Amazon
Bezos criticó a Biden donde más le duele y agudiza la pelea por los sindicatos y contratos millonarios
El dueño de Amazon le apuntó a la inflación, el mayor escollo que tiene la administración demócrata de cara a las elecciones. "Saben que la inflación perjudica más a los más necesitados. Pero los sindicatos no están provocando la inflación y tampoco los ricos", dijo

 La pelea entre Jeff Bezos y la Casa Blanca escribió un nuevo capítulo. Después de que el fundador de Amazon, la compañía elegida por Joe Biden para fomentar el movimiento sindical en el país, apuntara contra el mal resultado que tiene la administración demócrata con la inflación, los voceros presidenciales salieron a cruzarlo. Y el segundo hombre más rico del mundo detrás de otro magnate que tiene sus disputas con el gobierno (Elon Musk) no tardó en contrarrestar.

"La Junta de Desinformación recién creada debería revisar este tweet. El aumento de los impuestos sobre las empresas está bien para discutir. Domar la inflación es fundamental para discutir. Mezclarlos juntos es solo una mala dirección", había comentado el domingo Bezos un tuit de Biden que hablaba de que la fórmula para bajar la inflación es que los ricos paguen más impuestos. 

Esto produjo la respuesta de la Casa Blanca y la posterior contestación de Bezos. "¡Mira, una ardilla!" escribió el CEO de Amazon en Twitter en respuesta a una declaración oficial criticando su perspectiva sobre la inflación y su agenda interna. "Es comprensible que quieran enturbiar el tema. Saben que la inflación perjudica más a los más necesitados. Pero los sindicatos no están provocando la inflación y tampoco los ricos", publicó Bezos. "La administración se esforzó por inyectar aún más estímulo en una economía inflacionaria ya sobrecalentada y solo Manchin los salvó de sí mismos", agregó. 

Biden se reunió con líderes sindicales mientras analiza suspender contratos con Amazon

Y afirmó que si la administración Biden hubiera tenido éxito en la aprobación de Build Back Better, "la inflación sería aún más alta de lo que es hoy, y la inflación actual está en su nivel más alto en 40 años". 

Amazon ha recibido desde 2004 miles de contratos del Gobierno federal valorados en millones de dólares y recientemente recibió una concesión valuada en USD 10.000 millones para ayudar a la Agencia de Seguridad Nacional (NSA, por sus siglas en inglés) con servicios de computación en nube. Bernie Sanders quiere bloquear esos contratos

La Casa Blanca rápidamente criticó a Bezos. "No hace falta dar un gran salto para entender por qué una de las personas más ricas del mundo se opone a una agenda económica para la clase media que recorta algunos de los mayores costos que enfrentan las familias, lucha contra la inflación a largo plazo y se suma a la histórica reducción del déficit que el presidente está logrando al pedirles a los contribuyentes y corporaciones más ricos que paguen su parte", dijo el portavoz de la Casa Blanca, Andrew Bates, en un comunicado al Washington Post.

Joe Biden junto a Chris Smalls, el líder sindical de Amazon

No es casual que Bezos, casi de la nada, saliera a hablar de la inflación. Es el mayor escollo electoral que tienen los demócratas y un tema que los hunde en las encuestas. Usualmente los hombres de negocios no salen a contestar una publicación del presidente. En todo caso, si están en desacuerdo, publican algún comentario pero nunca sobre el tuit original de Biden. Esto demuestra la clara intención de Bezos de pegarle donde más le duele al presidente.  

Los cortocircuitos evidentes entre la compañía y los demócratas vienen de hace tiempo. Biden fomentó que varios almacenes de Amazon se sindicalizaran. Además, el presidente se reunió con organizadores sindicales, incluido el fundador de Amazon Labor Union, Christian Smalls, que estuvo detrás de la campaña para organizar con éxito el almacén JFK8 de Staten Island de Amazon, un cambio sísmico para la empresa, que anteriormente no tenía almacenes sindicalizados.

"La elección de unirse a un sindicato pertenece solo a los trabajadores", dijo Biden hace más de un mes en declaraciones en la conferencia nacional de Sindicatos de Construcción. "Por cierto, Amazon, aquí vamos", arengó.

