Diputados
Massa pidió al Congreso sancionar cuatro leyes demoradas por la interna oficialista
Son el blanqueo a la construcción y las promociones automotriz, biotecnología y agroindustria.

Después de detallar sus anuncios, Sergio Massa pidió al Congreso sancionar cuarto leyes enviadas el año pasado y demoradas por las internas del oficialismo, que intentará resolver con su asunción como ministro de Economía. 

Se trata de los incentivos a la construcción y las promociones al sector automotriz, la biotecnología y la agroindustria. Todas fueron presentadas el año pasado y tres fueron aprobadas en Diputados, pero Massa no confía en la rápida sanción y la reclamó en su primera conferencia como ministro.

Entiende que son leyes que le permitirían sumar ingresos de divisas, una de sus prioridades para ordenar la macroeconomía. El único proyecto propio que reclamó fue el de la construcción, que es un blanqueo de fondos destinado a viviendas, con el que se espera el ingreso de 4000 millones dólares.

El dinero iría en una cuenta especial de depósito y cancelación para la construcción argentina (CECON.Ar), para controlar su ruta y evitar una nueva fuga. Sólo quedan excluidos los fondos que hayan estado en paraísos fiscales o quienes tengan causas penales abiertas. 

Massa dijo que el campo liquidará 5.000 millones de dólares y anunció la quita de subsidios a cuatro millones de hogares

El proyecto fue presentado por Massa y el jefe del PRO Cristian Ritondo, a partir de una negociación durante la pandemia con la Cámara de la Construcción, la UOCRA y los desarrolladores.

Fue sancionada en febrero de 2021 pero casi no llegó a implementarse porque la AFIP demoró la reglamentación, una práctica habitual en la gestión de Mercedes Macó del Pont. 

La ley de promoción automotriz fue enviada por Kulfas hace un año pero se aprobó en Diputados hace un mes, cuando ya no era ministro. El incentivo a la construcción es una propuesta de Massa y Ritondo que aún espera en el Senado. La de biotecnología y agroindustria demoraron su tratamiento por la parálisis del Congreso a comienzos de año.  

Se aprobó una prórroga en mayo en Diputados, esta vez con una división de Juntos por el Cambio. El Senado la dictaminó antes del receso invernal y no habría obstáculos para su sanción. 

No hay agenda aún en la Cámara alta para darle dictamen a la ley de promoción automotriz, uno de los proyectos del ex ministro de Industria Matías Kulfas que durmió en Diputados por su interna con el kirchnerismo.

La ley recién se aprobó en Diputados el 5 de julio, después de 11 meses de espera y ya sin Kulfas y Martín Guzmán de ministros. Sólo votaron en contra los liberales y la izquierda. 

Máximo Kirchner apoyó en general, pero se fue cuando supo que Juntos había logrado modificar artículos. Cecilia Moreau y Paula Penacca no lograron convencerlo y Massa, rápido de reflejos, consiguió que se votara a mano alzada para que no se identificara su rebeldía. 

La ley intenta revertir el déficit comercial del sector automotriz, que calculan en 5000 millones dólares anuales y surge por la necesidad de importar autopartes para fabricar autos. 

Contempla beneficios fiscales para producirlos en el país como la devolución anticipada del IVA, amortización acelerada de los bienes de capital y de las obras de infraestructura.

Mario Negri y Cristian Ritondo. 

 Y no tendrán retenciones a las exportaciones hasta 2031, un beneficio que por pedido de Juntos se amplió a todos los actores del sector que aumenten sus ventas al exterior. 

En la misma sesión, Diputados aprobó por unanimidad la prórroga hasta 2034 de la promoción a la biotecnología, que en su nueva extensión extendido a la nanotecnología. Pero en el Senado todavía no pasó ni por comisiones. 

La demora en aprobar la promoción a la agroindustria tal vez no tenga otra explicación que las dificultades internas del Frente de Todos y también las complicaciones parar abrir el recinto por la falta de diálogo con la oposición. 

El proyecto fue enviado por el ex ministro de Agricultura Julián Domínguez ni bien asumió, en septiembre, pero antes había sido conversado por Massa y Cristina Kirchner con referentes del Consejo Agroindustrial Argentino, quienes además lo presentaron en Diputados en febrero.

Máximo Kirchner 

Consiste en incentivos para incrementar la exportación agropecuaria, como la reducción del tiempo de devolución del IVA y los beneficios impositivos para estimular la producción sustentable con semillas y fertilizantes.

Se establece como condición demostrar en cada ejercicio fiscal haber superado las ventas, la producción, las exportaciones, el personal o las inversiones. También se promueve el aumento del peso de faena de los animales.  

Domínguez lo defendió hace 15 días en la comisión de agricultura y la oposición no se mostró en contra. Sólo dejó sus dudas sobre el organismo que determinará las empresas beneficiadas. Massa quiere que avance y que sea ley. Cuanto antes. 

Temas de la nota:
Publicar un comentario
Para enviar su comentario debe confirmar que ha leido y aceptado el reglamento de terminos y condiciones de LPO
Comentarios
Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellas pueden ser pasibles de las sanciones legales que correspondan. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algun comentario violatorio del reglamento de terminos y condiciones será eliminado e inhabilitado para volver a comentar.