Inflación
Falsas promesas con la inflación complican a Yellen y se escuchan posibles reemplazantes para después de las elecciones
El IPC de mayo marcó 8,6% interanual, mayor al estimado, y se desató otra renovada ola de críticas al equipo económico que asesora a Biden. Cómo juega cada uno en la interna y los que se postulan para desplazar a la actual secretaria del Tesoro.

 Los datos de inflación siguen dejando en off-side a los funcionarios económicos de la administración Biden. Este viernes se conoció que el IPC de mayo saltó 1% mensual y 8,6% en los últimos 12 meses, el mayor ritmo de inflación en casi 41 años. Fue mayor a lo que pronosticaban los bancos de Wall Street (que hablaban de 0,7% mensual) y así queda descartado de lleno que el pico del aumento de precios ya haya sucedido. Para peor, entierra las promesas que venían haciendo públicamente tanto Janet Yellen como Jerome Powell, dos funcionarios en el ojo de la tormenta. 

La secretaria del Tesoro, por caso, es quien está más complicada por los malos resultados económicos. Recientemente había dado un diagnóstico sobre la inflación en una audiencia en el Congreso. "No hay duda de que tenemos enormes presiones inflacionarias, que la inflación es realmente nuestro principal problema económico en este momento y que es fundamental que lo abordemos", había dicho.

El fantasma de la recesión persigue a Biden y un indicador de la Reserva Federal alarma a la Casa Blanca 

Pero, dos días antes de que se conociera el IPC de mayo, había dejado un pronóstico optimista que finalmente está lejos de cumplirse: "Espero que la inflación se mantenga alta, aunque tengo muchas esperanzas de que baje ahora". No sucedió y volvió a crecer más de lo esperado.

Jerome Powell, el presidente Biden y Janet Yellen en una reunión para tratar el tema de la inflación

Encumbrados economistas de Wall Street le bajan el pulgar a lo que viene prometiendo Yellen. "La reacción al informe de inflación del mercado de bonos americano implica una Fed más agresiva y una mayor desaceleración económica. Redistribución de los resultados macro, mayor probabilidad de estanflación, mayor riesgo de recesión y un carril derecho más delgado de alto crecimiento/baja inflación", estimó Mohamed A. El-Erian, asesor de los fondos Allianz y Gramercy y columnista estrella de Bloomberg y Financial Times. 

El financista que ayudó a crear el mayor fondo de la Costa Oeste como es PIMCO, dice que el dato de inflación amplificará el malestar económico, social y político. "Además, si se tienen en cuenta los primeros 10 días de junio, la próxima medida mensual sería más alta", pronosticó para quien aún no se ha llegado al pico inflacionario.  

En lo más alto de la lista para reemplazar a Yellen se encontraría la secretaria de Comercio Gina Raimondo y Gary Gensler, ambicioso y progresista presidente de la Comisión de Bolsa y Valores (SEC, por sus siglas en inglés) que tiene a la senadora izquierdista Elizabeth Warren de su lado. Mientras se disipa el futuro de Yellen, Deese es el hombre de referencia en lo económico para Biden

De la mano de la creciente presión sobre los precios, Yellen había hecho incluso un mea culpa en público. En la semana le dijo a CNN que se equivocó entonces sobre el camino que tomaría la inflación. "Ha habido grandes impactos imprevistos en la economía que han disparado los precios de la energía y los alimentos, y cuellos de botella en el suministro que han afectado gravemente a nuestra economía. Que, en ese momento, no entendí completamente", se excusó.

Admitir el error de cálculo disparó las críticas de los republicanos que piden la renuncia de Yellen. Varios de ellos salieron en distintos medios pidiendo la cabeza de la funcionaria, algo que quizás le ayude a mantenerse a flota para que los demócratas que sean percibidos como "entregadores" ante lo oposición. 

El dolor de cabeza que significa la inflación para las aspiraciones políticas del Partido Demócrata también se vio en las declaraciones de dos funcionarios de menor rango pero de suma importancia para la toma de decisiones en la Casa Blanca: Gina Raimondo, la secretaria de Comercio, y Brian Deese, el ex BlackRock que se desempeña como el principal asesor económico de Biden.

Se dice que Deese es el ghostwriter de los últimos discursos económicos del presidente, incluida la nota de opinión que publicó Biden en The Wall Street Journal sobre su plan para detener la inflación.

