación del republicanismo mainstream con su principal representante. Solo Chris Christie, exgobernador de Nueva Jersey, se atrevió a criticar a Trump una vez más de manera abierta, por lo cual recibió tímidos aplausos. 

Ron DeSantis, el gobernador de Florida y actual segundo en las encuestas, acusó a Trump de estar "Missing in Action," aunque prefirió transferir el énfasis hacia otras temáticas demostrando nuevamente la incomodidad frente al expresidente que marca (y quizás ha debilitado) su candidatura. Otros candidatos, como Nikki Haley y Mike Pence, se abstuvieron de criticar a Trump, no sólo limitados por sus roles en su administración, si no por la similitud de sus propuestas con las del magnate.

Debate republicano: el plan de Trump que se cumplió a la perfección

Abundaron los intentos de desafiar o imitar a Trump. Christie, cuyo carácter afable lo ha distinguido a lo largo de su extensa trayectoria política, propuso que ya que el expresidente evitó este debate y el anterior, debía llamarse "Donald Duck," replicando así una estrategia retórica que ha debilitado a los adversarios de Trump. Las interrupciones, ya una parte inevitable de cualquier debate y otra arma en el arsenal trumpiano, se repitieron, y salvo Pence-quien se ha abstenido de las mismas para erigirse como el candidato del respeto al orden y las instituciones-estas hicieron que pocas propuestas pudieran trascender del conflictivo barullo.

Solo Christie se atrevió a criticar a Trump de manera abierta y propuso llamarlo "Donald Duck" debido a sus ausencias en los debates. Una réplica de la estrategia retórica que debilitó a los adversarios de Trump.

Este debate fue el primero en ser transmitido por la señal hispanoparlante Univision, y las preocupaciones de esa audiencia tomaron protagonismo tras unas semanas de elevado debate sobre el acercamiento de las poblaciones latinas al republicanismo en Florida y otros enclaves esenciales. Consultados acerca de su política fronteriza, la mayoría de los candidatos enfatizaron la militarización de la frontera sur del país y demostraron un fuerte consenso alrededor de políticas popularizadas por Trump.

Debate republicano: la voz que se impuso en medio de los gritos

Christie, quien en el pasado se mostró a favor de un camino a la ciudadanía para los llamados ‘Dreamers' y otros inmigrantes indocumentados, alegó que ante la inacción estatal el problema había crecido y esto ya no sería posible. Sugirió así que el problema sería de aplicación de la ley, mientras que Haley, que alegó falsamente su involucramiento en negociaciones con México, sugirió expandir el reclutamiento de fuerzas de seguridad e inmigratorias y fortalecer el control fronterizo. Propuso, además, la abolición de las ciudades santuario que operan como sitios seguros para recibir migrantes a la espera de sus turnos judiciales inmigratorios. DeSantis pareció concordar, mientras que Pence recordó la agresiva política de deportación que llevó a cabo la administración Trump. DeSantis, por su parte, arguyó que la clave yacía en su gobernación de Florida, donde despidió a fiscales progresistas "financiados por Soros," el milmillonario donante liberal judío devenido receptáculo de teorías conspirativas.

El extremo Vivek Ramaswamy, cuya campaña tomó prominencia tras una confrontativa aparición en el anterior debate, sugirió finalizar la ciudadanía por nacimiento para los hijos de inmigrantes indocumentados. La insistencia de Ramaswamy en tomar una posición por fuera del binarismo político tradicional y demostrar que no representa ni a republicanos ni a demócratas pareció jugarle en contra. Tras ganar protagonismo por acusar a sus co-candidatos de ser títeres y representar intereses oscuros, propuso evitar ataques personales y el respeto ante todo, una posición que no le ganó admiradores. (En un notable exabrupto, Haley afirmó que se sentía "un poco más tonta cada vez que lo escucho hablar").

El pasado 'woke' de Ramaswamy, el candidato republicano que oculta cómo se convirtió en millonario

Ante las preguntas de los moderadores-entre ellos la periodista colombiana Ilia Calderón-por las dificultades laborales que han ganado la escena en los últimos días, el candidato Tim Scott responsabilizó el fracaso de las políticas económicas del presidente Biden, mientras que Ramaswamy enfatizó que la ‘victimización' por estas dificultades es una elección individual. Repitió además su propuesta (imposible) de un radical recorte de gastos en el gobierno federal, y la eliminación por completo del déficit presupuestario, algo que su experiencia como empresario le permitiría llevar a cabo. DeSantis, siempre utilizando su gobierno en Florida como ejemplo y priorizando la ‘guerra cultural' por sobre las propuestas materiales, habló de prohibir la invasión cultural de China en los campus universitarios (encarnada, según él, en los institutos de ‘estudios confucianos'). Recibió un fuerte aplauso tras afirmar que la remoción, por parte de Florida, de los beneficios de welfare para sus ciudadanos eran parte clave del éxito económico del estado. Pence, quien propuso prohibir lo que él ha llamado el ‘transgenderismo,' insistió en la revitalización económica llevada a cabo por Trump, aunque se rehusó a nombrar medidas económicas concretas.

