Senado
Soria acusó a la Corte de presionar al Gobierno para quedarse con el presupuesto de la justicia
"Puede ocurrir una tragedia", dijo el ministro, que defendió la nueva integración de la Magistratura. Juntos pide que vuelva el máximo tribunal a la presidencia. Se dictamina el miércoles.

El ministro de Justicia Martín Soria expuso en el Senado sobre su proyecto de ley para definir una nueva integración del Consejo de la Magistratura y acusó a la Corte Suprema de extorsionarlo con el propósito de controlar el presupuesto de la justicia.

Podrá administrlo si se queda con la presidencia del organismo, a partir de un fallo que emitió en diciembre y le devuelve ese banquillo en un mes si no hay sancionada una ley que lo impida. 

"El 16 de abril puede ocurrir una tragedia institucional en la Argentina, como es la parálisis del Consejo de la Magistratura. La parálisis del organismo que está llamado a administrar el Poder Judicial", advirtió Soria. El dictamen se firmará este miércoles y en el Frente de Todos confían en imponer una mayoría, aunque no está claro si podrán reeditarla en Diputados, donde ni siquiera están creadas las comisiones. 

Para llegar al quórum en la Cámara alta negocian con el rionegrino Alberto Weretilneck, su aliado habitual, quien presentó un proyecto para que la Corte vuelva a presidir la magistratura, pero con un juez distinto cada año. La ley vieja, que volvería a regir, nombra a cargo al titular del tribunal, Horacio Rosatti.

En el oficialismo hay confianza en convencer al rionegrino de incorporar algunos otros artículos pero olvidarse de la Corte, excluida del proyecto oficial. "Habrá varios cambios, pero no ese", anticiparon a LPO desde el Frente de Todos. 

El conflicto se ocasionó por un fallo del máximo tribunal en diciembre que anuló la conformación actual del consejo de la magistratura, vigente desde 2006 y sin su presidente a cargo, como había ocurrido desde 1999. Tampoco lo reclamaron, sino que el pedido es para respetar el equilibrio entre los representantes políticos y los estamentos (jueces, académicos y abogados). 

Pero si en un mes no hay una ley sancionada volverá a regir la composición anterior, con el presidente de la Corte como titular. El proyecto del gobierno eleva de 13 a 17 miembros: suma dos abogados, un juez y un miembro del ámbito académico y científico. Sumó como requisito para integrar el organismo no haber sido condenado por delitos dolosos y paridad de género.  

 Juntos por el Cambio unificó un proyecto este lunes que le devuelve ese sillón y lo defendió durante el plenario de comisiones. Pero para Soria no es una opción. 

"Lamentablemente este fallo de la Corte pone en jaque la división de poderes. No es un fallo, no es una sentencia jurídica: es un verdadero acto político, pero lo peor es que es un acto político extorsivo", denunció.  

"La Corte nos amenaza, nos extorsiona con un hecho sin precedentes en la historia argentina que es la parálisis de toda la administración de todo el Poder Judicial. Según el fallo que declara la inconstitucionalidad de una Ley que tiene 16 años de antigüedad, bajo la cual se designaron el 70% de los funcionarios", se indignó.

La Corte nos amenaza, nos extorsiona con un hecho sin precedentes en la historia argentina que es la parálisis de toda la administración de todo el Poder Judicial. Dicen que tienen mucho trabajo porque le llegan 28 mil causas por año, pero se suman tareas. 

"Es este Congreso de la Nación que debería rechazar y repudiar esta verdadera intromisión, por parte de la Corte, en facultades que le están absolutamente vedadas como es legislar. No pueden avalar este gravísimo echo jurídico porque estaría sentando un peligroso precedente hacia el futuro", solicitó Soria.

El ministro recordó que ni la ley de Cristina Kirchner en 2013 (denominada de "democratización de la justicia") y luego declarada inconstitucional, ni la que envió el ex ministro de Justicia Germán Garavano, ambas para modificar la composición de la Magistratura, incluían otra vez a la Corte en la jefatura. 