She forgot the part about the months and months of the feds printing money, more money than God has ever seen, and paying people to stay home. @SecYellen respect that you admitted you were wrong but you need to resign. https://t.co/oAHISugsCe— Walt Blackman for Congress (@BlackmanForAZ) June 1, 2022  El dolor de cabeza que significa la inflación para las aspiraciones políticas del Partido Demócrata también se vio en las declaraciones de dos funcionarios de menor rango pero de suma importancia para la toma de decisiones en la Casa Blanca: Gina Raimondo, la secretaria de Comercio, y Brian Deese, el ex BlackRock que se desempeña como el principal asesor económico de Biden. Se dice que Deese es el ghostwriter de los últimos discursos económicos del presidente, incluida la nota de opinión que publicó Biden en The Wall Street Journal sobre su plan para detener la inflación.El principal asesor económico de Biden, Brian Deese, y la secretaria de Comercio Gina Raimondo

En Washington se especula con que la misma Yellen tendría las horas contadas al frente del Tesoro. Valorada por su capacidad académica, la funcionaria estaría evaluando nuevos horizontes. Algunos medios como el New York Post dicen que las elecciones de mitad de término, con una derrota casi asegurada del oficialismo, podría deparar la salida de la actual secretaria del Tesoro.

En lo más alto de la lista para reemplazarla se encontraría la secretaria de Comercio Raimondo y Gary Gensler, ambicioso y progresista presidente de la Comisión de Bolsa y Valores (SEC, por sus siglas en inglés) que tiene a la senadora izquierdista Elizabeth Warren de su lado. Mientras se disipa el futuro de Yellen, Deese es el hombre de referencia en lo económico para Biden. 

Distinta es la situación de Powell, confirmado por el Congreso para su mandato de cuatro años el mes pasado. Biden siempre habló de la independencia que tiene que tener la Reserva Federal. Pero fue quien popularizó la idea de "transitoriedad" de la inflación, algo que quedó evidentemente probado que no era tan así. Hace una semana el número uno del banco central estuvo reunido con Biden. Llegaron a la conclusión que para derrotar a la inflación, hay que subir más las tasas. El gran riesgo es que la cura sea peor que la enfermedad y termine empujando a una recesión más prolongada a la economía.  

Temas de la nota:
Post a comment
To submit your comment, you must confirm that you have read and accepted the terms regulation and LPO conditions
Comments
The comments published are the sole responsibility of their authors and the consequences derived from them may be subject to the corresponding legal sanctions. Any user who includes any comment in violation of the terms and conditions regulation in their messages will be eliminated and disabled to comment again.
  • 1
    argentine-tax-payer
    11/06/22
    17:09
    Es muy bueno que esto ocurra, así finalmente los estúpidos votantes de un retrasado mental como Biden aprenden y rápido (un año y medio) que hacer populismo financiero se garpa.
    Hace unos 20 años que la FED juega con las tasas de interés y la inyección de dinero fácil en la economía.
    Este salame de juan domingo biden apretó ese acelerador al mango y ahora le estalla la inflación en la cara.
    Además es tan pelotudo que le hace clavar el freno a la FED pensando en las elecciones de noviembre y lo que va a lograr es una machaza recesión en el 2023.
    La porota esta de la Yellen ya manejó la FED con el negrito obama sembrando parte del descalabro actual.
    Otra porota importante fué la Merkel que le entregó la soberanía energética europea a putin.
    Estas porotas, entre otros tantos "líderes" globales, son los que día a día te van emputeciendo la economía planetaria y lo terminamos pagando en peronia pero siempre amplificado por nuestros propios "estadistas".


    Responder
    • 2
      notansumiso
      13/06/22
      01:36
      El partido verde aleman, nacio en la extinta RDA, fue un invento los comunistas para tener a la gente entretenida con su ideologia de ecologia politica (?).
      Luego de la reunificacion (1989) se quedaron sin presupuesto (la URSS ya estaba en decadencia, no les tiro un peso y cayo en 1991) y al pedo, y enseguida fueron captados por el MI6 britanico.
      Estos verdes rompieron las bolas de lo lindo en Alemania, bloqueaban centrales nucleares, no dejaban pasar trenes con el uranio para la central y lograron que Alemania no tuviera autonomia energetica (el objetivo de los ingleses).
      En esa epoca tambien estaba Greenpeace, que siempre fue una oficina de la marina britanica, con el mismo proposito.
      Los franceses no se dejaron manipular, ellos no tienen fuentes naturales de energia, estan tapados de centrales nucleares.
      Greenpeace y el barco de mierda ese llamado "Rainbow Warrior" les tenia las bolas al plato.
      Los buzos tacticos franceses lo agarraron en el puerto de Auckland, Nueva Zelanda y lo hundieron en 1985 ( Opération Satanique )
      cuando iba a ir a la Polinesia Francesa a bloquear unas pruebas nucleares.
      Ese seria el contexto historico de porque Alemania no tiene nada de energia y Francia esta en una situacion mejor.
      Responder
      • 3
        argentine-tax-payer
        13/06/22
        13:54
        Convengamos entonces que los alemanes se durmieron en materia energética por sus cuestiones electorales domésticas y buena parte de esa responsabilidad le correspondió a la merkel condicionando también al resto de europa.
        Como siempre los coletazos impactan aquí amplificados.
        Responde a @notansumiso
        Responder