Congreso
Debacle de la promesa progresista: AOC dejó de ser la "rebelde" demócrata y diluye su poder en el Congreso
Alexandria Ocasio Cortez, la joven que iba a revolucionar el Partido Demócrata, perdió músculo político. Ahora termina emparentada con Biden. Sus cruces con Pelosi y cómo solo es efectiva en redes sociales.

 El 26 de junio de 2018, Alexandria Ocasio-Cortez se convirtió en un fenómeno político al lograr reconocimiento nacional tras ganar las elecciones primarias del Partido Demócrata para el distrito 14 del Congreso en Nueva York. Su victoria fue un símbolo del triunfo contra el establishment. Inmediatamente su popularidad en las redes sociales eclipsó a los políticos convencionales. AOC pasaba de ser camarera a convertirse en uno de los nombres más destacados de la política estadounidense, incluso permitiendo especular con un futuro político en la Casa Blanca. Sin embargo, AOC ha ido viendo como su peso político se ha diluido, abandonando aquel papel disruptivo al sumarse a un Biden al que antes criticaba abiertamente o al ir a contramano de otros de los colegas de su propio escuadrón progresista sobre el papel de Estados Unidos en relación a Israel.

A sus 33 años, AOC sigue teniendo un enorme peso mediático, sin un verdadero poder dentro de la cámara. La congresista de origen puertorriqueño ya no es una cara nueva y su potencial de rebeldía se va perdiendo a la par que se apuntan nuevos cargos que podría ocupar.

Tanto es así que inspiró un nuevo libro "El escuadrón: AOC y la esperanza de una revolución política", escrito por el periodista Ryan Grim y que fue tapa del New York Post recientemente. En el libro dice que AOC se convirtió en una "paria" entre sus compañeros demócratas del Congreso. "Mientras que alguien como el presidente Barack Obama quiere ser visto como todo para todos, Ocasio-Cortez en realidad cree que puede ser todo para todos mientras lidera una revolución política", escribió el autor. 

Biden reconoce que Newsom puede ser presidente y deja abierta la puerta para dar un paso al costado

Recientemente se especuló con un desafío de Ocasio-Cortez para la silla en el senado de la también neoyorquina Kristen Gillibrand, pese a que la directora de comunicaciones de AOC, Lauren Hitt, confirmó que el objetivo de la congresista es postularse para la reelección de su escaño del Bronx y Queens en 2024.

Resulta incuestionable que AOC ha sabido despertar pasiones tanto a favor como en contra, pero ya no es la outsider de primer año. Ahora, en su tercer mandato, con un puesto de alto rango en un poderoso comité de la Cámara, su tarea como disruptora va diluyéndose y ha entendido la importancia de ser jugadora de equipo.

La nueva política de AOC va más en la línea tradicional de trazar alianzas que su disposición inicial de enfrentarse a los líderes del partido cuando otros de la izquierda no eran capaces. Lejos quedan los enfrentamientos intermitentes con la ex presidenta Nancy Pelosi. Ahora, Ocasio-Cortez está forjando vínculos con el nuevo líder demócrata Hakeem Jeffries, otro neoyorquino cuyos instintos centristas no siempre están alineados con los suyos. 

El nombre de AOC sigue fuerte, la atención a la neoyorquina no ha bajado, tan solo se transformó el mensaje. AOC es ahora más conciliadora, y por consiguiente, menos referente del joven progresista que la votó para sacudir los pesos pesados del partido demócrata a los que poco a poco más se asemeja

AOC era una de las voces más críticas con Biden en las primarias, jugando un papel destacado en la campaña de Bernie Sanders. Hoy en día, el equipo de Biden ha querido capitalizar la popularidad de AOC y hacerse con su respaldo público algo que alimenta esta imagen de una política menos disruptiva y más parte del establishment que ella misma derrotó.

