Financiamiento político
Macri empuja la ley de financiamiento político en el Senado para eludir a Carrió
Contempla un tope de 5% de aportes privados. El de Diputados es de 2%, pero Lilita no lo quiere tratar.

Elisa Carrió desautorizó a sus compañeros de Cambiemos en Diputados obligándolos a postergar la ley de financiamiento político que habilita contribuciones de empresas en las campañas, aun cuando estaba incluida entre los 40 proyectos elegidos por Mauricio Macri para tratar en diciembre, primer mes de sesiones extraordinarias.

Pero el presidente no se dio por vencido: envió una nueva convocatoria, extendió el plazo de reuniones parlamentarias hasta el 28 de diciembre e incluyó el proyecto sobre fondos electorales del Senado dictaminado hace un mes, para incomodar a Lilita y a sus pares Emilio Monzó, Nicolás Massot y Mario Negri, que habían reclamado ser iniciadores de cualquier ley electoral.  

Macri les había concedido el reclamo, incluyó en el llamado a extraordinarias el proyecto enviado a Diputados por Adrián Pérez, secretario de fortalecimiento institucional de la Nación; Silvia Lospennato, mano derecha de Monzó, empezó a reescribir artículos junto a sus pares del PJ, pero Carrió, que siempre estuvo en contra de los aportes privados a los candidatos, incineró la negociación en twitter.

Carrió había logrado postergar la ley en Diputados, pero Macri envió otro pedido de extraordinarias para tratar otra versión consensuada en el Senado.

Rogelio Frigerio negoció una votación sin la decena de diputados que arrastra a la chaqueña, pero tras conversar con Monzó y Negri prefirió demorar el debate para 2019 y evitar el escarnio republicano de la socia de la Coalición Cívica. 

Federico Pinedo no se rindió y esta tarde convenció a Macri de empezar el debate por el Senado, donde el justicialismo comparte con el presidente motivos para estar apurados: con las denuncias por aportantes truchos y los cuadernos de la corrupción no será fácil para ningún candidato conseguir un contador público que firme un balance de campaña. Para darles garantías, cualquiera de las versiones de la ley contempla la bancarización de los gastos.

Por eso Pichetto ya había negociado con los diputados de Argentina Federal sancionar la ley sin demoras, antes que Carrió complique todo una vez más. El dictamen del Senado contempla un aporte de privados de hasta el 5% de los gastos permitidos de una campaña, mientras que el proyecto de Pérez lo llevaba a sólo 2% y a Lilita no le gustaba. Tal vez decidan ignorarla. Eso parece. 

Publicar un comentario
Para enviar su comentario debe confirmar que ha leido y aceptado el reglamento de terminos y condiciones de LPO
Comentarios
Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellas pueden ser pasibles de las sanciones legales que correspondan. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algun comentario violatorio del reglamento de terminos y condiciones será eliminado e inhabilitado para volver a comentar.
2
El Cachalote nefasto Carrio quiere ponerse en opositora oficialista un burdo ardid al estilo Carrio, que asiste a las reuniones del Congreso recontra puesta con anfetaminas mezcladas con alcohol. Pinedo y compañia quieren hacer una ley para lavar plata de los fondos sojeros que, de la mano de Etchegoyen lavan un poco en Rosario y ahora con el partido cambiemos.
1
Macri no puede empujar nada.
No sabe.