Diputados
El Gobierno se ilusiona con alcanzar quórum propio en Diputados
Creen que pueden llegar con una victoria en Buenos Aires y una mejora en las provincias chicas respecto a 2017, cuando Cambiemos hizo su mejor elección. La posible lista bonaerense.

Ganar en una polarizada Buenos Aires y crecer en provincias chicas como Tucumán, Chaco y Salta, es la apuesta de Alberto Fernández para alcanzar una mayoría propia en Diputados que no tuvo el año pasado y lo obligó a cajonear proyectos como su promocionada reforma judicial. 

El presidente no pudo imponer una agenda en la Cámara baja porque nunca consolidó como aliado fijo al interbloque federal, una extraña mixtura de lavagnistas, justicialistas sin jefe, socialistas santafesinos y cordobeses cercanos al gobernador Juan Schiaretti. Jamás se movieron en forma homogénea y lo obligaron a negociar ley por ley. 

Con 119 diputados propios, uno de ellos de licencia (el bonaerense José de Mendiguren, presidente del Banco de Inversión y Comercio Exterior), llegar a los 129 necesarios para el quórum fue una tarea titánica para los referentes del oficialismo. Contaban con la ayuda del bloque del mendocino José Luis Ramón, pero nunca fue suficiente: empezó con 8 miembros y terminó con 6, por las fugas de la tucumana Beatriz Ávila y el santacruceño Antonio Carambia.

Colaboró en algunas ocasiones la neuquina Alma Sapag, del gobernante MPN, y recién en la última parte del año el riojano Felipe Álvarez, migrado de Cambiemos y con mandato hasta 2023, un voto que Sergio Massa y Máximo Kirchner no querrán perder. 

Sin resultados descollantes pero con victorias en distritos claves, la elección legislativa de este año podría permitirle al Gobierno llegar a una mayoría del recinto con los suyos porque se renuevan las bancas de 2017, por lejos la mejor performance de Cambiemos, cuando consiguió 61 de sus 115 diputados.

Sergio Massa. 

"Con una economía mejor que el año pasado, el plan de vacunación en marcha y Mauricio Macri sin resolver la interna que tiene en Buenos Aires puede alcanzar para ganar", interpretan en el Frente de Todos, que arriesga 52 diputados procedentes de diferentes sellos peronistas: Unidad Ciudadana, PJ y el Frente Renovador de Sergio Massa, que aquel año obtuvo 4 bancas de bonaerenses, tres de ellas migradas luego al bloque de Máximo. 

Para acercarse a 129 y desarrollar una agenda legislativa sin riesgos, Massa y Máximo apuestan a sumar algunos diputados e incorporar al Frente de Todos a los aliados de partidos provinciales gobernantes como los 3 misioneros y Luis Di Giácomo, de Juntos Somos Río Negro, una fuerza nacida como tal en 2019 que podría ganar otra banca en octubre.

Buenos Aires renueva 35 diputados, 16 que responden al Gobierno, entre ellos el ausente De Mendiguren. Pero también deja su banca el ex PRO Pablo Ansaloni, un dirigente de UATRE que desde el año pasado funciona como aliado del oficialismo. Sin él, Cambiemos arriesga 14 de los 15 que obtuvo en 2017, en aquel triunfo de la lista liderada por Graciela Ocaña, con 42.15%.

En Buenos Aires el oficialismo necesita retener las 16 bancas. Para sumar alguna más, debe evitar que la izquierda o cualquier fuerza progresista entre en el reparto. Cambiemos arriesga 9 diputados más en todo el país. 

En el Gobierno entienden que, además de ganar, necesitan una elección polarizada sin muchas terceras fuerzas capaces de llegar al piso de 3% puntos necesarios para acceder al reparto. Sólo imaginan accediendo a los liberales liderados por Javier Milei y José Luis Espert, cuyos votantes nunca acompañarían al oficialismo; pero no a la izquierda, que en 2017 ganó dos bancas con 5.3% puntos. Podría causarle problemas Roberto Lavagna si apadrina una boleta, como le piden sus allegados. 

