Diputados
Cambiemos busca sancionar la reforma al Código Procesal Penal en la última sesión del año
Se trata de un remiendo a una ley de Cristina. Monzó la quiere sumar al temario del 21, antes de cerrar el recinto.

En el año con menos sesiones que nunca y casi sin consensos entre oficialismo y oposición, Emilio Monzó intentará que en la última sesión ordinaria se sancione la reforma del Código Procesal Penal. 

El proyecto fue redactado por los senadores justicialistas Rodolfo Urtubey y Pedro Guastavino, en diálogo con el ministro de Justicia Germán Garavano, con la misión de reemplazar la reforma de Cristina Kirchner que Mauricio Macri suspendió ni bien asumió.

"No entiendo porqué los proyectos del oficialismo los presenta la oposición", se burló la ex jefa de Estado durante el debate de la reforma en el Senado, en abril, cuando intentó sin éxito que volviera a comisión, en la única maniobra de ese estilo que se le vio hacer en su retorno al Congreso. No le fue bien: perdió 44 a 15.

El nuevo Código fue diseñado por senadores justicialistas y el ministro de Justicia Germán Garavano.  Cristina intentó bloquearlo en el Senado. 

"Da la sensación de que el tiempo se detuvo el 10 de diciembre de 2015. Parecería que desde entonces nada de lo que se haga acá tiene validez", le respondió Urtubey, tras su fugaz victoria.

El texto aprobado actualiza el código con figuras penales aprobadas en los últimos meses, como flagrancia, arrepentido y responsabilidad penal empresaria.

"Son normas que introducen cuestiones procesales que no se compadecen con el nuevo Código Procesal Penal. Entonces, hubo que hacer una tarea de ensamble y había que acomodar el texto", se explicó Urtubey en aquella sesión.

La redacción final tuvo cambios, algunos muy polémicos como el artículo 25, sobre escuchas telefónicas. Por presión del peronismo hubo que garantizar la responsabilidad a empleados y magistrados por las filtraciones.

El Cels logró eliminar dos artículos sobre vigilancia electrónica y se sostuvieron las fiscalías temáticas, que tuvieron mucha fuerza en el kirchnerismo, pero a Cristina no le conformó y su bloque fue el único que votó en contra.

"Hay un plan sistemático para apoderarse del Poder Judicial y tener un Poder Judicial diseñado a la carta", denunció la ex jefa de Estado, que en este tema está sola.

Hace dos semanas, la radical Gabriela Burgos logró dictamen en la Comisión de Legislación Penal, con respaldo de Argentina Federal y el massismo.

Por ahora, no hay muchos más temas en agenda: el aumento de bienes personales con los retoques del Senado, la ley corta de telecomunicaciones y la de alquileres, ya dictaminada pero con muchas objeciones de las inmobiliarias. 

Este martes Burgos intentará dictaminar la ley de juicio por jurados, tras un primer intento fallido. Si lo logra, la pedirá para el 21. No es un año con muchas leyes para exhibir. 

Publicar un comentario
Para enviar su comentario debe confirmar que ha leido y aceptado el reglamento de terminos y condiciones de LPO
Comentarios
Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellas pueden ser pasibles de las sanciones legales que correspondan. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algun comentario violatorio del reglamento de terminos y condiciones será eliminado e inhabilitado para volver a comentar.
2
Como les duele todavia.
La jefa tiene que ser debidamente encarcelada como todos los demas chorros y corruptos peronchos.
Castigo ejemplar para todos los chorros. Aunque haya que mas carceles que escuelas. Hay que terminar de una vez con toda la porqueria que deambula por la politica.
Barajar y dar de nuevo. Todo el mundo a laburar. Basta de asistencialismo.
1
¿Juicio por jurados? Ya es bastante jodido estar en manos de un solo cretino que funge como juez y recibe órdenes del poder político, como para perder la libertad a causa del fallo de doce imbéciles que de ninguna manera serán encerrados hasta el fin del juicio (como ocurre en Estados Unidos), sino que se la pasarán tomando mate mientras ven "TN" para dar el veredicto "correcto".
En una Argentina macrista, sinónimo de la más abyecta corrupción y del colmo de la ignorancia, se borrará todo rastro de responsabilidad con estos "jurados", reclutados en los lodazales y las cloacas de esta vil dictadura.
A ver si los Pichetto y toda esa runfla de seudo opositores se fijan bien en lo que votan, porque cualquier verdura se va a colar en el Código Penal, tal como pasó en el presupuesto.