La joven congresista es muy activa en la política y logra que se hable mucho de sus opiniones, pero se la califica como de los miembros menos efectivos de la cámara según un estudio conjunto de la Universidad de Vanderbilt y la Universidad de Virginia. Tener una gran plataforma es vital para la notoriedad, pero no significa que su trabajo vaya lejos, como en el caso de la neoyorquina que presenta muchos proyectos de ley pero no logra que lleguen a ser aplicados.

AOC became a %u2018pariah' among Democrats in Congress, clashed with Pelosi, new book reveals https://t.co/YyTMv6wytQ pic.twitter.com/UhyBOVglfL— New York Post (@nypost) December 3, 2023 Resulta incuestionable que AOC ha sabido despertar pasiones tanto a favor como en contra, pero ya no es la outsider de primer año. Ahora, en su tercer mandato, con un puesto de alto rango en un poderoso comité de la Cámara, su tarea como disruptora va diluyéndose y ha entendido la importancia de ser jugadora de equipo.La nueva política de AOC va más en la línea tradicional de trazar alianzas que su disposición inicial de enfrentarse a los líderes del partido cuando otros de la izquierda no eran capaces. Lejos quedan los enfrentamientos intermitentes con la ex presidenta Nancy Pelosi. Ahora, Ocasio-Cortez está forjando vínculos con el nuevo líder demócrata Hakeem Jeffries, otro neoyorquino cuyos instintos centristas no siempre están alineados con los suyos. El nombre de AOC sigue fuerte, la atención a la neoyorquina no ha bajado, tan solo se transformó el mensaje. AOC es ahora más conciliadora, y por consiguiente, menos referente del joven progresista que la votó para sacudir los pesos pesados del partido demócrata a los que poco a poco más se asemejaAOC era una de las voces más críticas con Biden en las primarias, jugando un papel destacado en la campaña de Bernie Sanders. Hoy en día, el equipo de Biden ha querido capitalizar la popularidad de AOC y hacerse con su respaldo público algo que alimenta esta imagen de una política menos disruptiva y más parte del establishment que ella misma derrotó.La joven congresista es muy activa en la política y logra que se hable mucho de sus opiniones, pero se la califica como de los miembros menos efectivos de la cámara según un estudio conjunto de la Universidad de Vanderbilt y la Universidad de Virginia. Tener una gran plataforma es vital para la notoriedad, pero no significa que su trabajo vaya lejos, como en el caso de la neoyorquina que presenta muchos proyectos de ley pero no logra que lleguen a ser aplicados.Nancy Pelosi, ex presidenta de la Cámara de Representantes

AOC ya no incomoda como lo hacía antes en el congreso. Lejos quedan las disputas que se iniciaron en julio de 2018, un mes después de que AOC venciera a Crowley en las primarias demócratas, cuando se reunió con la entonces líder de la minoría de la Cámara de Representantes, Nancy Pelosi. La ex portavoz instó a una AOC de 28 años a abandonar el lema "Abolir ICE" (por la policía migratoria), pero Ocasio-Cortez siguió incomodando a los demócratas con algunas de sus acciones de repercusión mediática, como cuando se unió a 150 activistas climáticos en una sentada en la oficina de Pelosi. 

Resulta incuestionable que AOC ha sabido despertar pasiones tanto a favor como en contra, pero ya no es la outsider de primer año. Ahora, en su tercer mandato, con un puesto de alto rango en un poderoso comité de la Cámara, su tarea como disruptora va diluyéndose y ha entendido la importancia de ser jugadora de equipo

Aunque en público Pelosi trató con cuidado a Ocasio-Cortez, detrás de escena le hizo la vida algo complicada. Con la llegada de Jeffries, el nuevo portavoz para los demócratas, AOC ya no tiene el papel de rebelde pese a que sigue capaz de volverse viral en redes. Ocasio-Cortez cuenta con más de 13,2 millones de seguidores en X y mantiene su flujo de contenido sobre temas que interesan a la izquierda progresista, como sus enfrentamientos continuos con Elon Musk.