Con el triunfo de Axel Kicillof en 2019 el Frente de Todos obtuvo 19 diputados en Buenos Aires, con 52% de los votos. Con llegar a 17 sería motivo de festejo para el Gobierno y para eso trabajan en una lista con representantes de todos los referentes del frente oficialista. 

Pablo Carro. 

Alberto aportaría un ministro (tallan Martín Guzmán y Gabriel Katopodis), Cristina y Máximo Kirchner alistan funcionarios cercanos (podría ser la jefa de Anses Fernanda Raverta) y Massa tendrá un lugar en los primeros casilleros y no descarta a su esposa, la actual titular de Aysa Malena Galmarini. 

En el Gobierno están preparados para elecciones muy difíciles en cuatro distritos: Ciudad de Buenos Aires, Mendoza, Córdoba y Entre Ríos, en los que aspiran al menos a retener las bancas obtenidas por las variantes peronistas en 2017, cuando Cambiemos ganó en todos ellos. 

En la Ciudad renuevan 3 oficialistas de 13 que se eligen; y Mendoza sólo 1 de los 5, pero también vence el mandato de Ramón, del Partido Intransigente, aliado del Gobierno en estos años. Si no fuera por su reelección el peronismo local, liderado por la senadora kirchnerista Anabel Fernández Sagasti, podría sumar un diputado más aún perdiendo y colocarlo bajo las órdenes de Máximo. 

Sería un aporte invisible, pero aporte al fin, amenazado por la avanzada de una variante liberal apadrinada por José Luis Espert y Javier Milei, que en Mendoza tienen como referente a Luis Rosales. 

En Córdoba sólo finaliza su ciclo un oficialista (Pablo Carro) y en Entre Ríos 2 de los 5 representantes de la Cámara baja que hay en juego. En el Gobierno aceptan que no será fácil vencer a una lista liderada por el ex ministro del Interior Rogelio Frigerio. 

José Luis Ramón 

El resto de las expectativas están concentradas en provincias chicas con gobernadores peronistas que en 2017 sufrieron el impacto de la fugaz ola amarilla. Un caso es Tucumán, que pone en juego 4 diputados y sólo 2 son del Frente de Todos; o Salta, con 1 de sus 3 que con fecha de salida en diciembre y carnet de oficialista. 

En Chaco, en 2017 el peronismo y Cambiemos se repartieron 2 diputados cada uno, pero esa vez Cristina presentó una lista y con 10 puntos le arruinó la elección al entonces gobernador Domingo Peppo. No volverá a hacer lo mismo, pero aún así cerca del ahora mandatario y líder Jorge Capitanich reconocen que no tendrán una elección fácil. 

Neuquén es otro bastión donde el oficialismo apuesta a repartir las 3 bancas con el MPN (en 2017 Cambiemos se quedó con 1) y Santa Cruz será un plato fuerte para el kirchnerismo, que se acostumbró a perder las legislativas y ganar las ejecutivas. También hay 3 bancas en juego y dos son de la oposición.

Santa Fe es otro acertijo difícil: el gobierno tiene otro trío de diputados sobre nueve que se dirimen en las urnas y para mejorar la cosecha necesita que como en 2019 se hunda Cambiemos y así se repartan el botín con el Frente Cívico y Social. No es un apuesta fácil. Y queda demasiado tiempo. 