Hace poco más de unas semanas, el presidente volvió a recibir a varios líderes sindicales en la Casa Blanca entre los que estaba Smalls. La cuenta de Twitter de Biden publicó una semana después un fragmento de ese encuentro. Sólo la parte en la que el presidente ingresa al salón y saluda a Smalls, diciéndole "tu eres un problema, mi tipo de problema. Me agradas. Eres un buen problema", sostiene. Y luego de felicitarlo por haber logrado la sindicalización en un almacén, se lo ve a Biden diciéndole que "no paren". 

No sólo las afirmaciones públicas del presidente hacen mella en el segundo mayor empleador del país. Sino que Amazon fue acusado por la National Labor Relations Board, una agencia independiente que defiende el derecho de los trabajadores a organizarse y plantear una negociación colectiva, de "amenazar, vigilar e interrogar" a los trabajadores sindicalizados en JFK8. Bezos intervino previamente en el voto sindical en Bessemer, Alabama, donde los trabajadores inicialmente votaron en contra de la sindicalización.

La compañía está en la mira y referentes demócratas como Bernie Sanders y Alexandria Ocasio Cortez, que hicieron campaña para que otro almacén en Nueva York lograra organizarse, piden que el gobierno demócrata corte los contratos comerciales con Amazon.

En una reciente audiencia en el comité de presupuesto del Senado, Sanders argumentó que empresas como Amazon, que supuestamente violan las leyes que protegen el derecho de los trabajadores a organizarse, no deben obtener beneficios fiscales y tampoco recibir contratos para trabajar con el Gobierno federal.

"¿Debería el dinero que pagan en impuestos los estadounidenses ir a compañías que violan las leyes federales e ilegalmente impiden a los trabajadores ejercer sus derechos constitucionales de unirse a un sindicato", se preguntó Sanders, quien enseguida argumentó que la situación debe cambiar.

Bernie Sanders y AOC en el actos de líderes sindicales de Amazon

El senador, que se enfrentó a Biden en las primarias del Partido Demócrata, recordó que durante la campaña para las elecciones de 2020 el actual mandatario prometió que los jugosos contratos del Gobierno federal solo irían a aquellas empresas que permiten sindicarse."Hoy vuelvo a pedirle al presidente Biden que cumpla con esa promesa", dijo Sanders, quien consideró que ha llegado la "hora de actuar" y dejarse de habladurías.  

Es comprensible que quieran enturbiar el tema. Saben que la inflación perjudica más a los más necesitados. Pero los sindicatos no están provocando la inflación y tampoco los ricos. La administración se esforzó por inyectar aún más estímulo en una economía inflacionaria ya sobrecalentada y solo Manchin los salvó de sí mismos

Amazon ha recibido desde 2004 miles de contratos del Gobierno federal valorados en millones de dólares y recientemente recibió una concesión valuada en USD 10.000 millones para ayudar a la Agencia de Seguridad Nacional (NSA, por sus siglas en inglés) con servicios de computación en nube. 

Según la denuncia de Sanders, Blue Origin, que como Amazon es propiedad de Jeff Bezos, puede recibir pronto un contrato USD 10.000 millones de la NASA que, entre otras cosas, ayudaría, en el caso de materializarse, a concluir un programa que ya ha iniciado Bezos para crear un módulo de aterrizaje que permita llegar a la Luna en 2025.

En contraste con toda esa inversión pública, Amazon gastó USD 4 millones solo el año pasado para impedir la formación de sindicatos en sus almacenes, destacó Sanders. Para ello, entre otras cosas, obligaron a los trabajadores a asistir a reuniones donde les intentan "lavar el cerebro" con ideas falsas sobre los sindicatos, apuntó el senador. Amazon ya ha recibido multas USD 75 millones por violar leyes laborales.

Temas de la nota:
Post a comment
To submit your comment, you must confirm that you have read and accepted the terms regulation and LPO conditions
Comments
The comments published are the sole responsibility of their authors and the consequences derived from them may be subject to the corresponding legal sanctions. Any user who includes any comment in violation of the terms and conditions regulation in their messages will be eliminated and disabled to comment again.