Ciro Seisas
"Hay referentes de Juntos por el Cambio que apoyan a Pablo como Manes y Rodríguez Larreta"
El candidato de Pablo Javkin al Concejo de Rosario habló sobre la relación del alcalde con su par porteño, las diferencias con el macrismo duro y el desafío de volver a imponerse por sobre los dos grandes Frentes.

Durante más de 10 años, Ciro Seisas fue el conductor del noticiero del mediodía más visto de la ciudad. Pocos meses antes del cierre de listas, dejó la pantalla de Canal 3 y se puso a disposición del intendente Pablo Javkin. En su primera elección, se impuso por sobre el peronismo y Cambiemos y esperan ampliar la diferencia.

Luego de una relación tensa con el socialismo, desde Creo, el partido que fundó Javkin, aseguran que ahora trabajan armónicamente junto a Clara García. En el local de la agrupación, Ciro Seisas recibió este martes a La Política Online. 

¿Qué evaluación hacen del resultado de las PASO donde cosecharon más de 107 mil votos?

El resultado reflejó un respaldo y aprobación de la gestión de Pablo Javkin, a lo que tiene pensado para la ciudad y en su momento dijo que iba a hacer. Hace tres meses se comenzó con el plan de obras públicas más ambicioso de los últimos tiempos que tiene que ver con la urbanización de barrios populares, llevarles servicios que nunca tuvieron, mejorar el entorno y abrir calles y a la par, rescata el centro que padeció mucho durante los meses de pandemia.

A su vez, la sociedad exige más apertura, más transversalidad, que haya gente con distintas miradas de la política y no solo la del político tradicional que está concentrado en la acumulación del poder relegando la agenda de los vecinos. Claramente, ese no es el caso de Pablo quien sigue siendo una persona de a pie, accesible, que camina mucho la calle. Por eso es muy importante la mirada que podemos aportar quienes venimos desde afuera.

  Hace tres meses se comenzó con el plan de obras públicas más ambicioso de los últimos tiempos que tiene que ver con la urbanización de barrios populares

No fueron los únicos que advirtieron esta situación, de hecho, tres de sus competidores también vienen del periodismo y el otro candidato, Juan Monteverde, tiene un discurso más parecido a un outsider

Juan ya no es outsider. Hace diez años sí, cuando el movimiento se llamaba Giros que venía a cambiar la política pero ya forma parte del sistema político después del batacazo que dieron años atrás. Pudieron concretar muchas cosas que se propusieron como el plan de urbanización de Nuevo Alberdi que lo venían impulsando ellos y se consensuó en el Concejo.

Pero en Rosario no es un hecho novedoso ya que otros periodistas dejaron sus carreras por la política al igual que ex jugadores de fútbol, empresarios, pero la cosa siguió más o menos igual...

Será porque no alcanzó todavía y hay que hacer un esfuerzo más grande aún en un país que tiene condiciones macroeconómicas muy cambiantes y escenarios políticos de mucha tensión que impide pensar a largo plazo. Este país no tiene techo si dejáramos de pelearnos entre nosotros.

En mi caso, la decisión yo la tomé primero y fue mía. Yo me acerqué a Pablo porque confiaba en él como persona y no por la política y entré a trabajar en una unidad de respuesta cercana a vecinos y vecinas donde estuve en contacto con las oficinas operativas de la Municipalidad.

Lisandro Cavatorta (candidato del Frente de Todos) dijo que Javkin prometió una renovación del Frente Progresista pero eso no se dio. ¿Qué dice al respecto?

No sé porque lo dice, pero es diferente. Con el socialismo estamos trabajando juntos. Hoy gobierna el Frente Progresista y quien lo lidera es Pablo.

 Con el socialismo estamos trabajando juntos. Hoy gobierna el Frente Progresista y quien lo lidera es Pablo

¿A su criterio, donde se expresa esa impronta diferente?

Pablo tomó el plan de obras que fue muy importante y el esquema de salud pública y lo expande. Además, tiene ideas propias como el regreso del tren de cercanía con lo que el Frente de Todos está haciendo campaña pero es un proyecto de Pablo de hace once años.

En definitiva, hay que ver las cosas como políticas de Estado. El gobernador que él representa (Cavatorta) prometió la paz y el orden y no tenemos ninguna de las dos cosas. Creo que hay buenas intenciones y después está la realidad. Pablo se propone a transformar la realidad y lo está haciendo.

¿Cómo es el vínculo entre el intendente Javkin y el gobernador Perotti?

Es de buen diálogo, una relación responsable y se marcan las diferencias que hay que marcar como en el tema de seguridad donde no hay tanto acuerdo y por eso se pide la autonomía que no significa tener de un día para el otro una policía municipal sino que es todo un proceso que a Buenos Aires le llevó diez años. Pero sí es importante que las decisiones se tomen acá.

¿Cuando llevan esos reclamos los escuchan en Casa Gris?

