Empleo y turismo
El Gobierno cita a Biden y su "pay them more" para cuestionar a los hoteleros por la falta de camareros
Trabajo fija postura sobre el reclamo del sector hotelero por la falta de trabajadores: se necesitan mejores salarios. Moncloa descarta un fenómeno de "Gran Renuncia". El pulso con CEOE se cuela en el contrapunto.

De un lado, la queja de los empresarios hoteleros: faltan 73 mil empleados (en su mayoría camareros) para la temporada de verano. Del otro, la respuesta del Gobierno: "la solución es sencilla: pagar adecuadamente".

El Ejecutivo ha decidido parafrasear al presidente de Estados Unidos, Joe Biden, para abrir un nuevo pulso con el sector privado. Hace unos meses, el mandatario norteamericano les dijo "pay them more" a los empresarios que se quejaban de la falta de mano de obra en determinados sectores.

La frase empieza a ser utilizada por Moncloa ante la reiterada queja del sector hotelero por la supuesta escasez de mano de obra cualificada.

Según la patronal, la falta de formación específica es el principal inconveniente que tienen los hosteleros a la hora de encontrar trabajadores. Los empresarios advierten desde hace semanas que la falta de camareros y cocineros va a "complicar" un verano turístico que tiene las mejores previsiones en materia de reservas.

Yolanda Díaz quiere sumar al PSOE a su frente y disputarle el liderazgo de la izquierda a Sánchez

Según Hostelería de España, una organización empresarial que representa a nivel estatal al conjunto de más de 270.000 empresas que integran el sector, la falta de trabajadores viene siendo un "problema estructural".

Denuncia que la incorporación de jóvenes al mercado laboral es un tercio inferior a hace 20 años, mientras que el empleo hostelero se ha doblado, pasando de los 800.000 que había en el año 2000 a los 1,7 millones actuales.

La solución es sencilla: Pagar adecuadamente, cumplir con los descansos y las jornadas y permitir la conciliación de la vida laboral y la familiar

Ante los reclamos, el número dos del Ministerio de Trabajo, Joaquín Pérez Rey, mano derecha de la ministra Yolanda Díaz, reunió a la patronal y a los sindicatos para cotejar números, trazar un diagnóstico y proponer soluciones.

El funcionario aclaró que el problema "no es generalizado" y que tiene a la "precarización" como trasfondo. "La solución es sencilla: Pagar adecuadamente, cumplir con los descansos y las jornadas y permitir la conciliación de la vida laboral y la familiar. Estoy convencido que cuando eso pase las vacantes se esfumarán como la espuma", dijo Pérez Rey.

 El secretario de Estado de Empleo y Economía Social, Joaquín Pérez Rey.  

Según los últimos datos del INE, en España hay actualmente 109.085 vacantes sin cubrir en el mercado laboral. Se trata de un máximo histórico ligado a la coyuntura global post pandemia, pero que representa el 5% del total de puestos en la economía.

Presionado por la interna en CEOE, Garamendi cruza a Yolanda Díaz por prohibir los despidos y la desafía a "montar una empresa"

Para el Gobierno, las vacantes están centralizadas en algunas ciudades y en algunos sectores, por lo que no hay riesgo alguno de un fenómeno de "gran renuncia" como el de Estados Unidos.

"Algunas de las vacantes que se están produciendo en territorios concretos y en la hostelería tienen que ver con que no se paga lo suficiente, no hay descansos, las jornadas son agotadoras y los trabajadores no pueden conciliar su vida personal y laboral", repiten desde el equipo de Yolanda Díaz.

Moncloa niega un fenómeno de "gran renuncia" como el de Estados Unidos y dice que la falta de trabajadores está focalizada en pocos sectores

Meses atrás, la vicepresidenta se aferró al mismo argumento para cuestionar la lectura simplista de los empresarios ante la falta de mano de obra: "Les doy una pista: páguenles más. Ofrézcanles mejores condiciones de trabajo. Denles más motivos para trabajar en sus empresas".

Los sindicatos avalan la postura del Ejecutivo. Los secretarios generales de CCOO y UGT en Baleares (punto geográfico donde faltan más trabajadores) denuncian que el sector arrastra "prácticas" que no respetan los derechos laborales.

El mercado laboral la de respiro a la economía en rojo del Gobierno: récord de contratos indefinidos

"Esto se está convirtiendo en noticia pero quizás lo que está pasando es que los trabajadores pueden elegir y en base a la mejora de sus condiciones laborales se busquen otro sitio u otro sector", explicó días atrás José Luis García, líder de CCOO.

"Hay empresarios que no han hecho los deberes y no han cuidado de sus empleados. La gente, entonces, se va a otras empresas donde sí cumplen con los convenios colectivos", agregó Lorenzo Navarro, de UGT.

El pulso de Moncloa con los hoteleros se enmarca en un choque más genérico con los agentes económicos. LPO adelantó el trasfondo de la guerra con Iberdrola. Pero hay otros, como la disputa con la CEOE por los fondos de recuperación de la Unión Europea.

Los sindicatos avalan la postura del Ejecutivo: CCOO y UGT denuncian que el sector arrastra "prácticas" que no respetan los derechos laborales

El Gobierno tiene un borrador para realizar una "ejecución rápida" del primer tramo de estos fondos. Pero los empresarios se quejan de que el dinero no está llegando a la economía real. Critican el retraso en la ejecución y calculan que sólo un euro de cada cuatro ha llegado a las empresas.

Otro frente abierto es el salarial. Al romperse la mesa de diálogo con los sindicatos, los empresarios fijaron "directrices" de un alza máximo de salarios del 3,5% ligado a productividad y empleo, un porcentaje y unos términos que no convencen al Ejecutivo.


Temas de la nota:
Publicar un comentario
Para enviar su comentario debe confirmar que ha leido y aceptado el reglamento de terminos y condiciones de LPO
Comentarios
Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellas pueden ser pasibles de las sanciones legales que correspondan. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algun comentario violatorio del reglamento de terminos y condiciones será eliminado e inhabilitado para volver a comentar.