Diputados
La quita de fondos a la Ciudad no pasará por el Congreso, pero animará el debate del presupuesto
Alberto usó un decreto simple y no un DNU. Los fondos serán girados por goteo y Guzmán dará explicaciones. Cambiemos dice que es inconstitucional.

Alberto Fernández usó un decreto simple para quitarle un punto de coparticipación a la Ciudad y transferirlo a la provincia de Buenos Aires, un recurso que no requiere de aval parlamentario aunque no evitará que el debate se cuele cuando el ministro de Hacienda Martín Guzmán defienda en el Congreso el presupuesto de 2021, que presentará el martes.

No es el mismo recorrido que  los decretos de necesidad y urgencia, los famosos DNUs, que si bien rigen desde su publicación en el Boletín Oficial necesitan una revisión legislativa de "constitucionalidad", que no es otra cosa que evaluar si hubo motivos justificados para eludir la redacción de un proyecto de ley.

De todos modos, sólo pierden validez si las dos Cámaras lo rechazan y alcanza con que los avale una para dejarlos firmes, un resquicio de la ley que reguló su aplicación y ningún Gobierno querrá modificar, por más republicano que se presente.

Alberto lo aprovechó. La mayoría oficialista del Senado, monitoreada por Cristina Kirchner, se encarga de refrendar cada uno de los DNUs que firma, primero en la bicameral de trámite legislativo y luego en el pleno de la Cámara alta. En Diputados, donde el frente de Todos no llega al quórum con los suyos, no se debatió ninguno.

Con un decreto simple no es necesario pedir ayuda a los legisladores y en la Casa Rosada recuerdan que fue el recurso utilizado por Mauricio Macri para elevar a 3.75%  la coparticipación a la Ciudad en enero de 2016 con el objetivo de financiar el traspaso de la policía federal y bajarla a 3.5% dos años después. Sin un desglose de gastos, porque nunca fueron detallados en una ley, Aberto redujo un punto esa transferencia por considerar que el resto del dinero alcanza y sobra para mantener a la fuerza en funciones. 

En el oficialismo confían en que la Corte no podrá fallar a favor, porque la Nación siempre le envió fondos a la Ciudad por decreto, al no estar incluida en la ley de coparticipación. Pero Cambiemos apuesta a un gesto de los jueces. 

Aunque los decretos no están permitidos para temas tributarios, penales y electorales, los estudiosos de estos asuntos en el Congreso explican que fue habitual y es inevitable definir por esta vía los giros a la administración porteña. 

"Cuando se reformó la constitución de 1994 y se creó la Ciudad, no quedó claro cómo se insertaba en la ley marco de coparticipación de 1988 y todos los fondos se le dieron con decretos. No va a ser fácil judicializarlo porque entonces las asignaciones siempre fueron todas mal dadas. No es el mismo caso que el resto de las provincias", reconoció ante LPO un experto que asesora a Cambiemos.

Pero los legisladores de esa fuerza en el Congreso anticipan que darán batalla en la Corte junto a Horacio Rodríguez Larreta. "La coparticipación es una ley convenio que no puede ser afectada por decreto, ni siquiera por ley nacional: tiene que ser avalada por todas las provincias y recién luego aprobada por ley nacional y de cada provincia", sostuvo el diputado radical Gustavo Menna a LPO.

Larreta presentará un amparo ante la Corte para trabar la quita de fondos a la Ciudad

Menna señaló que "si fuese cierto" que hay un punto de coparticipación de la Ciudad que no corresponde "debe ser distribuido entre todas de acuerdo a sus índices ¿Por qué razón lo que, según el discurso oficial, tiene de más la CABA va a parar a una sola provincia? Son recursos de todos los argentinos", se quejó.

Recuerdan, además, que en diciembre de 2017 la transferencia a la Ciudad decretada por Macri se incluyó en un consenso fiscal sancionado en el Congreso. Claro que no fue unánime, porque no lo firmó San Luis, otro dato suelto que puede ser leído con lupa por los jueces.

