AB2183
Tras marchar 24 días, los campesinos rodean a Newsom: quieren una ley que evite las deportaciones
Con gran presencia de latinos, la Unión de Trabajadores Agrícolas recorrió 335 millas hasta llegar a Sacramento en busca de una firma que permita la sindicalización. El gobernador no los recibió.

En una movilización considerada histórica, centenares de campesinos marcharon 335 millas -unos 540 kilómetros-a la capital de California en busca del apoyo del gobernador Gavin Newsom para sindicalizarse en elecciones sin represalias, pero el mandatario estatal ignoró su petición.

Los campesinos caminaron durante 24 días del poblado de Delano a Sacramento, la misma marcha que encabezara en 1966 César Chávez, el fundador del sindicato campesino Unión de Trabajadores Agrícolas.

La marcha fue para pedir a Newsom que firme y convierta en ley la iniciativa AB2183 que, de aprobarse, permitirá a los campesinos votar para sindicalizarse sin enfrentar represalias de contratistas intermediarios de agroindustriales o empresarios de la multimillonaria agricultura de California. Sin embargo, el gobernador ignoró al contingente que está integrado por un alto componente de latinos y cuenta con solidaridad de sectores poderosos como los sindicatos de enfermeras y maestros de California.

Los campesinos frente a la sede del gobierno en Sacramento. 

La dirigente campesina Theresa Romero le a LPO el sentido del reclamo. Dijo que, cuando los campesinos han tenido hasta ahora oportunidad de votar para sindicalizarse, lo han tenido que hacer en sus centros de trabajo y casi sin excepción las consecuencias usuales han sido que pierden su empleo y no los vuelven a contratar.

Romero relató que por lo general los grandes industriales agrarios utilizan contratistas, intermediarios que establecen por ellos las condiciones de trabajo, pero también observan e incluso en unos casos se encargan de las elecciones. Entre otras represalias, los trabajadores enfrentan amenazas de despido, de deportación si su condición migratoria es irregular.

California impulsa una ley para proteger a los trabajadores de Mc Donalds ante el maltrato laboral

"Si el gobernador firma la ley, podríamos votar por correo desde nuestras casas, quienes necesiten ayuda para votar la podrían encontrar, o, igual, podrían ir y votar en persona si quieren pero con la garantía de que no sufrirán represalias", dijo Romero. Son demandas que el sindicato campesino ha exigido durante décadas en California, para mejorar las condiciones laborales.

Le piden a Newsom que firme y convierta en ley la iniciativa AB2183 que, de aprobarse, permitirá a los campesinos votar para sindicalizarse sin enfrentar represalias de contratistas intermediarios de agroindustriales o empresarios de la multimillonaria agricultura de California. 

La propuesta de ley ASB2183 ya fue aprobada en la legislatura de California y enviada a la oficina del gobernador para que la refrende con su firma o la rechace. Newsom tiene por protocolo hasta el próximo 30 de septiembre para decidir sobre la iniciativa. Si dejara la propuesta sin tomar una decisión, a partir del primero de octubre automáticamente se convertiría en ley estatal.

El asambleísta demócrata Mark Stone, autor de la ley Acta de Elecciones de Votación en las Relaciones Laborales Agrícolas, estuvo de acuerdo con la marcha de los campesinos durante más de 20 días. Al reunirse con el contingente fuera del Capitolio o sede de la legislatura de California, Stone dijo a los campesinos que "nosotros los legisladores podemos hacer que las propuestas avancen, pero ustedes son quienes pueden reunir a la gente" en apoyo a las propuestas.

Mientras tanto, los campesinos coreaban distintas consignas ante el Capitolio que es también la oficina del gobernador. "Newsom, escucha, estamos en la lucha!" y "Sí se puede", decían en español, el slogan con el que el dirigente César Chávez llevó al movimiento de "la causa" al éxito en la década de los años sesenta.

Los campesinos y la cofundadora del sindicato campesino, Dolores Huerta, esperaron durante horas fuera del Capitolio, pero el gobernador Newsom no salió a dialogar ni recibió al comité de los trabajadores y sus simpatizantes.

Más tarde, la jefa de la oficina de prensa del gobernador, Erin Mellon, entregó a los medios un comentario escrito sobre el parecer de Newsom acerca de la AB 2183.

"No podemos apoyar un proceso de elección por correo aun sin probar que carece de elementos críticos para proteger la integridad de la elección y se basa en la suposición de que el gobierno no puede hacer cumplir las leyes de manera efectiva", dijo la portavoz.

