Vaticano
Scholas ofrece audiencias privadas con el Papa por 50 mil dólares
El encuentro con Francisco es parte de un paquete para empresas que auspicien el Partido por la Paz.

"Yo prefiero un picado en un patio de barrio con una pelota común pero con alegría, antes que un gran campeonato en un estadio famoso". Hace apenas diez días, el Papa Francisco le escribió esas palabras a los directores del programa Scholas Ocurrentes. Hacía referencia al Partido por la Paz, un megaevento que reúne a estrellas del fútbol mundial y que el mes próximo se realizará en la Ciudad de La Plata, con un fin aparentemente benéfico. Pero parece que no lo leyeron bien.

Días antes, LPO había revelado que el sumo pontífice estaba molesto con los organizadores de esos partidos, los argentinos Lisandro Borges y Roberto Sarti, por el derroche de gastos. Entre otras cosas, en el Vaticano recriminan que Scholas tuvo que financiar un reciente viaje a Roma de una comitiva de 11 personas que viajó en primera clase. Entre ellos estaba Juan Sebastián Verón, ex futbolista y presidente de Estudiantes de La Plata.

La web Vatican Insider, que maneja información precisa de la Santa Sede, había destacado también que pese a los llamados del Papa a la sobriedad, Scholas continuaba con “la explotación publicitaria de ese cotejo (el Partido por la Paz) y de la propia imagen de Francisco” entre empresas y marcas reconocidas de Argentina.

Ahora, LPO accedió en exclusiva a un documento (ver adjunto) que deja al descubierto el uso de la imagen de Francisco con fines publicitarios y de recaudación.

Se trata de un paquete publicitario que se ofrece a grandes empresas para que auspicien el Partido por la Paz, y que entre otros “beneficios” ofrece una audiencia privada con el Papa a los empresarios que desembolsen entre 50 mil y 150 mil dólares.

Así se presenta el Partido por la Paz, con el Papa mezclado entre las estrellas del fútbol

El paquete publicitario lo ofrece la firma “Visión Deportiva” en una presentación donde la imagen de Francisco aparece mezclada con la de futbolistas como Lionel Messi, Javier Mascherano, Neymar y otros. Allí se afirma que “por voluntad de Francisco” se realizará el Partido por la Paz el próximo 10 de julio en La Plata.

“En 2016 el Papa Francisco vuelve a convocar a los más destacados futbolistas y leyendas del deporte”, sostiene la presentación del evento, que llama “a colaborar con el Papa Francisco”. Todos los textos son acompañados con la foto del líder religioso y cifras sobre la repercusión del anuncio del partido y de la anterior edición.

Pero acaso lo más insólito es que el paquete para publicitar el Partido por la Paz incluye una audiencia privada con Bergoglio. “Luego del encuentro deportivo, el Papa Francisco recibirá a todos los protagonistas del evento, en una Audiencia Privada en el Vaticano donde les agradecerá personalmente el haber respondido a su llamado y estar presente apoyando esta iniciativa”, dice uno de los textos.

Las audiencias con el Papa, uno de los beneficios de publicitar en el Partido por la Paz

Al final del documento, se detallan los distintos paquetes para las empresas. El básico (llamado 'Sponsor Encuentro') vale 50 mil dólares más IVA e incluye la publicidad estática en el estadio, presencia del logo en publicidad en medios, actividades promocionales, presencia en redes sociales, entradas VIP, presencia de marca en todos los materiales gráficos, participación en cena de gala.

Si a esos “beneficios” se agrega la “activación de marca en el estadio”, el paquete 'Sponsor Diálogo' vale 100 mil dólares más IVA. El paquete más caro incluye la publicidad de la marca en la camiseta que utilizarán las estrellas, vale 150 mil dólares más IVA e irónicamente se llama 'Sponsor Paz'. Los tres paquetes incluyen la Audiencia Privada con Francisco.

La publicación de este insólito paquete que explota la imagen de Francisco seguramente agudizará la tensión entre el Papa y los directivos de Scholas, revelada por LPO. A la mencionada bronca por el derroche de gastos para publicitar el Partido por la Paz, en el Vaticano le suman fastidio porque detectaron gastos descontrolados de la fundación.

Incluso, Francisco hizo trascender públicamente la desconfianza con los directivos de Scholas al revelar los motivos del rechazo a una donación de 16 millones de pesos del Gobierno nacional. “Tengo miedo que comiencen a resbalar en el camino hacia la corrupción”, les escribió a los directivos José María del Corral y Enrique Palmeyro.

“Sean apóstoles de un mensaje y no empresarios de organizaciones internacionales”, les escribió también Francisco. La publicidad del Partido de la Paz deja al descubierto que ese mensaje del Papa no estaría teniendo efecto.

Publicar un comentario
Para enviar su comentario debe confirmar que ha leido y aceptado el reglamento de terminos y condiciones de LPO
Comentarios
Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellas pueden ser pasibles de las sanciones legales que correspondan. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algun comentario violatorio del reglamento de terminos y condiciones será eliminado e inhabilitado para volver a comentar.
  • 4
    periodistaarmandovidal@gmail.com
    27/06/16
    07:47
    Infamia. Infames. Infamanía hasta en el modo en que se cuentan las infamias.
    Responder
  • 3
    Jose Colella
    24/06/16
    14:57
    Por si quedaba alguna duda de que el Papa es argentino
    Responder
  • 2
    Fredy Brañeiro
    24/06/16
    14:30
    Francisco eso te pasa por juntarte con los chorizos K, traidores a la patria, con su verso de izquierda para robarse la guita, ahora hacete cargo y resolvelo
    Responder
  • 1
    dariush
    24/06/16
    14:21
    Todo ese despliegue expone torpemente el frenesí recaudador de la iglesia, totalmente innecesario y desestimable frente a los ingentes y secretos fondos que el estado argentino transfiere al arzobispado (y Vaticano) a través de los subsidios a la educación, las obras en templos (casi siempre con sobreprecios, a repartir), las exenciones tributarias a todas las actividades (aún las económicamente rentables )y bienes de la iglesia, emolumentos a prelados, cápita por fiel bautizado (sí..., de ahí el terror de la iglesia por las apostasías masivas), y muchos otros acuerdos secretos que la ciudadanía debería conocer. Salta la perdiz, porque lo de Scholas es negocio (como lo ha sido Cáritas y otras organizaciones) para sus administradores, con migajas para el Vaticano.
    Responder