Madrid
Ayuso utiliza el metro de Madrid para abrir un nuevo pulso contra Sánchez
Desde Moncloa recordaron que Madrid es la única comunidad autónoma que no tiene ligado su servicio de metro a una tarifa fija, necesaria para tener una estabilidad en las facturas y no depender así de la volatilidad del mercado.

La estrategia de Miguel Angel Rodríguez, mano derecha y jefe de gabinete de la presidenta de la Comunidad de Madrid, Isabel Díaz Ayuso, tiene a la crispación como eje central. Sobre todo con el Palacio de la Moncloa. La táctica para nacionalizar aún más la figura de la líder madrileña pasa por mantener siempre pulsos abiertos contra Pedro Sánchez.

Poco importa la veracidad o rigurosidad de los datos que la Comunidad de Madrid elige para atacar al gobierno nacional. "Lo importante es confrontar", resumen en la Puerta de Sol. El plan quedó en evidencia la última semana con dos dardos que Ayuso lanzó contra el Ejecutivo de coalición.

Primero fue la forzada interpretación que la futura presidenta del PP de Madrid hizo tras conocerse la nueva Estrategia de Salud Cardiovascular en el Consejo Interterritorial del Sistema Nacional de Salud (SNS). En su cuenta de Twitter, publicó una fotografía de una copa de vino con el siguiente mensaje: "Un buen vino como el que los señores del gobierno nos quieren prohibir".

Feijóo le entrega a Ayuso la primera foto institucional con la ultraderecha

Tras el tuit, el Ministerio de Sanidad tuvo que salir a aclarar que el nuevo dossier recomienda moderar la ingesta de alcohol y que nada dice sobre obligar a bares y restaurantes a eliminar el vino o la cerveza de sus menús, tal como denunció Ayuso.

El segundo pretexto para "exponer" a Sánchez fue la reducción de frecuencias del Metro de Madrid. David Pérez, el consejero de Transportes regional, anunció una disminución del 10% en la circulación por la subida de la luz. 

Es una medida razonable y necesaria en un momento en el que ha subido tanto la electricidad. Sería muy irresponsable no adoptar ninguna medida para reducir el consumo mientras dure la subida del precio de la luz

"Es una medida razonable y necesaria en un momento en el que ha subido tanto la electricidad. Sería muy irresponsable no adoptar ninguna medida para reducir el consumo mientras dure la subida del precio de la luz", argumentó.

Más explícito fue el portavoz del gobierno, Enrique Ossorio: "La factura eléctrica a la que tiene que hacer Metro cada día se ha disparado, algo conocido por todos, quizás menos por el señor Sánchez. El coste normal en Metro era de 120.000 euros al día, y ha llegado a costar 800.000. Ese desorbitado precio de la energía ha obligado a tomar medidas que supondrán un ahorro de los costes diarios, prestando un servicio de calidad con las cuentas más saneadas para garantizar la sostenibilidad de la empresa en un futuro", dijo.

Desde Moncloa recordaron que Madrid es la única comunidad autónoma que no tiene ligado su servicio de metro a una tarifa fija, necesaria para tener una estabilidad en las facturas y no depender así de la volatilidad del mercado.

Es decir, la compañía no está obligada a depender exclusivamente del precio diario, disparado en este contexto mundial de crisis energética. El gobierno nacional entiende que Ayuso dejó "expuesta" la tarifa eléctrica del Metro para achacarle a Sánchez las falencias del servicio.

Los vascos salvan a Sánchez y aprueban su plan económico para paliar la inflación histórica

Lo llamativo fue que, tras ese cruce con Moncloa, la propia compañía pública desmintió a Ayuso. El viernes, Silvia Roldán, la consejera delegada del Metro, explicó que la retirada del servicio del 10% de los trenes se debe al descenso de números de viajeros. "Se ajusta la oferta de trenes y frecuencias a la demanda actual de usuarios, que es un 20% inferior a antes de la pandemia", justificó. 

La factura eléctrica a la que tiene que hacer Metro cada día se ha disparado, algo conocido por todos, quizás menos por el señor Sánchez. El coste normal en Metro era de 120.000 euros al día, y ha llegado a costar 800.000

La polémica que Ayuso intentó librar con Sánchez ocurrió en un contexto en el que los sindicatos volvieron a anunciar paros parciales como protesta por la exposición de los trabajadores del metro al amianto.

En las últimas horas, otro trabajador de Metro de Madrid, que prestaba servicio como jefe de sector, Luis Gómez, de 65 años, falleció producto de un cáncer de pulmón, diagnosticado por su exposición al amianto. Es el duodécimo operario fallecido por el silencioso contacto con esta sustancia tóxica.

Desde Comisiones Obreras (CCOO) volvieron a solicitar a la Dirección de la empresa, y a la Consejería de Transportes de la Comunidad de Madrid que reconozcan esta exposición al amianto y "sus graves consecuencias" para los empleados.

En el año 2017, Metro informó a sus trabajadores de la existencia de amianto en su red. Desde 2018, está en marcha un plan de desamiantado por parte para eliminar cualquier rastro de este material en la red. El proyecto tiene como objetivo que toda la red esté libre de este material en el año 2027.

Temas de la nota:
Publicar un comentario
Para enviar su comentario debe confirmar que ha leido y aceptado el reglamento de terminos y condiciones de LPO
Comentarios
Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellas pueden ser pasibles de las sanciones legales que correspondan. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algun comentario violatorio del reglamento de terminos y condiciones será eliminado e inhabilitado para volver a comentar.