Inteligencia
El topo cubano cambia de libreto y ahora admite haber espiado durante 42 años en EEUU, Argentina y Bolivia
Tras haberse declarado inocente, Manuel Rocha negoció un acuerdo y confesó haber sido espía por más de 40 décadas. Protagonista de una de las infiltraciones de mayor alcance en la historia, busca no morir en prisión.

"Estoy de acuerdo", concedió Víctor Manuel Rocha, esposado de manos y tobillos. Lo dijo ante la consulta de la jueza federal de Miami respecto a si deseaba cambiar su declaración. En concreto, le preguntó si quería pasar su condición de inocente a culpable. Rocha se paró con esfuerzo y accedió en voz alta.

Este ex diplomático de 73 años aceptó haber cometidos dos delitos federales de conspiración, al actuar como agente de un gobierno extranjero. Los cargos implican una pena máxima de entre 5 y 10 años de prisión cada uno. Hace dos meses, Rocha se había declarado inocente. ¿Qué cambió en el último tiempo? La defensa del ex embajador negoció con los fiscales del caso que retiraran 13 cargos adicionales por delitos que incluyen fraude electrónico y declaraciones falsas.

El arreglo de este jueves apura los tiempos del proceso. Y ahora es muy probable que Rocha sea sentenciado el 12 de abril, cuando vuelva a la corte de Miami. La admisión de culpabilidad potencia la enorme sensación de sorpresa, incredulidad y orgullo herido que su historia causó en todo el continente. 

El topo que espiaba para Cuba estuvo entre los donantes de la republicana más crítica con la izquierda de América Latina 

La de Rocha es una de las infiltraciones más duraderas y de mayor alcance en la historia. Este diplomático nacido en Colombia llegó a ser el principal asesor de la Casa Blanca para América Latina. Fue el delegado de EE.UU. en La Habana hasta 1997. Y durante seis años actuó como cerebro del mítico Comando Sur, el complejo militar con base en Miami que diseña las políticas de seguridad y lucha contra el narcotráfico en la región. Además fue embajador en Bolivia y representante en la Argentina. 

A lo largo de 42 años como espía, se camufló como halcón republicano, trumpista fanático, simpatisante peronista, cruzado contra las drogas, lobbista corporativo y fuente del periodismo en Miami.

El topo cubano cambia de libreto y ahora admite haber espiado durante 42 años en EEUU, Argentina y Bolivia

Un importante analista del sur de Florida aún se encuentra en shock por la revelación. Había visto a Rocha pocas semanas antes de que se conociera la noticia, a fines del año pasado. 

Si bien se difundió un año más tarde, la caída en desgracia de Rocha ocurrió exactamente el 15 de noviembre de 2022. Víctor Manuel Rocha acumulaba cinco años sin mantener contacto alguno con la Dirección General de Inteligencia cubana. Su misión estaba cumplida de manera sobrada. Instalado en Miami, Rocha se encontraba retirado en los hechos. Pero la condición de jubilado es una quimera para los espías. Y ante el mensaje de quien resultaría un agente encubierto del FBI, Rocha volvió al ruedo. Así, cayó en la trampa que le tendieron, según se deduce del procesamiento judicial al que LPO tuvo acceso. 

Rocha aceptó haber cometidos dos delitos federales sobre conspiración, al actuar como agente de un gobierno extranjero. Los cargos implican una pena máxima de entre 5 y 10 años de prisión cada uno. Hace dos meses, se había declarado inocente. ¿Qué cambió? La defensa del ex embajador negoció con los fiscales que retiraran 13 cargos adicionales por delitos como fraude electrónico y declaraciones falsas

 ¿Cuál fue el secreto del éxito de Rocha? "Ir de a poco y con meticulosidad", reveló el espía en uno de los tres encuentros que mantuvo con el delegado del FBI. Las otras dos citas se concretaron en febrero y en junio del 2023. En una suerte de reflexión catártica, Rocha confesó que el espionaje "no es fácil, implica un gran peligro y un enorme sacrificio, con tensiones que hay saber que manejar internamente". ¿Cómo lo logró sin quebrarse o ser descubierto? Su fórmula es simple y artesanal. "Cuando tenés la convicción, tenés la autodisciplina", aseguró. 

En ese punto, el castrismo cuenta con una enorme ventaja respecto al resto de los países. Los espías estadounidenses, los chinos y los rusos lo hacen por dinero. Los cubanos, por amor a la revolución. Lo señaló el senador republicano por Florida Marco Rubio. "La inteligencia de Cuba, en términos de espionaje humano y no de tecnología electrónica, es la mejor del mundo. Ellos no le pagan a nadie. Lo hacen gratis", afirma Rubio.

"Julian Assange está siendo perseguido por decir una verdad vergonzosa y peligrosa"

"Si me preguntabas hacía unos meses te decía que era un diplomático encantador y una persona muy influyente en la Casa Blanca. Era austero y buen conversador sin ser un charlatán, además de ser un halcón republicano y anticastrista. Eso, hasta poco", recordó con una pizca de humor el político argentino Diego Guelar. Embajador en Washington mientras Rocha era el delegado de EE.UU. en Buenos Aires, Guelar tenía trato habitual con quien se reveló como agente cubano.

