Senado
Massa apura la sanción del consenso fiscal para controlar el gasto de las provincias
El Senado activó el acuerdo firmado en diciembre. Le dará a Massa más herramientas para negociar el presupuesto.

A pocas horas de la asunción de Sergio Massa como ministro de Economía, la comisión de presupuesto del Senado dictaminó el consenso fiscal firmado entre la Nación y las provincias el 27 de diciembre, que el presidente incluyó en el temario de sesiones extraordinarias para febrero pero nunca se trató.

El apuro fue por una gestión de Massa, que ya había hablado de la urgencia de esta ley con el ministro del Interior Eduardo "Wado" De Pedro, a cargo de la negociación con las provincias.

Hasta hace un mes la tarea estaba a cargo de Silvina Batakis, antes de su fugaz paso por el Ministerio de Economía. Se peleó con algunos gobernadores porque le pedían plata y tenían superávit.

Massa y Wado hablaron de apurar el consenso fiscal hace dos semanas y al flamante ministro cree que le servirá para gestionar los votos del presupuesto 2023, que deberá presentar el 15 de septiembre en la Cámara de Diputados.

Esto es así porque hay un compromiso de restringir los gastos en las provincias y les impide exigir subsidios para servicios locales como el transporte. Aún así, es uno de los reclamos de los mandatarios, que lo repitieron en la reunión que tuvieron la semana pasada con Alberto Fernández.

Alberto y Massa acuerdan no fusionar Transporte y Obras Públicas por la discusión de los subsidios

Será una de las primeras negociaciones de Massa, quien además es cercano al ministro de Transporte Alexis Guerrera, encargado del reparto de subsidios, y que ante la presión de los gobernadores reclamó que sea el Congreso el que define un criterio de reparto. 

Se presentaron proyectos en ambas Cámaras, pero no se alcanzó un consenso, aunque sí lo hubo para pedir un incremento de los fondos. El debate volverá con el presupuesto y es por eso que Massa detuvo la fusión de Transporte con Obras Públicas. 

El consenso fiscal es la herramienta que tendrá para negociar. La versión original fue firmada en 2017 entre Mauricio Macri y los gobernadores, que se comprometieron a respetar topes en impuestos locales (como ingresos brutos y sellos) y a desistir de los juicios al Estado. Consiguieron a cambio ratificar el incremento de la coparticipación que había determinado un fallo de la Corte Suprema.

El consenso fiscal restringe los subsidios a las provincias y las obliga a controlar el gasto. Se firmó en diciembre, pero recién se trató en el Senado antes de la asunción de Massa, que lo necesita para negociar el presupuesto.  

Ni bien asumió en 2019 Alberto Fernández cedió a la presión de los gobernadores y firmó una adenda para aumentar las alícuotas máximas de ingresos brutos, que renovó dos años seguidos. En diciembre, se volvieron a retocar y se liberaron las de la industria del juego.

Pero se sumaron restricciones fiscales para que el gasto de las provincias no pueda crecer por encima del PBI y la prohibición de endeudarse para costos corrientes. Sólo con la ley aprobada en el Congreso, Massa podrá exigir a las provincias que reduzcan sus gastos antes de pedir fondos extras. 

José Mayans. 

San Luis y La Pampa son las únicas provincias que no adhirieron al pacto fiscal 2017, pero sus legisladores no complican la votación en el recinto. Horacio Rodríguez Larreta se salió en 2020, a partir de la pelea con la Nación por los fondos de la coparticipación. 

En Juntos por el Cambio hubo legisladores que no aceptaron la flexibilización de ingresos brutos, pero fue avalada por los gobernadores radicales de Mendoza, Jujuy y Corrientes, con votos suficientes para asegurar mayoría en las dos Cámaras.

Sin embargo, en estos meses el consenso aún no fue ratificado por el Congreso y aparecieron reclamos de las provincias que amenazan con trabar el presupuesto 2023. La de un aumento de los subsidios al transporte de las provincias es una de ellas.

Durante el debate en comisión, el senador radical Víctor Zimermann advirtió que el consenso puede haber "alguna limitación para las transferencias a las provincias por financiamiento" y pidió la opinión de Massa. 

El presidente de la Comisión de Presupuesto, el peronista riojano Ricardo Guerra, la había convocado para las 18 horas, pero se anticipó para que los senadores pudieran asistir a la asunción de Massa, a quien varios oficialistas cercanos a Cristina Kirchner fueron a aplaudir a la sesión de su renuncia.  

"Tenemos un sistema que algunos dicen que es injusto, pero es importante que nosotros ratifiquemos el Consenso, porque esto respalda la acción del presidente de la Nación con los gobernadores y hace certero el sistema de recaudación del país", celebró el dictamen del jefe del oficialismo en el Senado José Mayans. La próxima semana se aprobará en el recinto. 

Temas de la nota:
Publicar un comentario
Para enviar su comentario debe confirmar que ha leido y aceptado el reglamento de terminos y condiciones de LPO
Comentarios
Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellas pueden ser pasibles de las sanciones legales que correspondan. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algun comentario violatorio del reglamento de terminos y condiciones será eliminado e inhabilitado para volver a comentar.
  • 2
    argentine-tax-payer
    04/08/22
    08:50
    Veremos que se aprueba y las trampas ocultas para seguir la fiesta del gasto
    Responder
  • 1
    blacrock
    04/08/22
    06:36
    Ajajaja si siiii Dr. debería olvidarse si es q curso historia constitucional, que las Provincias tienen constitución,sistemas de controles y auditorías de sus propios gastos.
    Ud. dediquese a controlar estado federal.- que es un montónnnnnn....
    Responder