Y leyó discursos de radicales en debates parlamentarios que de hace dos décadas que reclamaban no tener un supremo en el organismo que selecciona jueces y los somete a juicio político. Fue más lejos: citó una reciente declaración del ex senador Jorge Yoma, en la que confesaba un pedido expreso del ex juez Enrique Petracchi a la entonces senadora Cristina Kirchner para sacarlo de ese lugar. 

"El presidente de la Corte dice que tienen demasiado trabajo y cita que le llegan 28 mil causas por año. Se resuelven 7000. ¿Si tienen tanto trabajo porque quieren meterse en este tema? ¿Si no pueden administrar una obra social?", se preguntó. 

Soria fue escoltado por su segundo Juan Martín Mena y por el juez Alberto Lugones, quien preside la Magistratura y advirtió que si no hay una nueva ley en el plazo pedido por la Corte nadie sabe quien pagará los 23 mil sueldos de la justicia. "No voy a permitir que el Consejo de la Magistratura se paralice", aseguró, pero luego admitió que no no será posible avanzar con los concursos sin una ley. Es que en ese caso, volvería  a estar vigente la de 2016 y habría que nombrar 6 nuevos integrantes. 

Juntos ensayó una tibia defensa de su proyecto. No fue el jefe del interbloque Alfredo Cornejo, su autor; y el titular de la UCR Luis Naidenoff escuchó al ministro, alcanzó a cuestionarlo por no haber empezado el debate antes y se fue a otra actividad que no podía cancelar. Quería hablar más, pero no lo dejaron. "No podemos acomodar la reunión a la agenda de cada senador", reclamó la kirchnerista Anabel Fernández Sagasti. 

Soria no dejó de pegarle a la Corte cada vez que tomó el micrófono. "Hablan de tiempos. La Corte iba a tratar este tema en 2018. Tuvo una reunión con  Garavano y pidió por (el entonces jefe de Gabinete) Marcos Peña. Y no lo trató", recordó, en clara alusión a un debate presupuestario. 

La jujeña Silvia Giacoppo, radical y consejera de la magistratura, tampoco habló. Y la mendocina Mariana Juri se dedicó más a criticar a Alberto Fernández por su gestión que a hablar del proyecto.

"Se tiene que abocar al tema en cuestión", la retó el jujeño Guillermo Snopek, oficialista y a cargo del plenario por presidir la comisión de Asuntos Constitucionales. Lo escoltó Oscar Parrilli, titular de la de Justicia.

La defensa de la Corte la tomó Guadalupe Tagliaferri, del PRO y cercana a Horacio Rodríguez Larreta. "La Constitución dice que tiene que integrar la Magistratura jueces de todas las instancias. Y que yo sepa la Corte es una", defendió el proyecto de su bloque. 

Le apuntaba de cerca José Torelló, ex jefe de asesores de Mauricio Macri, acusado por Cristina Kirchner de integrar la mesa judicial dedicada a armarle causas. Ni siquiera abrió la boca cuando Soria levantó sospechas sobre la facilidad que tenía Macri para nombrar jueces. "Es una falta de respeto", lo defendió Juri. 

Weretilneck no habló y en el oficialismo creen que cederá para un dictamen común o en tal caso ayudará en el recinto. El dictamen es este miércoles y la sesión sería la siguiente. Queda poco tiempo. 

Temas de la nota:
Publicar un comentario
Para enviar su comentario debe confirmar que ha leido y aceptado el reglamento de terminos y condiciones de LPO
Comentarios
Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellas pueden ser pasibles de las sanciones legales que correspondan. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algun comentario violatorio del reglamento de terminos y condiciones será eliminado e inhabilitado para volver a comentar.
  • 1
    mariangel
    23/03/22
    09:51
    Pequeño soria, un soriete. . .
    Responder