Haley propuso la abolición de las ciudades santuario que operan como sitios seguros para recibir migrantes y DeSantis dijo que la clave es despedir a los fiscales progresistas "financiados por Soros", el milmillonario donante liberal judío que inspira teorías conspirativas.

Constantes referencias a Ronald Reagan, en cuyo honor se inauguró el debate, trajeron de regreso la ‘nueva guerra fría' con China. Si bien la mayoría de los candidatos sugirieron que superar económicamente al país asiático era el punto clave, tanto Christie como Haley enfatizaron su preocupación por la alianza China-Rusia. Ramaswamy, fiel a su estilo, se rehusó a defender por completo la causa ucraniana tras una semana en la que el parlamento canadiense aplaudió a Vladimir Zelensky y a un exmiembro ucraniano de las SS Nazis durante la Segunda Guerra Mundial. Las críticas de Ramaswamy a la "aristocracia" y la "tecnocracia" de Washington y la Reserva Federal también recibieron aplausos, aunque el precandidato no supo ofrecer mayores propuestas para solucionar las problemáticas económicas que enfrenta el país. El resto de los candidatos defendió la reducción impositiva y Pence aprovechó para recordar la serie de recortes que llevó a cabo durante el gobierno de Trump.

Si bien un tono de elevada conflictividad caracterizó el debate, el consenso fue la nota preponderante del mismo, no obstante el esfuerzo que hicieron los candidatos por diferenciarse. Salvo Christie, quien se confirmó sin miedo de criticar a ‘Donald Duck,' y Ramaswamy, quien pareció haberse ganado el desdén del podio en el anterior debate, primó la homogeneidad de opiniones: militarizar la frontera, derrotar a China, reducir el déficit fiscal, y prohibir la ‘ideología' en la educación. Estas posiciones-en gran medida avanzadas primero por Trump hace años-se mantuvieron en el centro de las propuestas de los candidatos. La pregunta, a medida que se aproximan las primarias y la distancia de Trump con el resto del campo solo parece acrecentarse, es si la estrategia de apaciguamiento seleccionada por todos, a excepción del casi-derrotado Christie, fue la correcta. Han sido estos debates, a los que el principal líder intelectual y político del partido no se ha presentado, ¿un ejercicio de futilidad mediática, o un esfuerzo serio de pensar una alternativa al expresidente Trump? La respuesta no parece en duda.

Debate republicano: la voz que se impuso en medio de los gritos

Temas de la nota:
Post a comment
To submit your comment, you must confirm that you have read and accepted the terms regulation and LPO conditions
Comments
The comments published are the sole responsibility of their authors and the consequences derived from them may be subject to the corresponding legal sanctions. Any user who includes any comment in violation of the terms and conditions regulation in their messages will be eliminated and disabled to comment again.
Noticias Relacionadas
Trump fuerza cambios en el Comité Republicano y empieza a tomar el control del partido

Trump fuerza cambios en el Comité Republicano y empieza a tomar el control del partido

LPO (Washington DC)
Tras 7 años como presidenta del Comité Nacional Republicano, Ronna McDaniel anunció que renunciará. Trump quiere a su nuera Lara en el RNC. Debate por quién paga las facturas legales de MAGA.
La Casa Blanca opera contrarreloj para impedir la gran purga de la burocracia que prepara Trump

La Casa Blanca opera contrarreloj para impedir la gran purga de la burocracia que prepara Trump

LPO (Washington DC)
El republicano quiere despedir a miles de empleados de carrera del gobierno. Los demócratas niegan la urgencia. Pero ya diseñan un operativo cerrojo para atarle las manos.
"La relación de AMLO con Trump es mucho mejor que la tiene con Biden"

"La relación de AMLO con Trump es mucho mejor que la tiene con Biden"

By Diego Genoud
El ex embajador de Trump ante la OEA hoy es su abogado y principal nexo con la comunidad latina. En diálogo con LPO, promueve a Marco Rubio como vicepresidente de Trump, habla del vinculo con AMLO y explica el acercamiento del ex presidente con Univision.
Inédita ofensiva de Ted Cruz para que Trump también tome el control del Senado

Inédita ofensiva de Ted Cruz para que Trump también tome el control del Senado

LPO (Washington DC)
El senador latino reclama la renuncia de McConnell, el líder republicano del Senado que es enemigo del ex presidente y pierde cada vez más aliadoss. A Trump ya casi no le quedan rivales.
El sorpresivo llamado de Trump a Biden para debatir ahora invierte los roles y sugiere un final abierto

El sorpresivo llamado de Trump a Biden para debatir ahora invierte los roles y sugiere un final abierto

LPO (Washington DC)
El republicano lidera en las encuestas y faltó a todos los debates de su partido, pero quiere un mano a mano con el presidente. Por qué Biden le baja el precio.
Una asesora clave de Trump pide que un latino sea su compañero de fórmula y postula a Marco Rubio

Una asesora clave de Trump pide que un latino sea su compañero de fórmula y postula a Marco Rubio

LPO (Washington DC)
Kellyanne Conway, la ex directora de campaña del ex presidente, reclamó que lleve a una persona de color en la fórnula. La danza de nombres y el puente de Trump con Rubio.