¿El grupo Puebla se convirtió en un problema de Estado?
Alberto tuvo que salir a aliviar tensiones con Chile y Uruguay luego de sus intervenciones en el grupo de centroizquierda. Qué dicen los analistas.

Alberto Fernández tuvo que salir en las últimas 24 horas a bajar las tensiones con los presidentes de la región luego de un fin de semana en el que se agitaron las relaciones por su posición comercial en Mercosur y sus posicionamientos ideológicos en el Grupo de Puebla.

El Grupo de Puebla, que nació en julio del año pasado en esa ciudad mexicana, tiene a Alberto como el único miembro que es presidente en ejercicio. Lo integran otras figuras de peso continental como Lula da Silva, Evo Morales y Rafael Correa. Pero la mayoría de sus miembros son ex presidentes y ex candidatos presidenciales, como es el caso de esos tres, además de Dilma Rousseff, el chileno Marco Enríquez-Ominami, el español José Luis Rodríguez Zapatero y el paraguayo Fernando Lugo. Es decir que Alberto es el único de los miembros que puede padecer en la práctica ejecutiva las consecuencias de sus apariciones en el Puebla.

Esto quedó expuesto en la práctica con las tensiones que el propio Alberto tuvo que salir a aliviar esta semana. El lunes el presidente tuvo que llamar a su par chileno, Sebastián Piñera, para reencauzar la relación diplomática luego de que el fin de semana, durante una conferencia virtual del Grupo de Puebla, alentara a Enríquez-Ominami y a otros integrantes de la oposición chilena a que se unieran. En Chile ya estaban hablando de "injerencia" en asuntos internos por parte del argentino y por eso Fernández no dejó pasar ni un día hábil para llamar a Piñera.

Alberto llamó a Piñera para bajar la tensión con Chile

Este martes, en tanto, Alberto llamó al presidente uruguayo, Luis Lacalle Pou, con quien la relación nació mal justamente después de una de las cumbres del Grupo de Puebla. Por un pedido que le hizo José "Pepe" Mujica en la segunda reunión del grupo que se realizó en noviembre en Buenos Aires, Alberto apoyó abiertamente a Daniel Martínez, del Frente Amplio, en las elecciones que luego perdió con Lacalle Pou. Los "blancos" de Uruguay hablaron entonces de "intromisión intolerable en los asuntos internos" del país. La relación con Lacalle, a cuya asunción Alberto no pudo ir, no es buena desde entonces.  "La decisión no es irnos del Mercosur, es hacerlo más grande, con más miembros", dijo Alberto tras el llamado de este martes.

La reunión del Grupo de Puebla en Buenos Aires, en noviembre.

El posicionamiento de Alberto le empezó a traer ruido en el Mercosur, en donde este fin de semana quedaron expuestas las diferencias ideológicas con el Brasil de Jair Bolsonaro como nunca antes, luego de que Argentina se apartara de las negociaciones del resto de los socios del bloque para llegar a acuerdos de libre comercio con Corea del Sur y otros cuatro países.

En el Gobierno, sin embargo, aseguran a LPO que la política exterior de Alberto no se rige por ese grupo que voces del mismo Ejecutivo definen como una "estudiantina".

En el Gobierno creen que Bolsonaro quiere romper el Mercosur y por eso aceleró el acuerdo con Corea

El propio Alberto había tenido que bajarle el tono al Puebla cuando visitó a Andrés Manuel López Obrador en México en noviembre, un mes antes de asumir la presidencia. 

"El Grupo de Puebla yo mismo lo impulsé mucho antes de mi candidatura presidencial, junto con Ominami desde Chile. Nosotros vemos con mucha atención lo que pasa en el Continente, pero los vínculos internacionales no pueden estar gobernados por la ideología, porque cada pueblo determina sus gobiernos", dijo en esa ocasión Alberto, enterrado su sueño inicial de conformar un bloque regional de centroizquierda como hiciera Néstor Kirchner con Lula, Evo Morales y Hugo Chávez.

En diálogo con LPO, el analista internacional Jorge Castro dijo que "el Grupo de Puebla no es una organización de partidos de centro izquierda, es una reunión de intelectuales, la mayoría de ellos sin peso político en sus países". "No implica una alternativa de poder en los países de América Latina, no hay que sobreestimar su rol", agregó.

"Es un grupo de intelectuales, que no es más que un foro de pensamiento, de figuras individuales, que hacen manifestaciones de librepensamiento", dijo.

El Grupo de Puebla no es una organización de partidos de centro izquierda, es una reunión de intelectuales, la mayoría de ellos sin peso político en sus países, es un foro de librepensadores, no implica una alternativa de poder.

"Es un grupo de intelectuales, que no es más que un foro de pensamiento, de figuras individuales, que hacen manifestaciones de librepensamiento", dijo.