En una suerte de reflexión catártica, Rocha confesó que el espionaje "no es fácil, implica un gran peligro y un enorme sacrificio, con tensiones que hay saber que manejar internamente". ¿Cómo lo logró sin quebrarse o ser descubierto? Su fórmula es simple y artesanal. "Cuando tenés la convicción, tenés la autodisciplina", aseguró 

Durante su paso por Buenos Aires, entre julio de 1997 y noviembre de 1999, Rocha organizó decenas de reuniones. Las cenas con políticos, empresarios y periodistas se realizaban en su casona (propiedad estadounidense, en realidad) ubicada en el barrio de Belgrano R. En la Argentina, Rocha se hizo fama de ser un cruzado contra las drogas. Su personalidad expansiva le valió una relación de confianza con un peronista que llegaría a la presidencia: Eduardo Duhalde. 

Una vez retirado del servicio diplomático, se reinventó como lobista y asesor corporativo. Trabajó para la poderosa Barrick Gold. Intentó aconsejar a Donald Trump, de quien se declaraba incondicional. "Siempre se quiso meter, pero a mí me daba mala espina", recordó un ex funcionario trumpista. Rocha es dueño de varias propiedades en Miami. Y hasta el año pasado vivía en un condominio del corazón de Brickell, junto a su esposa Karla Wittkop, una dominicana diseñadora de modas.

Desde hace al menos 20 años se volvió una fuente de consulta obligada para los periodistas de Miami que cubrían la política exterior de los Estados Unidos. Especialmente, la estrategia para América Latina. Todos lo conocían y le pedían información. Forjó vínculos de extrema confianza con editores, académicos y analistas. Relaciones que algunos llegaron a considerar de amistad. La doble vida de Rocha todavía es difícil de asimilar para ellos. 

Pero el topo cubano ahora tiene problemas más urgentes que la decepción de sus engañados. Rocha quiere que el acuerdo con los fiscales le evite el destino de morir en una prisión de Miami.  


Temas de la nota:
Post a comment
To submit your comment, you must confirm that you have read and accepted the terms regulation and LPO conditions
Comments
The comments published are the sole responsibility of their authors and the consequences derived from them may be subject to the corresponding legal sanctions. Any user who includes any comment in violation of the terms and conditions regulation in their messages will be eliminated and disabled to comment again.
Noticias Relacionadas
La alcaldesa de Miami va por la reelección y se suma a la campaña por el aborto para ayudar a los demócratas

La alcaldesa de Miami va por la reelección y se suma a la campaña por el aborto para ayudar a los demócratas

LPO (Miami)
Levine Cava irá en busca de un segundo mandato en noviembre. El peso del voto latino, su postura independiente y la estrategia para respaldar a Biden en Florida.
Todavía en shock, habla el diplomático de EE.UU. que fue amigo del espía cubano Manuel Rocha durante 35 años

Todavía en shock, habla el diplomático de EE.UU. que fue amigo del espía cubano Manuel Rocha durante 35 años

By Andres Fidanza (Miami)
El espía Manuel Rocha está a punto de conocer su sentencia en Miami. El diplomático Emilio González fue su amigo por 35 años. "Más sorprendido que yo, nadie", afirma y revela qué le diría si tuviera la oportunidad.
Las grandes firmas de venture capital de Florida transmiten un "cauteloso optimismo" para este año

Las grandes firmas de venture capital de Florida transmiten un "cauteloso optimismo" para este año

By Leandro Gabin
Los principales jugadores esperan que se estabilice el mercado después de un flojo 2023 y luego de dos años (2021-2022) superlativos. Dónde están las claves y los sectores que harán punta.
Su familia huyó de las FARC y ella quiere ser la primera colombiana electa en los suburbios de Miami

Su familia huyó de las FARC y ella quiere ser la primera colombiana electa en los suburbios de Miami

By Andres Fidanza (Miami)
María Rodríguez tiene 28 años y es una de las principales caras del programa demócrata para recuperar Florida. En diálogo con LPO, cuenta su historia y habla del protagonismo de los jóvenes latinos en Estados Unidos.
Aliados a los hermanos Mas, dos magnates argentinos desembarcan en el negocio del rugby en Miami

Aliados a los hermanos Mas, dos magnates argentinos desembarcan en el negocio del rugby en Miami

LPO (Miami)
Marcos Galperín y Alejandro Macfarlane compraron a los recién debutados Sharks de Miami y ya apuntan al próximo Mundial. El acuerdo y los contactos con el Inter de Messi y los Mas.
Exclusivo: Los entretelones secretos de la noche de recaudación récord de Biden en una mansión de Miami

Exclusivo: Los entretelones secretos de la noche de recaudación récord de Biden en una mansión de Miami

By Andres Fidanza (Miami)
El presidente embolsó más de $ 6 millones en la casa del lobbista liberal Chris Korge y aseguró que le ganará a Trump en la estratégica Florida. Lo que nadie contó de la visita a Miami.