Publicar un comentario
Para enviar su comentario debe confirmar que ha leido y aceptado el reglamento de terminos y condiciones de LPO
Comentarios
Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellas pueden ser pasibles de las sanciones legales que correspondan. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algun comentario violatorio del reglamento de terminos y condiciones será eliminado e inhabilitado para volver a comentar.
12
pobres... como marcha el país, la economía, los abusos que mostró el P.E., es seguro que sufren una importante migración de votos en este 2021, en octubre...
Perderán quorom... y será un llamado de atención a tan mala gestión. Inflación, inseguridad, pérdida del poder adquisitivo, al borde de hiperinflación, caída del empleo, aumento de la pobreza, el peor gobierno de los últimos 30a, ni los militares gobernaban tan mal.
11
Mas que triste es indiganante....los responsables del atraso, la pobreza, la inseguridad, el enriquecimiento ilícito, el despotismo, la mentira, la mafia judicial, sindical, el narcotrafico, mas siniestros personajes sin honestidad y montones de ignorantes, son siempre votados por sus víctimas.
En las fotografias siempre con sus mejores sonrisas.
En cada mentira y promesa, firman "Argentina Presidencia"...un terrible burla.
No quiero olvidarme de los herederos/o portadores de tristes apellidos.
10
Jaja, después del festival de cagadas legislativas van por más?, lamentablemente no tienen oposición, a la hora de votar en contra de la gente todos de acuerdo
9
Solo observando la fotografia de esta nota, cuanta felicidad se observa en esos rostros....no hay nada para preocuparse parece ......Van a tener el cuorum....
mas impunidad, mas pobres, menos trabajo verdadero, el modelo Formosa para todos....
Para la campaña sugiero eso o Formosa al por mayor,,,,y no nos vamos mas,....nietos y bisnietos y tataranietos tienen asegurado el porvenir. Pero sin olvidarse de este sistema democrático,,,,(muy democrático,,,,)
Ahora van por El Chaco y Salta, ya tienen Buenos Aires, En San Luis ya hay dueños, Santa Cruz es del oficialismo todo lo que camina...
Saben que los enemigos están en CABA, Cordoba, Mendoza, el resto es "patita para el loro".
A los de CABA, ya tiene el método, todos los días cortes y piquetes,,,,chorros a granel, miles durmiendo en la calle con fotos y todo, distribuir basura por todos los rincones....Ya hoy, hay gente que tiene mucho miedo de transitar por el microcentro cuando cale la tarde.
Por eso se rekagan de risa estos virus...
8
Ah, en el interior van a quedar todos los gobernadores culo para arriba por la catastrofica gestion de la pandemia, van a perder todos los oficialismos, tanto peronistas como de la oposicion.
7
Aun perdiendo, quedan con mas diputados, por el papelon de 2017...es similar a Cambiemos en 2019, donde a pesar de perder, quedo con mas diputados por la derrota de 2015...

Vamos a ver igual, en 2017 a Cristina le rompio el culo un pelotudo, Massa saco 7 puntos, y el candidato de Alberto saco 5 puntos...o sea, no vienen con un record muy bueno en PBA.

Yosi, para con la polenta, pelotudo
6
Estas especulaciones son increíbles.......
Insoportable
5
12 de caída dice el presupuesto para 2020 y va a ser de 14 -15
4
Jajajajaj....

tener presente:

kienes estan "gobernando" y diseñando la estrategia electoral son akellos q tuvieron 5% en la eleccion PBA 2017-

Se puede estar tan enajenado d pensar q la gente va a conparar 2021 con 2020?

-naaaaaa, ellos piensan q la gente es boluda,

-la gente va a comparar 2021 con 2019, y pese al catastrofico 2019, sin dudas es muchisimo mejor q 2021:

1- se perdio 14 puntos d salario real en 2020

2- aumento la desocupacion

3- el desplome en consumo debido a la perdida d poder d compra salarios-jubilaciones y destruccion d empleo, asegura q la depresion economica iniciada en 2018 continue durante todo 2021 (potenciada x la eliminacion del IFE: 4 a 5 millones d argentinos q kedaran sin ningun ingreso ya q tampoco reciben AUH x no tener menores a cargo), el supuesto aumento 4-5 puntos d PBI sera una ilusion estadistica:

-caiste 10 puntos 2020 y subiste 5 en 2021, eso implica una caida d 5,5 puntos respecto al catastrofico 2019,

-y se siente y seguira sintiendo en los bolsillos d la gente

-los peronistas votamos con el bolsillo

esto respecto a la economia resl, ahora respento al covid:

-realmente estan tan enajenados d suponer q aun "vacunando" al 75% poblacion (inmunidad rebaño) va a estar inmunizada la sociedad frente a las nuevas cepas? (al transmitirse mas rapido q la cepa 2020, terminara desplazandola en 2021, esto ya se esta comprobando en UK y lo empieza a corroborar Israel).

-la masacre covid 2020 con sus 50.000 obitos, va a estar potenciada en 2021 debido a la mayor transmisibilidad d las nuevas cepas:

mayor transmision-mayor numero infectados-mayor numero obitos.
3
Y sí, la gente identifica bien cuales fueron los males del 2020, el macrismo y el covid.