Campaña
AOC ve una oportunidad detrás de Roe y se multiplica para reclutar a los defraudados por Biden
La representante del Bronx tomó el fallo de la Corte como una cuestión personal y busca crecer a partir del descontento de las mujeres. Las críticas al presidente, la historia de su violación y la estrategia para lo que viene.

La anulación del derecho federal al aborto por la Corte Suprema de Justicia de Estados Unidos, rechazada por una importante facción de la sociedad, puede transformarse en un salvavidas de campaña para el Partido Demócrata, que comanda un barco con dificultades económicas e imágenes en caída. En ese escenario, Alexandria Ocasio-Cortez, por su prolongado y combativo compromiso con la causa, sería una alternativa para encolumnar voluntades detrás Roe, y hacer frente a los republicanos. La exposición pública de esta latina socialista se multiplicó luego del controvertido fallo.

La filtración de un borrador y la mayoría conservadora en el tribunal supremo preveían este desenlace que es desaprobado por un 67% de las mujeres (59% en total), según una encuesta reciente de CBS News/YouGov. La militancia feminista de la joven nacida (32) en el Bronx, víctima de abuso sexual, juega un destacado en la identificación los votantes que buscan revertir la sentencia, particularmente las mujeres, y sobre todo latinas, a quienes ella les habla como una más.

"Detrás del fallo de la Corte, está el poder conservador blanco evangélico y cristiano"

El hecho la mostró dolida, pero sin bajar los brazos. Llevó su ser a diferentes protestas (Washington DC, Union Square en Nueva York) donde no solo puso un poco de luz ante una situación que conmociona, sino que también marcó acciones que deben hacer propias quien allí la escucharon. En este sentido, todo lo que viene tiene como objetivo que la interrupción voluntaria del embarazo retorne al lugar que ocupó desde 1973. En la manifestación fuera del palacio de justicia debió ser resguardada por sus filas para evitar el acercamiento de quienes celebran la decisión de la Corte.

"El embarazo forzado es un crimen contra la humanidad" y "prohibir los abortos nunca hará que desaparezcan", son dos frases que la congresista usó. Las mismas refuerzan su poder cuando Ocasio-Cortez compartió que "cuando tenía 22 años fui violada" y mientras esperaba el resultado de la prueba de embarazo (que saldría negativo) en un baño público en Manhattan pensó: "por lo menos tengo una elección", en referencia a la libertad de poder elegir si quería abortar.

"El embarazo forzado es un crimen contra la humanidad" y "prohibir los abortos nunca hará que desaparezcan" fueron dos de las frases que usó la congresista latina en sus apariciones. 

Además del maratón mediático, usó su estratégica comunicación virtual -acaba de renovar su Web- para empoderar a sus seguidores y forzar a que la lucha no decaiga. Desde las redes sociales intentó contener el malestar, pero también ordenar el debate. En un vivo de Instagram de casi una hora señaló acciones a desarrollar, entre estas, recomendó hacer donaciones a fondos de aborto y recibir en casas particulares a mujeres que buscan abortar en estados fuera de sus domicilios.

Otra prueba practica de su compromiso es apoyar candidatas defensoras del derecho al aborto. Acompañó a la activista y Queer, Ana María Archila, en su candidatura a la vicegobernación de Nueva York. En Texas, junto a Bernie Sanders, hizo campaña por la joven feminista Jessica Cisneros. También respaldó (el año pasado) a la abogada de derechos humanos y militante por la justicia racial, Maya Wiley, por la Alcaldía de Nueva York. A pesar de que algunas tenían pocas chances, de hecho, ninguna salió victoriosa, Ocasio-Cortez puso su prestigio político a disposición de estas mujeres.

Ocasio con Cisneros, la candidata derrotada en Texas.

En lo territorial, su equipo tiene en agenda, para julio, 10 caminatas y "puerta a puerta", centradas en diferentes zonas de Queens y el Bronx. Estas bajadas políticas a los barrios tienen como eje desarrollar conversaciones "reales y significativas" con los votantes, donde la "persuasión" en el tema de la interrupción voluntaria del embarazo seguramente tendrá un lugar central. Además, como normalmente ocurre en estas actividades sirven para tomar el pulso de la sociedad.

En campaña, Ocasio y los representantes de Nueva York le piden 66 millones al Congreso para financiar proyectos latinos

A su inteligencia y verborragia, demostradas en las intervenciones en la Cámara de Representantes, las puso a trabajar al servicio de la derrota en manos de jueces conservadores. Así fue como desperdigó latigazos verbales a propios y ajenos. En la volteada cayó, por supuesto, la Corte Suprema, acusando a dos miembros de mentir ante el Senado sobre su posición en el caso "Roe vs Wade". Al respecto, apuntó que eso podría derivar en juicio político.

En lo territorial, su equipo tiene en agenda, para julio, 10 caminatas y "puerta a puerta", centradas en diferentes zonas de Queens y el Bronx. Estas bajadas políticas a los barrios tienen como eje desarrollar conversaciones "reales y significativas" con los votantes, donde la "persuasión" tendrá un lugar central.

En territorio demócrata, tildó a Biden de "históricamente débil" sobre el tema aborto ya que apoyo Hyde hasta 2019. Entre otras propuestas invitó al presidente a abrir clínicas de aborto en tierras federales; de hecho, lanzó una campaña para sumar firmas que avalen esa petición, la cual enviará a la Casa Blanca. Indirectamente cruzaron posicionamientos sobre los integrantes de la Corte Suprema, ella propone una ampliación y él mantiene su oposición a expandir el tribunal. La feminista latina busca representar a los votantes defraudados por el presidente y el ala conservadora del partido de gobierno. 

A los legisladores les recomendó rever los destinos de los fondos ya que "nuestro trabajo en este momento es proteger a las personas", y adentrándose en lo que será la campaña legislativa, condicionó a los próximos candidatos al Congreso a "comprometerse a codificar Roe". Una manera de conducir el próximo enfrentamiento electoral hacia un referendo sobre la decisión que derogó a Roe. Obviamente, su honestidad intelectual no pasa inadvertida, y continúa arrastrando descontentos en el ala más conservadora del Partido.

A los ciudadanos les pide que apoyen candidatos que tengan propuestas para ampliar los derechos reproductivos de las mujeres. A su vez, les remarca que con ir votar y hacer donaciones no alcanza, sino que deben "tomar cartas en el asunto". Esto parece haber empezado a materializarse, este jueves en Nueva York un grupo de personas por el derecho al aborto intentaron impedir que algunos invitados participen en una cena organizada por la Sociedad Federalista, asociada con el apoyo a la decisión de la Corte. Otros hicieron una sentada en la esquina de la Casa Blanca.

En las filas progresistas temen por los próximos pasos que podría tomar la Corte. De hecho, los tres jueces que se desmarcaron de la mayoría al votar por el aborto dijeron que esto "pone en peligro otros derechos de privacidad, como la anticoncepción y el matrimonio entre personas del mismo sexo".

Temas de la nota:
Post a comment
To submit your comment, you must confirm that you have read and accepted the terms regulation and LPO conditions
Comments
The comments published are the sole responsibility of their authors and the consequences derived from them may be subject to the corresponding legal sanctions. Any user who includes any comment in violation of the terms and conditions regulation in their messages will be eliminated and disabled to comment again.
  • 1
    malebranche
    02/07/22
    15:19
    Se van a comer una paliza
    Responder