Riesgo Default
Papelón de los funcionarios de Kicillof: no llegaron y Pollack tuvo que postergar la audiencia
El gobierno perdió otro día en la carrera contrarreloj para evitar el default. La discusión seguirá mañana.

La improvisación del Gobierno en la pelea judicial con los fondos buitres es tan grande que el mediador Daniel Pollack tuvo que suspender la audiencia de mediación ordenada por el juez Thomas Griesa debido a que los funcionarios designados por Axel Kicillof no llegaron a tiempo, al encuentro convocado ayer al mediodía para las 10 de esta mañana.

Se trata de un verdadero papelón histórico que podría resultar gracioso de no ser porque el país perdió un día más en la carrera contrarreloj para evitar caer en default, un precipicio para el que sólo resta una semana.

Sin mencionar el gravísimo daño que le causa esta torpeza de adolescente que no sabe manejar su tiempo a la posición negociadora de la Argentina y la incalculable pérdida de autoridad. ¿Con que seriedad se puede tomar el compromiso de funcionarios que no están en condiciones de garantizar el control de su agenda?

La reunión que iba a realizarse con la participación de los abogados que representan a la Argentina, los holdouts, el mediador Pollack y los funcionarios del Ministerio de Economía argentino había sido convocada con tiempo más que suficiente para que llegaran puntuales.

Según trascendió, Pollack pretendía que atento a la gravedad de la situación, que ayer según GRiesa entró en una fase "crítica", la Argentina estuviera representada por funcionarios de alto rango, y como López y Thea no llegaban, pospuso el encuentro.

Lo más grave es lo que se intuye detrás del bochorno: El Gobierno no sabe que hacer ante una situación para la que evidentemente nunca elaboró un plan de contingencia. Los funcionarios que hoy no llegaron a la cita estuvieron anoche en la Casa Rosada en una cumbre con la presidente Cristina Kircner y su jefe el ministro de Economía, Axel Kicillof, hasta bien entrada la noche.

La sensación de que la "estrategia" argentina se va escribiendo sobre la marcha nunca quedó más clara que esta mañana con el papelón de los jóvenes secretarios de Finanzas, Pablo López, y de Legales, Federico Thea, dos amigos de Kicillof que llegaron a esos cargos con nula experiencia real en la materia.

Enterado de que los funcionarios argentinos no podían presentarse en la reunión en el horario previsto, el "special master" Pollack no tuvo más remedio que informar que "no se podía cumplir" con el encuentro porque "los argentinos dijeron que no llegarían a tiempo".

La prensa estadounidense señaló que Pollack se comprometió a contactar a las partes "hoy", para cumplir con la decisión del juez Griesa, que ayer emplazó a la Argentina y a los holdouts a negociar "de modo continuo y hasta que haya un acuerdo" para cumplir con la sentencia que ordena al país pagar unos 1.330 millones de dólares a los buitres.

El Gobierno discutió anoche hasta último momento los pasos a seguir luego de la audiencia en la que Griesa descartó reponer la cláusula stay, que permitiría al país eludir los embargos y efectivizar el pago a los bonistas reestructurados para evitar el default.

Tan grande fue la improvisación que ayer por la tarde se especuló fuertemente que sería el propio Kicillof el que volaría a Nueva York para sentarse a la mesa de negociación con Pollack. Según supo LPO, la presencia del ministro era una exigencia de los buitres, que a través de sus lobbystas vienen haciendo público ese pedido. Hasta ahora, nunca se sentó a negociar con los abogados de los holdouts.

Pero sobre el filo del horario del último vuelo de la noche a esa ciudad estadounidense, el Gobierno informó que los enviados serían Pablo López, y Federico Thea, una pésima noticia para el mercado, que entendió que la Argentina le bajaba el precio a la posibilidad de llegar a un acuerdo que evitara un segundo default del país en poco más de diez años.

De hecho, esta mañana, mientras empezaba a trascender el papelón de los funcionarios de Kicillof, el mercado se desplomaba y el dólar blue se disparaba. La diviza cotizaba a $ 12,40 comprador y directamente no había precio vendedor. "Están pidiendo cualquier disparate", confirmó a LPO un operador del mercado. Algunos traders ya lo ofrecían al mediodía a $ 12,75.

Según pudo saber LPO, la improvisación del Gobierno genera estupefacción en diferentes sectores del peronismo, donde no pueden creer que el futuro económico del país este en manos de un grupo de funcionarios que actúan como "adolescentes irresponsables".

LPO ya había revelado la preocupación que existe en algunos círculos del Gobierno porque Kicillof había decidido encarar esta pelea sin asesores experimentados o especialistas en este tipo de disputas. Ni siquiera convocó a Hernán Lorenzino, que todavía es funcionario dedicado al tema deuda pero sin ninguna función.

Publicar un comentario
Para enviar su comentario debe confirmar que ha leido y aceptado el reglamento de terminos y condiciones de LPO
Comentarios
Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellas pueden ser pasibles de las sanciones legales que correspondan. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algun comentario violatorio del reglamento de terminos y condiciones será eliminado e inhabilitado para volver a comentar.