Vaticano
El Papa reconoció su desconfianza con los operadores de Scholas
Como reveló LPO, ese fue el motivo del rechazo a la donación de Macri. "Temo que caigan en la corrupción", escribió.

El Papa Francisco reconoció públicamente que rechazó la donación de más de 16 millones de pesos que había hecho el Gobierno argentino por su desconfianza hacia los directores del programa Scholas Ocurrentes, como reveló en exclusiva LPO.

El sumo pontífice hizo pública una durísima carta que le envió a José María del Corral y Enrique Palmeyro, dos viejos conocidos suyos a los que les confió la dirección de Scholas. En el texto, el Papa admite sin vueltas que “como padre y como hermano, tengo miedo que comiencen a resbalar en el camino hacia la corrupción”, si acepta el subsidio del Gobierno de Mauricio Macri.

"Perdónenme si esto los ofende, pero es un resbalar suave y casi sin darse cuenta, que después contagia, se justifica y finalmente se termina peor que al principio, como un camino resbaladizo y cómodo, que nosotros tendríamos las razones para justificar pero que asesina", dice la carta publicada por la web Vatican Insider.

LPO reveló a comienzos de esta semana que el motivo real del rechazo a la donación no era el enojo con Macri -que es real- sino que los directores de Scholas están en la mira de Francisco y sus asesores. De hecho, el Papa puso al arzobispo Marcelo Sanchez Sorondo a controlarlos, y además determinó sacar al programa de la órbita del Vaticano y ahora depende de la Fundación Pía Autónoma del Derecho Pontificio.

La carta publicada hoy por el medio vaticano confirma la información de este medio, que reveló que Francisco temía que Del Corral y Palmeyro usen los fondos a su antojo y que les había advertido que "no tienen derecho" de aceptar dinero del Gobierno en un contexto social complejo. Las palabras exactas del Papa fueron las siguientes, según Vatican Insider: "El Gobierno argentino tiene que acudir a tantas necesidades del pueblo, que no tienen derecho a pedirle un centavo". 

  El director de Scholas, José María del Corral, y el papa Francisco.

Luego, Bergoglio les recordó que para liberarse del riesgo de la corrupción se necesitan “la austeridad, la pobreza, el trabajo noble”, y les pide que “sean apóstoles de un mensaje y no empresarios de organizaciones internacionales”.

En otro tramo de la dura carta, se ratifica -como adelantó este medio- que el sumo pontífice también está molesto con Lisandro Borges y Roberto Sarti, organizadores de los "partidos por la paz" con estrellas mundiales como Diego Maradona, Lionel Messi o Javier Mascherano. La próxima cita de esos encuentros es el 10 de julio en el estadio Único de La Plata.

"Yo prefiero un picado en un patio de barrio con una pelota común pero con alegría, antes que un gran campeonato en un estadio famoso pero salpicado de corrupción", disparó Bergoglio en obvia alusión al estadio de la capital bonaerense, que desde el inicio de su construcción en la década del 90 estuvo bajo sospechas varias.

Esto pone en una encrucijada incluso a las autoridades del Gobierno de María Eugenia Vidal, que son parte de la organización del Partido por la Paz en la capital provincial, un hecho que incluso fue leído como un gesto del Papa a Macri, aunque claramente no lo es.

De hecho, según indica el Vatican Insider, sorprende que pese a los llamados del Papa a la sobriedad, Scholas continúa con “la explotación publicitaria de ese cotejo y de la propia imagen de Francisco” entre empresas y marcas reconocidas de Argentina.

Publicar un comentario
Para enviar su comentario debe confirmar que ha leido y aceptado el reglamento de terminos y condiciones de LPO
Comentarios
Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellas pueden ser pasibles de las sanciones legales que correspondan. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algun comentario violatorio del reglamento de terminos y condiciones será eliminado e inhabilitado para volver a comentar.
  • 1
    gloria_mol
    06/07/16
    18:44
    Haberlo dicho. Suena a excusa.
    Responder