Tesla
Exclusivo
Las últimas fallas de Tesla y el ocultamiento sistemático como base del método Musk
La compañía estrella del magnate libertario tuvo que retirar 2 millones de vehículos del mercado. Entre la falta de regulación y la amenaza de fondo al sistema de poder.

Diciembre fue un mes accidentado para Tesla, la compañía de automóviles eléctricos fundada y dirigida por el megamagnate de origen sudafricano Elon Musk. Hace alrededor de dos semanas, la firma retiró del mercado de Estados Unidos casi la totalidad de sus vehículos-alrededor de dos millones de unidades entre sus varios modelos-tras recibir presiones de reguladores de protección al consumidor por problemas con sus sistemas de piloto automático. Además, en los últimos días una investigación de la agencia Reuters reveló problemas permanentes con la suspensión y transmisión de los vehículos de la compañía, y su ocultamiento sistemático a lo largo de años.

Como compañía bandera y máxima representativa del "método Musk" para perseguir la innovación tecnológica y dominar los mercados, la cultura de secretos e indiferencia por la seguridad de operarios y consumidores que caracteriza a Tesla facilita la comprensión de su fundador y CEO, una de las personas más poderosas del mundo en la actualidad. 

Esto llevó a dos senadores nacionales demócratas -Richard Blumenthal, de Connecticut, y Edward J. Markey, de Massachusetts- a escribir una carta expresando su preocupación por las revelaciones del informe y solicitando que Tesla rectifique "representaciones falsas y engañosas" hechas a la administración nacional de tránsito en carreteras (NHTSA por sus siglas en inglés). La revelación principal, sin embargo, no son las abundantes fallas de calidad, si no que Tesla ha tenido conocimiento de las mismas desde 2016 pero se ha rehusado a reconocerlo (de manera pública o privada) o tomar cartas en el asunto. 

La lucha de Musk con Zuckerberg se debe a un conflicto de fondo 

Estas dificultades en el control de calidad de los productos de Tesla son solo las más recientes en la historia de una compañía reconocida tanto por sus innovaciones dentro de la industria de vehículos eléctricos como por los problemas de calidad de sus productos.

En el 2018, sus problemas de producción hicieron que la empresa y su errático CEO se conviertan en "hazmerreír" (como sugirió el New York Times) de la industria. El notable y efectivo manejo que hizo Tesla de la emergencia pandémica, logrando aumentar sus ventas un 87% interanual (casi novecientas mil) contra una industria automotriz tradicional golpeada y con ganancias en caída. No obstante, esa suba en producción y comercialización trajo consigo un volumen considerable de problemas de calidad y casi medio millón de vehículos retirados del mercado por falencias en su construcción.

La revelación principal no son las abundantes fallas de calidad, si no que Tesla ha tenido conocimiento de las mismas desde 2016 pero se ha rehusado a reconocerlo y tomar cartas en el asunto. 

Tesla no es la única compañía de Musk con un historial de productos con problemas de calidad. Con anterioridad, este año se confirmó que Neuralink, la cual busca desarrollar chips implantables en cerebros humanos capaces de operar como interfaces digitales, causó sufrimiento y muertes innecesarias a sus animales experimentales para acelerar su progreso experimental a pedido, explícito, de Musk.

SpaceX, la compañía de Musk que administra y desarrolla tecnología de cohetes y satelital, escondió cientos (al menos 600, según Reuters) de incidentes de salud que involucraron operarios y trabajadores. Esto fue descripto por empleados como parte de un ambiente de trabajo con inherente peligrosidad pero carente de regulaciones de seguridad o protección laboral adecuadas. Entre los antecedentes, se destacan el polémico despliegue de la red de internet satelital Starlink en la guerra entre Ucrania y Rusia y el manejo que Musk ha hecho de la red social Twitter, la cuál renombró X tras adquirirla por 44 mil millones de dólares a fines de 2022. X también ha sido sujeto a graves controversias tras el colapso de sus anunciantes más importantes luego de escándalos por el antisemitismo de Musk y la moderación de contenido durante su regimen.

Las últimas fallas de Tesla y el ocultamiento sistemático como base del método Musk

Las innovaciones logradas por Musk y sus emprendimientos son innegables, desde desarrollar un mercado para automóviles eléctricos hasta la reutilización de plataformas de lanzamiento de cohetes. Su capacidad para impulsar la transformación tecnológica y la innovación, dejando de lado tanto su salud como la de sus empleados, es lo que le permitió convertirse en el hombre más rico del mundo hace ya varios años. 

Tanto el vanguardismo tecnológico de sus compañías como la brutal competitividad comercial de su propietario le han facilitado a Musk una posición de total poder sobre sus respectivas industrias.

Sin embargo, muchos, incluyendo senadores y otros personajes de alto poderío dentro del mundo de la política y los negocios, perciben el creciente poder de Musk como una amenaza al funcionamiento correcto de las regulaciones de seguridad y bienestar. La posición cuasi monopólica que caracteriza a sus compañías -producto tanto de su vanguardismo tecnológico como de la brutal competitividad comercial de su propietario- le ha facilitado una posición de total poder sobre sus respectivas industrias. Sin competencia, los incentivos para adecuarse a las regulaciones que rigen un mercado son llanamente menores, ya que sus consumidores -con frecuencia interesados en el trasfondo ético de los productos de Tesla tanto como en su funcionalidad- no tienen alternativas.