El nombre de AOC sigue fuerte, la atención a la neoyorquina no ha bajado, tan solo se transformó el mensaje. AOC es ahora más conciliadora, y por consiguiente, menos referente del joven progresista que la votó para sacudir los pesos pesados del partido demócrata a los que poco a poco más se asemeja.

Temas de la nota:
Post a comment
To submit your comment, you must confirm that you have read and accepted the terms regulation and LPO conditions
Comments
The comments published are the sole responsibility of their authors and the consequences derived from them may be subject to the corresponding legal sanctions. Any user who includes any comment in violation of the terms and conditions regulation in their messages will be eliminated and disabled to comment again.
  • 1
    eldato
    05/12/23
    02:28
    No es raro que eso suceda con AOC. Finalmente, si quiere seguir en la política y con el partido demócrata, tiene que bailar ql son que le toquen. Recordemos que a Sanders le hicieron fraude, comprobado, y aún asi le levantó la mano y dijo en público que su voto era para su verduga, la nefasta de Hilary Clinton.
    El sistema está duseñado asi, para que nadie pueda salirse una vez entra, salvo que decida hacer historia y fundar un nuevo partido, lo cual se antoja muy lejos, pues los que llegan al poder, solo muertos o viejos sin mas capacidad cognitiva, se van. No lo creen? Nancy Pelosi es el ejemplo.
    Responder
Noticias Relacionadas
Exclusivo: Hablan los líderes hispanos que desplazan a Ocasio-Cortez y se ponen al frente de las protestas contra Biden

Exclusivo: Hablan los líderes hispanos que desplazan a Ocasio-Cortez y se ponen al frente de las protestas contra Biden

By Edgar Costa (New York)
Los dominicanos Manolo de los Santos y Claudia de la Cruz rechazan el apoyo demócrata a Israel y encabezan las manfiestaciones a favor de Palestina. Por qué congregan multitudes.
Una histórica marcha contra el New York Times por su cobertura de la guerra potencia la división entre los demócratas

Una histórica marcha contra el New York Times por su cobertura de la guerra potencia la división entre los demócratas

By Edgar Costa (New York)
Un grupo de manifestantes entró en el edificio con pancartas que pedían un alto el fuego y acusó al diario de escribir "mentiras" a favor del lobby israelí. Un problema cada vez más grande para Biden.
Tras el ataque de Hamas, las protestas de Nueva York exhiben la fractura entre los demócratas

Tras el ataque de Hamas, las protestas de Nueva York exhiben la fractura entre los demócratas

By Edgar Costa (New York)
Las marchas mostraron la división en las filas de Biden. El poderoso lobby judío enfrenta el desafío de los sectores alineados con Alexandria Ocasio-Cortez y la causa palestina.
Tras la caída de McCarthy, los progresistas de Nueva York se lanzan a copar el Congreso

Tras la caída de McCarthy, los progresistas de Nueva York se lanzan a copar el Congreso

By Edgar Costa (New York)
El ala de Ocasio-Cortez impulsa al líder de la minoría Hakeem Jeffries como sucesor del orador fallido. Con el avance del trumpismo, los demócratas moderados pierden poder..
Ocasio-Cortez expone a Bob Menéndez y niega que exista una caza de brujas contra los latinos

Ocasio-Cortez expone a Bob Menéndez y niega que exista una caza de brujas contra los latinos

LPO (Washington DC)
Tras la acusación por tráfico de influencias, la congresista de Nueva York pidió la renuncia del senador. Escala la batalla interna entre demócratas hispanos.
AOC confiesa que el poder la cambió y le pide a la izquierda que se adapte

AOC confiesa que el poder la cambió y le pide a la izquierda que se adapte

LPO (Washington DC)
La representante latina se diferenció de sus antiguos aliados, que ahora la señalan como parte del establishemt. La transformación.