Frontera Sur
Prisionero del Título 42, Biden ignora a los jueces y lanza un nuevo plan para deportar inmigrantes
La Casa Blanca quiere resolver en forma exprés los pedidos de asilo. Según un estudio de la Universidad de California, el 99% de los extranjeros serán expulsados.

Una semana después de haber visto como un juez de Luisiana designado por Donald Trump frustraba su anunciado cambio de política migratoria, la administración de Joe Biden intenta ahora poner en practica un nuevo plan: el lanzamiento de un sistema para evaluar en forma exprés a los migrantes que buscan protección humanitaria a lo largo de la frontera sur. 

Con el objetivo de reemplazar a los jueces por los funcionarios encargados de otorgar asilo a los extranjeros, la Casa Blanca asegura que el proyecto apunta a reducir los retrasos en los tribunales y facilitar a las autoridades la deportación de quienes no califican para la protección.

Llegó el Día D con Biden de gira: el Título 42 sigue vigente y los migrantes se agolpan en la frontera sur

Según se anunció desde el Departamento de Seguridad Nacional, el nuevo sistema está programado para comenzar este martes en dos centros de detención de inmigrantes en Texas. Después de un año y medio de gestión marcado por el Título 42, la política de pandemia que impuso Donald Trump, Biden pretende fijar la "regla del funcionario de asilo" como el inicio de una política fronteriza propia, algo que viene demorando desde hace meses. La Casa Blanca afirma que lo que se busca es optimizar un sistema que acumula nada menos que 400.000 casos pendientes de resolución. Con asilo o con deportación, la situación de los inmigrantes se resolverá más rápido. 

Inmigrantes en la frontera sur. 

"Las personas que califiquen para el asilo recibirán protección más rápidamente y las que no, serán expulsadas rápidamente en lugar de permanecer en los Estados Unidos durante años mientras sus casos están pendientes", dijo el secretario de Seguridad Nacional Alejandro Mayorkas, en un comunicado. "Estamos impartiendo justicia rápidamente, al mismo tiempo que garantizamos el debido proceso", agregó.

Los opositores a la política de reforma están tratando de bloquearla en el Congreso y los tribunales federales. A principios de semana, el fiscal general de Texas, Ken Paxton (R), solicitó una orden judicial preliminar con el argumento de que el nuevo plan de Biden acelerará la inmigración ilegal. Paxton cuenta con el respaldo de America First Legal, el grupo de defensa fundado por el ex asesor de Trump, Stephen Miller.

La Casa Blanca afirma que lo que se busca es optimizar un sistema que acumula nada menos que 400.000 casos pendientes de resolución. Con asilo o con deportación, la situación de los inmigrantes se resolverá más rápido. 

La demanda del fiscal general de Texas pone las políticas fronterizas de Biden una vez más en manos del juez de la Corte de Distrito de EE. UU. Matthew Kacsmaryk, otro magistrado designado por Trump. Kacsmaryk ya se puso del lado del gobierno anterior el año pasado, cuando ordenó el restablecimiento de la política "Permanecer en México", el caso que ahora está pendiente de la resolución de la Corte Suprema.

La nueva política de Biden otorgará a los oficiales de asilo que trabajan para los Servicios de Ciudadanía e Inmigración la autoridad para brindar protección humanitaria, pero no para negarla, un punto que los opositores del presidente han criticado. Los casos de los solicitantes que sean rechazados durante la selección por un oficial de asilo serán revisados por un juez de inmigración y conservarán el derecho de apelación.

Biden y el secretario de Seguridad Nacional, Alejandro Mayorkas.

Desde que Biden asumió el cargo, el gobierno de Estados Unidos registró el récord de detenciones de inmigrantes a lo largo de la frontera con México, incluidas 234.000 el mes pasado. De ese total, la mitad fueron "expulsados" en un trámite expres gracias al Título 42.

Ahora los funcionarios del Servicio de Inmigración y Control de Aduanas (ICE, por sus siglas en inglés) decidirán caso por caso si derivan al solicitante a un oficial de asilo para lo que la administración describe como una entrevista de selección "no adversaria".

Si el oficial de asilo decide que el solicitante no es elegible para asilo u otra forma de protección de los EE. UU. y un juez de inmigración está de acuerdo con la decisión después de una evaluación "independiente", el juez emitirá una orden de deportación, "y el individuo será removido rápidamente de Estados Unidos", según el departamento.

Biden anuncia el reemplazo del Título 42 por deportaciones rápidas y promete expulsar hasta 18 mil inmigrantes por día

Sin embargo, los defensores de los inmigrante alertan contra el nuevo plan y ya advierten que se trata de una artimaña para expulsar personas que piden asilo. De acuerdo a un estudio de la Universidad de California en Los Ángeles, el procedimiento para acelerar las audiencias de solicitantes de asilo recién llegados al país tiene al borde de la deportación a casi todas las solicitudes (99.1%), ya que no cuentan con un proceso justo. 

Prisionero del Título 42 y de los jueces designados por Trump, el gobierno de Biden se mueve entre la impotencia y la ambigüedad mientras el número de extranjeros que se agolpa en la frontera sigue creciendo.

Sin embargo, el objetivo declarado del nuevo plan es agilizar los procesos de los migrantes que cruzan la frontera y el gobierno busca presentar el anuncio como un avance. Lo cierto es que los oficiales de asilo tendrán 90 días para resolver los casos.

De acuerdo a un estudio de la Universidad de California en Los Ángeles, el procedimiento para acelerar las audiencias de solicitantes de asilo pone al borde de la deportación a casi todas las solicitudes (99.1%).

Al recibir la solicitud el funcionario valuará lo que se conoce como miedo creíble y entrevistarán al solicitante durante los primeros 30 días, de acuerdo a la cadena CBS. Después, los oficiales tendrán 60 días para denegar o conceder el asilo. Si el fallo es favorable, podrán permanecer en el país y optar a la residencia permanente un año después de la decisión.



Post a comment
To submit your comment, you must confirm that you have read and accepted the terms regulation and LPO conditions
Comments
The comments published are the sole responsibility of their authors and the consequences derived from them may be subject to the corresponding legal sanctions. Any user who includes any comment in violation of the terms and conditions regulation in their messages will be eliminated and disabled to comment again.