La resurrección de Altman y la guerra secreta de tribus por la Inteligencia Artificial

Un ejemplo mayor fue propiciado por otra investigación de Reuters. Esta reveló que hace ya una década Tesla alteró las predicciones de autonomía de la batería, generadas en tiempo real por la computadora de a bordo del automóvil. Esto con frecuencia dejó a usuarios varados de manera sorpresiva, y sin capacidad de acercarse a una estación de recarga para continuar así su viaje. La motivación para esta modificación fue, según Reuters, el marketing de la compañía entonces novedosa. No obstante, la respuesta a las miles de quejas recibidas por parte de compradores enfurecidos, que traían sus vehículos a centros de servicio de Tesla para constatar la correcta funcionalidad de sus baterías, fue armar un "equipo de distracción" en su oficina de Las Vegas para cancelar la mayor cantidad de turnos posibles.

Es en este contexto que la resolución para muchos de los problemas de calidad que han sido reportados por usuarios-transmisiones y suspensiones que ceden o dejan de funcionar tras escasas millas; un autopiloto que falla al ver luces resplandecientes y que es incapaz de reconocer si el sistema de piloto automático cuenta con la supervisión del usuario-ha sido insatisfactoria. Muchos clientes se han visto responsabilizados por fallas ocurridas en vehículos de reciente manufactura, y el actual recall masivo de dos millones de automóviles ocurrió solo tras dos años de investigación por la NHTSA. Las condiciones en las que opera Tesla -acaparó alrededor del 65% del mercado en automóviles eléctricos en 2022 dentro de los Estados Unidos- le permiten maximizar sus ventas en detrimento de la calidad de sus productos y la seguridad de sus clientes.

Personajes de alto poderío dentro del mundo de la política y los negocios, perciben el creciente poder de Musk como una amenaza al funcionamiento correcto de las regulaciones de seguridad y bienestar.

El comportamiento de Tesla y las demás compañías de Musk, si bien anómalo en el ecosistema comercial ‘mainstream', es típico de las start-ups y demás emprendimientos tecnológicos de Silicon Valley. Estos mantienen un estricto código de secreto sobre sus innovaciones y posibles ventajas competitivas-reales o ficticias, como el caso de Theranos-y priorizan la disrupción de mercados preestablecidos y el crecimiento a ritmo frenético y desbocado como estrategia para eliminar a la competencia y el orden preexistente. Si la compañía es exitosa, logrará una posición cercana al monopolio, habiendo erradicado a la competencia. No obstante, ese crecimiento alocado y desprevenido con frecuencia conlleva fallas de calidad, puntos débiles de producción y en distintas áreas consideradas "secundarias" al desarrollo y la investigación de nuevos productos. Si bien esto puede pasar desapercibido dentro de áreas sin riesgo de vida o daños severos a consumidores, en lo que concierne a la producción de autos con sistemas de conducción automática, la realidad es otra.

Temas de la nota:
Post a comment
To submit your comment, you must confirm that you have read and accepted the terms regulation and LPO conditions
Comments
The comments published are the sole responsibility of their authors and the consequences derived from them may be subject to the corresponding legal sanctions. Any user who includes any comment in violation of the terms and conditions regulation in their messages will be eliminated and disabled to comment again.
Noticias Relacionadas
"Musk tiene un conflicto con Brasil y la foto con Milei le sirve para mostrar que tiene apoyo en América Latina"

"Musk tiene un conflicto con Brasil y la foto con Milei le sirve para mostrar que tiene apoyo en América Latina"

By Diego Genoud
En diálogo con LPO, el politólogo de Texas Mark P. Jones analiza la estrategia de negocios del dueño de Tesla y explica por qué el encuentro le sirvió a los dos.
Musk recibió a Milei en Tesla y los libertarios se ilusionan con que se decida a invertir en Argentina

Musk recibió a Milei en Tesla y los libertarios se ilusionan con que se decida a invertir en Argentina

LPO (Washington DC)
Estuvieron reunidos en la fábrica de Austin, Texas, y recorrieron juntos las instalaciones de la compañía de autos eléctricos. El gobierno festeja y promete un encuentro en Buenos Aires.
Musk espera a Milei para que el litio argentino salve del estrangulamiento a la industria de los autos eléctricos

Musk espera a Milei para que el litio argentino salve del estrangulamiento a la industria de los autos eléctricos

LPO (Washington DC)
Instaló una refinería de litio en Texas para fabricar un millón de autos eléctricos en 2025, pero necesita minerales críticos. Austin, el nuevo Silicon Valley.
Musk dice que todavía no decidió si apoyará a Trump pero ya pide "una ola roja o EE.UU. estará arruinado"

Musk dice que todavía no decidió si apoyará a Trump pero ya pide "una ola roja o EE.UU. estará arruinado"

LPO (Washington DC)
Lanza comentarios políticos cada vez más frecuentes. Niega que vaya a financiar la campaña republicana pero dispara contra la Casa Blanca. Cómo juega el multimillonario.
Musk incita a "una batalla a muerte" contra el "virus anti-civilización del wokismo" y enciende otra polémica en las redes

Musk incita a "una batalla a muerte" contra el "virus anti-civilización del wokismo" y enciende otra polémica en las redes

LPO (Washington DC)
El dueño X, Tesla y SpaceX volvió a reiterar los peligros del movimiento woke en el país. Postuló sus "principios" que, dice, no son de derecha. Sus últimos roces mediáticos y el regreso de la publicidad
Musk, polémico: "Los demócratas no deportarán porque cada inmigrante ilegal es un voto"

Musk, polémico: "Los demócratas no deportarán porque cada inmigrante ilegal es un voto"

LPO (Washington DC)
El empresario se metió en el debate por la crisis migratoria que preocupa al país. Luego del asesinato de una estudiante en Georgia, pide que haya deportaciones masivas a quienes comenten crímenes.