Pidió que el sindicato campesinos revise la propuesta de su administración y consideró que los trabajadores agrícolas y el gobierno de California han avanzado en un diálogo, y que todavía hay tiempo para llegar a un acuerdo.

Romero relató que por lo general los grandes industriales agrarios utilizan contratistas, intermediarios que establecen por ellos las condiciones de trabajo, pero también observan e incluso en unos casos se encargan de las elecciones. Entre otras represalias, los trabajadores enfrentan amenazas de despido, de deportación si su condición migratoria es irregular.California impulsa una ley para proteger a los trabajadores de Mc Donalds ante el maltrato laboral"Si el gobernador firma la ley, podríamos votar por correo desde nuestras casas, quienes necesiten ayuda para votar la podrían encontrar, o, igual, podrían ir y votar en persona si quieren pero con la garantía de que no sufrirán represalias", dijo Romero. Son demandas que el sindicato campesino ha exigido durante décadas en California, para mejorar las condiciones laborales. Le piden a Newsom que firme y convierta en ley la iniciativa AB2183 que, de aprobarse, permitirá a los campesinos votar para sindicalizarse sin enfrentar represalias de contratistas intermediarios de agroindustriales o empresarios de la multimillonaria agricultura de California. La propuesta de ley ASB2183 ya fue aprobada en la legislatura de California y enviada a la oficina del gobernador para que la refrende con su firma o la rechace. Newsom tiene por protocolo hasta el próximo 30 de septiembre para decidir sobre la iniciativa. Si dejara la propuesta sin tomar una decisión, a partir del primero de octubre automáticamente se convertiría en ley estatal.El asambleísta demócrata Mark Stone, autor de la ley Acta de Elecciones de Votación en las Relaciones Laborales Agrícolas, estuvo de acuerdo con la marcha de los campesinos durante más de 20 días. Al reunirse con el contingente fuera del Capitolio o sede de la legislatura de California, Stone dijo a los campesinos que "nosotros los legisladores podemos hacer que las propuestas avancen, pero ustedes son quienes pueden reunir a la gente" en apoyo a las propuestas.Mientras tanto, los campesinos coreaban distintas consignas ante el Capitolio que es también la oficina del gobernador. "Newsom, escucha, estamos en la lucha!" y "Sí se puede", decían en español, el slogan con el que el dirigente César Chávez llevó al movimiento de "la causa" al éxito en la década de los años sesenta.Los campesinos y la cofundadora del sindicato campesino, Dolores Huerta, esperaron durante horas fuera del Capitolio, pero el gobernador Newsom no salió a dialogar ni recibió al comité de los trabajadores y sus simpatizantes.Más tarde, la jefa de la oficina de prensa del gobernador, Erin Mellon, entregó a los medios un comentario escrito sobre el parecer de Newsom acerca de la AB 2183."No podemos apoyar un proceso de elección por correo aun sin probar que carece de elementos críticos para proteger la integridad de la elección y se basa en la suposición de que el gobierno no puede hacer cumplir las leyes de manera efectiva", dijo la portavoz.Pidió que el sindicato campesinos revise la propuesta de su administración y consideró que los trabajadores agrícolas y el gobierno de California han avanzado en un diálogo, y que todavía hay tiempo para llegar a un acuerdo.La histórica líder campesina Dolores Huerta, en el centro de la manifestación. 

La propuesta del gobierno de Newsom, de acuerdo con su portavoz, es "establecer un sistema para elecciones justas, exigiendo que los empleadores cumplan con las reglas que garantizan el acceso a los sindicatos y brindan protecciones clave para asegurar una elección justa".

Emmanuel Sandoval, un simpatizante que llegó con su familia a apoyar a los campesinos, mostró su decepción ante LPO. Opinó que "es una lástima, porque el gobernador pudo salir a reunirse con todos nosotros y garantizar que firmaría la ley, y sería como una foto histórica".

Pero Newsom seguía sin responder personalmente. Los sindicatos han aportado cerca de 1.2 millones de dólares a la campaña de reelección del gobernador, y en el renglón de "fuerza laboral" se anota aparte 1.2 millones. El desplegado sin embargo no especifica cuánto han aportado los agroindustriales de California.

Temas de la nota:
Post a comment
To submit your comment, you must confirm that you have read and accepted the terms regulation and LPO conditions
Comments
The comments published are the sole responsibility of their authors and the consequences derived from them may be subject to the corresponding legal sanctions. Any user who includes any comment in violation of the terms and conditions regulation in their messages will be eliminated and disabled to comment again.