En el oficialismo descreen de esos argumentos. "El dinero volverá a la Nación y se girará por goteo a la provincia. Salvo el porcentaje necesario para financiar la transferencia de la policía federal, que es la única obligación de la Constitución de 1994 y se cumple". Tal vez el debate gire en torno a la precisión de esa cifra que el decreto recuerda que sí debe definirse por ley. En la Rosada no descartan enviar un proyecto si Cambiemos presiona, pero no sería un debate cómodo para Larreta, porque se estarían certificado sus gastos.   

La otra exigencia de la carta magna es crear una ley marco para redistribuir los recursos fiscales acordada por los gobernadores, que nunca llegó y por lo tanto la Ciudad quedó desenganchada de la que está vigente y sujeta a las decisiones del Gobierno de turno. 

Gustavo Menna. 

El decreto simple, además, no habla de un cambio de destino de la coparticipación sino de la creación de un "Fondo de Fortalecimiento fiscal de la provincia de Buenos Aires", con el objeto "de contribuir a sostener el normal funcionamiento de las finanzas de la Provincia de Buenos Aires". Y faculta al jefe de gabinete a remover partidas con esos fines.

En el oficialismo aún desconocen si este fondo será parte de un artículo del presupuesto, pero Guzmán no podrá evitar los reproches cuando exponga sus gastos e ingresos. "La desfinanciación de la Ciudad es una pobre estrategia política que obstaculiza el necesario trabajo en conjunto con la Provincia de Buenos Aires para enfrentar la pandemia", fue el repudio de un proyecto de resolución de la UCR, liderado por Facundo Suárez Lastra.

Su compañero de bloque Alfredo Cornejo, presidente de la UCR, denunció que este año la provincia de Buenos aires recibió 64 mil millones de pesos sin destino específico y las demás se conformaron con préstamos.

En cada exposición que hizo ante el Congreso, el jefe de Gabinete Santiago Cafiero respondió a los reproches con el detalle del Ingreso Familiar de Emergencia (IFE) y la Asistencia al Trabajo y la Producción (ATP), con beneficiarios en todo el país. Volverá a repetirlo en un mes, cuando exponga en el Senado, donde ya empezó el debate en las redes.

"En 2015 CABA recibía por habitante un 44% menos que la Provincia de Buenos Aires. En 2019, al final del gobierno de Macri un 32% más. O sea que en cuatro años el aumento para CABA fue del 76 %. El federalismo se construye con justicia fiscal", tuiteó la kirchnerista María de los Ángeles Sacnun. 

Alberto ya le había anticipado a Larreta esta quita de coparticipación en el verano, cuando también habilitó una ley para que junto a otros gobernadores recaude un poco más: la suspensión de los compromisos de la reforma fiscal que obligaban a las provincias a una reducción gradual de los impuestos locales como Ingresos Brutos, un impuesto considerado distorsivo por Macri cuando era presidente, pero que siempre fue la principal fuente de ingresos de la Ciudad. 

Alberto asumió el compromiso con los mandatarios, había aprobado en el Senado pero los diputados radicales no querían aprobarlo y el jefe de Gobierno llamó a los del PRO para garantizar una mayoría que el Frente de Todos no podía asegurar. Sólo lo desobedeció Fernando Iglesias. La gestión, ahora, podría ser clave para que recupere los 30 mil millones que dejará de girarle la Nación. 

Publicar un comentario
Para enviar su comentario debe confirmar que ha leido y aceptado el reglamento de terminos y condiciones de LPO
Comentarios
Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellas pueden ser pasibles de las sanciones legales que correspondan. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algun comentario violatorio del reglamento de terminos y condiciones será eliminado e inhabilitado para volver a comentar.
3
"La coparticipación es una ley convenio que no puede ser afectada por decreto," bueno entonces que la ciudad devuelva los 3 puntos que le giro Macri por decreto simple. Corta.
2
De aca al fin del mamdato del titere le van a sacar todo lo que puedan a Caba. Si segun la senadora ultra k sacnun caba recibe 76 % mas con solo ese relato le van a sacar guita para seguir nivelando para abajo y que todo sea como el conurbano ( la verguenza de peronia) . Aman venezuela y cuba y a eso nos quieren llevar. Eso si los k veranean en miami y compran iphone.
1
CUAC!