Crisis energética
Macron quiere liderar la venta de gas natural licuado a Europa y descarta el gasoducto que acordaron Sánchez y Scholz
Francia considera que el MidCat favorecería las exportaciones de gas de España y Portugal, mientras busca incrementar las ventas de GNL a Alemania. El gasoducto pasaría por los Pirineos.

 El gobierno de Francia rechazó el proyecto para construir un gasoducto que una a la península ibérica con Alemania y pase por los Pirineos. Se trata del MidCat (Midi-Cataluña), un conducto que había comenzado a erigirse en 2013 y que fue abandonando en 2019, luego de que las autoridades francesas lo considerasen inviable en términos económicos. La postura de París sigue siendo la misma, salvo que la crisis energética que atraviesa el continente sea una oportunidad para el país.

"Este proyecto tardaría años en ser operacional y no respondería a la crisis actual", afirma un comunicado del Ministerio de Transición Energética de Francia, que además destaca que "ya existen dos interconexiones gasistas entre Francia y la península ibérica en Biriatou y Larrau, que hoy contribuyen a la seguridad del suministro europeo y han sido objeto de desarrollos regulares durante los últimos 20 años".

Alemania quiere construir un gasoducto para traer gas desde España y Portugal

Los gasoductos que conectan territorio francés con Navarra y el País Vasco transportan unos 8.000 millones de metros cúbicos anuales, mientras que el MidCat aportaría unos 7.000 millones adicionales. En comparación, el Nord Stream 2 que conecta Rusia con Alemania -listo para entrar en actividad antes de la invasión a Ucrania- podría suministrar unos 55 000 millones de metros cúbicos.

El canciller alemán Olaf Scholz. 

Pero la apuesta de Francia pasa por la construcción de terminales de gas natural licuado (GNL). De hecho, Alemania se aseguró dos terminales flotantes para recibir 12.500 millones de metros cúbicos al año, superando la cantidad que podría suministrarle el MidCat. Para Macron tampoco tiene sentido facilitarles a España y Portugal la exportación de GNL a Europa central a través de una tubería que además tendrán que financiar parcialmente los contribuyentes franceses.

Francia busca reflotar el proyecto de una terminal flotante en El Havre, al norte del país, como parte del plan para canalizar buena parte del GNL importado al continente. El diario La Tribune señala que el gas que llegue a El Havre estaría destinado a Alemania

Entre las siete plantas de regasificación y almacenamiento en la península ibérica -seis en España y una en Portugal- se llega a un 40% de la capacidad regasificadora del continente. Ambos países reciben GNL de buques metaneros procedentes de Estados Unidos y Argelia y cuentan con una posición preferente dentro de Europa, un modelo que Francia propone ahora para el norte y el este de Europa porque es una vía "más rápida y permite importar gas de los países del Golfo o de EEUU".

Europa se acerca a Irán y Venezuela ante la amenaza del apagón energético ruso 

Francia busca reflotar el proyecto de una terminal flotante en El Havre, al norte del país, como parte del plan para canalizar buena parte del GNL importado al continente. El diario La Tribune señala que el gas que llegue a El Havre estaría destinado a Alemania, lo que explica por qué Macron desalienta el MidCat. La cuestión energética abrirá una grieta entre Pedro Sánchez y Macron, porque Moncloa quiere posicionar a España como modelo energético en la UE.

 Terminal de gas natural licuado de Reganosa en Mugardos, A Coruña.

Olaf Scholz definió el MidCat como "una gran contribución para aliviar la situación y el suministro de forma masiva ahora mismo", en medio de temores por un inminente corte total del gas procedente de Rusia. La Comisión Europea también respaldó el entusiasmo alemán, aunque desde el minuto uno Macron le cerró la puerta al proyecto. Francia no está de acuerdo con los costos del gasoducto -unos 3.000 millones de euros, según el Ministerio francés de Transición Energética- y con los plazos sugeridos por la ministra española Teresa Ribera, quien habló de "ocho o nueve meses".

Alemania está entre los países de la eurozona que menos crece y pronostican que va a una recesión segura 

En Francia tampoco gustó que Scholz no comprometiera el aporte alemán al MidCat en caso de reanudarlo. La ruta energética franco-ibérica no será más que un deseo de Berlín. Para Francia se trata de ganar cuotas de mercado y mostrarse como la solución a la escasez energética del continente. 

Temas de la nota:
Publicar un comentario
Para enviar su comentario debe confirmar que ha leido y aceptado el reglamento de terminos y condiciones de LPO
Comentarios
Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellas pueden ser pasibles de las sanciones legales que correspondan. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algun comentario violatorio del reglamento de terminos y condiciones será eliminado e inhabilitado para volver a comentar.