Respecto de la presencia del propio Alberto Fernández en el grupo, Castro señaló que "el presidente tiene las características de un intelectual, de un profesor que dice lo que piensa, su preocupación es hacer conocer cuál es su pensamiento".

Respecto de la presencia del propio Alberto Fernández en el grupo, Castro señaló que "el presidente tiene las características de un intelectual, de un profesor que dice lo que piensa, su preocupación es hacer conocer cuál es su pensamiento".

"No hay que otorgarle mayor relevancia al grupo, más que de tipo idiosincrático: el presidente Fernández es un profesor universitario de Buenos Aires, una figura arquetípica del progresismo", indicó el analista.

Para trazar un ejemplo entre la pertenencia al grupo y el verdadero impacto en las políticas de relaciones exteriores de quienes lo integran, Castro se refirió al nombre del grupo, se refiere a la ciudad de México, en donde la figura de centroizquierda es Andrés Manuel López Obrador. "El Grupo de Puebla no tiene en cuenta que uno de sus socios fundadores, López Obrador, es el principal aliado de Donald Trump en México: llevó 27 mil soldados a la frontera para impedir el paso de inmigrantes centroamericanos a EEUU", aseguró. 

Publicar un comentario
Para enviar su comentario debe confirmar que ha leido y aceptado el reglamento de terminos y condiciones de LPO
Comentarios
Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellas pueden ser pasibles de las sanciones legales que correspondan. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algun comentario violatorio del reglamento de terminos y condiciones será eliminado e inhabilitado para volver a comentar.
18
Pero si lo prefiere, puedo contestar como el Grumete. Aunque no sé si podría, para eso hace falta algo de lo que afortunadamente carezco.
17
Blac sobre su pregunta, el porqué de lo bergsoniano, nada mas difícil que lograr la síntesis que Berson propone, y a la que parece aspirar el discurso de (y discurrir, aventuraría) que advierto algunas veces de AF. Como obrar como un hombre de pensamiento y pensar como un hombre de acción es básicamente una síntesis, (si posible) siempre reñida con la política.
Sobre el pensador que acaba de citar, todavía estamos en ese horror perpetuo del medio camino entre la disciplina y el control, si a ello se refiere, una batalla perpetua en que la conciencia emerge solo para ser nuevamente subyugada, ya por uno, ya por otro.
Los patrones paternalistas y verticalistas de nuestra construcción colectiva derivados de largos años de disciplinamiento fascista, (tan conveniente al capitalismo de la pobreza) ya han generado el adn de una sociedad controlada. mas allá de que la violencia en su forma mas primitiva irrumpa como una nota de color en la homogeneidad pretendida. De otro modo como explicaría el fenómeno social de los últimos años? Solo como efecto de la anomia?.
Si sobre esta sociedad no se logra el control, no es porque no esté la materia prima, sino por que los ejecutores no tienen el poder como credo sino como medio, dicho de otra forma, a los ojos de un Rockefeller, son unos chambones inútiles. Pero para resolver el tema, existen los que si saben como instalar aspiraciones, inocular odios y explortar frustraciones, con lo cual no logran el control, pero si el efecto zombie.
Si me pregunta, detesto ambas formas, la disciplina y el control. Pero pensar a lo bergson que vamos a descubrir una nueva experiencia colectiva construida en base a una parva de antinomias....no lo creo. Será un caos. Y ante el caos el control sucumbe, y se instala otra vez la disciplina.
16
Como decía Einstein tratar de resolver un problema con la misma fórmula que fracasó es perdida de tiempo !!!! No creo que este grupo aporte nada bueno al país !!!! Venezuela es el claro ejemplo de toda esta gente que una y otra vez intentan copiar la misma fórmula !!!!! Finalmente el resultado será un aplazo como ocurre en Venezuela !!!!!!
15
Cuando se vuelvan a juntar una sola de napalm alcanza y sobra, sino, los que tengan pasaporte de algún pais de Europa ir pensando en irse de argenzuela. Vuelve la reina batata y terminaremos siendo Venezuela, Cuba, El Salvador o Nicaragua.
14
Gilles Deleuze
13
Hay un refrán sabio que dice "el que mucho abarca poco aprieta". Mi consejo a Alberto Fernández es que se preocupe y se concentre en los problemas del país !!!! Caso contrario terminará como la Venezuela de Chávez !!!!! Ya esos pueblos tendrán políticos para sacar a sus países del atrasado !!!! En síntesis, el grupo Puebla atrasa, Lopez Obrador se dio cuenta a tiempo !!!!
12
No
11
Hola Giles D.... Cúales serían concretamente los rasgos bergsonianos?
Si fueras tan amable...
Quedé pensando.
Saludos
10
Tanta accion tiene el hipie, que es mas lento que un caracol rengo
Charlatan rosquero, transero y muy mentiroso
9
Betonline defiende a su mentor, y por eso mete al grupo de una violenta ciudad del pais donde la gente vive con la espalda mojada (por el kakagazo a que los afanen y asesinen en la yeca)