Hay muchas reuniones y conversaciones con el ministro de Seguridad (Jorge) Lagna, pero después los resultados no se ven. El intendente tiene la información de lo que pasa en la ciudad porque te la acerca el vecino. Saber qué pasa en el territorio es muy importante, pero después las decisiones se toman afuera de Rosario y eso, a lo mejor, no es la política más adecuada.

 Hay muchas reuniones y conversaciones con el ministro de Seguridad (Jorge) Lagna, pero después los resultados no se ven

¿Dónde lo ve a Pablo en el 2023?

A Pablo lo veo concentrado en los dos años que quedan de mandato

Esa es la respuesta de manual (risas)

El 2023 es un gran interrogante y más en el caso de Pablo que es un gran referente provincial, de un espacio amplio y diverso como es el Frente Progresista. Vamos a ver cómo elige ejercer ese liderazgo que hoy ya tiene porque está gobernando la segunda ciudad más importante de la Argentina.

¿En ese espacio amplio también incluye a Cambiemos?

Juntos por el Cambio no forma parte hoy del espacio y eso está claro. Habrá que ver que pasa más adelante. Hay referentes que sí respaldan a Pablo como Rodríguez Larreta que es una figura con pretensiones presidenciales, como también Facundo Manes que es amigo de Pablo de hace muchos años.

 Hay referentes de Juntos por el Cambio que sí respaldan a Pablo como Rodríguez Larreta que es una figura con pretensiones presidenciales, como también Facundo Manes que es amigo de Pablo de hace muchos años

¿Con Larreta tiene diálogo?

Hay muchas consultas porque el gobierno de Buenos Aires ha hecho cosas muy interesantes, pero claro, no es una ciudad sino una provincia.

Una ciudad con el presupuesto de una provincia

Por eso la autonomía tiene que ver con la distribución de recursos. Fijate lo que pasa con el transporte, hoy dependemos del 60 % de subsidios que se dividen entre Nación, Provincia y Municipio y el otro 40% con el corte del boleto mientras que el 85 por ciento de los subsidios nacionales se quedan en el Área Metropolitana de Buenos Aires y solamente el 15% se reparte entre todo el interior.

Volviendo a Larreta y Juntos por el Cambio, ¿ese vínculo puede llegar a madurar en un acuerdo?

Es que hay una cuestión de afinidad y de proyecto político que representa el ala dura (de Cambiemos) que está concentrada en la consolidación de poder, de mesa chica y alejada de la realidad y me parece que Rosario necesita de acuerdos y consensos.

Algunas causas judiciales pusieron en evidencia la manera en que el narcotráfico inyectó plata del delito en emprendimientos inmobiliarios. ¿Qué se puede hacer desde la Municipalidad?

El Municipio tiene la política de indagar en los nombres y apellidos y una preferencia muy marcada para que las inversiones las hagan empresarios locales. Los proyectos de Puerto Norte que no prosperaron fueron grandes emprendimientos que venían de Buenos Aires, que no conocían la ciudad. En algún momento, habrá que contar cómo se construyó esa historia. Yo celebro que por fin el ciudadano se dé cuenta que al narcotráfico hay que darle la pelea también en lo económico.

No puede ser que empresarios locales, como el caso de Gustavo Shanahan, formen parte de circuitos de lavado de dinero. Era un empresario estrella, agasajado por todos los sectores de la ciudad, un motorizador de inversiones y un generador de trabajo pero fijate de donde venía todo. Son casos muy emblemáticos que habla de que la sociedad está madurando.

 La AFI que está para investigar los mecanismos narco y no para el espionaje político, como ha pasado en los últimos años

Hay que investigar la procedencia de los fondos pero en eso, la Municipalidad sola no puede. Necesita de dependencias nacionales como la Unidad de Información Financiera, la AFIP y la AFI que está para eso y no para el espionaje político, como ha pasado en los últimos años y que tiene una causa tramitándose en los Tribunales Federales.

Hay que utilizar todos los mecanismos para detectar el dinero de origen dudoso y poder frenar el circuito del narcotráfico. Además, que las condiciones de detención no permitan que los condenados den órdenes por teléfono y puedan manejar el negocio desde la cárcel.

Publicar un comentario
Para enviar su comentario debe confirmar que ha leido y aceptado el reglamento de terminos y condiciones de LPO
Comentarios
Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellas pueden ser pasibles de las sanciones legales que correspondan. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algun comentario violatorio del reglamento de terminos y condiciones será eliminado e inhabilitado para volver a comentar.
  • 2
    tempus
    10/11/21
    03:55
    Extraño, juntos por el cambio va de la derecha de milei al socialismo de javkin... eso sí que es tener convicciones...
    Responder
  • 1
    Epsilón Gutierres
    09/11/21
    20:06
    Es evidente que periodistas y políticos son la misma clase de gente, sino, basta con mirar la cantidad de personajes que luego de hacerse conocidos en los medios pasan al ámbito de los parásitos sociales. Si los cargos no fueran rentados, ni pudieran hacer negocios bajo la mesa, de estos chantas no queda ninguno. Hay que mandarlos a laburar con la pala y el rastrillo, a sembrar papas bajo los rayos del sol del mediodía.
    Responder