Griesa rechazó el "stay" y colocó a la Argentina en las puertas del default
El juez neoyorkino se negó a volver a implementar la medida cautelar que pedían los abogados de la Argentina.

El juez federal de Nueva York Thomas Griesa rechazó el pedido de los abogados de la Argentina de reponer el “stay”, durante la audiencia convocada por el magistrado de la que participaron representantes de los fondos buitre y de los agentes de pago.

Griesa consideró que la medida cautelar “no es necesaria”, e instó al país a reunirse "continuamente" con los holdouts para llegar a un acuerdo, para lo que estableció especialmente una reunión con el mediador Daniel Pollack que se celebrará mañana a las 10 AM, hora local.

De esta manera, el país se acerca cada vez más al precipicio del default: sólo quedan 8 días(y sólo 6 hábiles) hasta el 30 de julio, cuando vence el plazo para que los tenedores del Discount reciban los U$S539 millones que el gobierno giró a fines de junio, cuyo pago fue frenado por el juez. De todas formas, todavía está la posibilidad de que ese último día el magistrado dicte una cautelar "acotada" que le de algo más de tiempo al país para alcanzar un arreglo.

Durante el encuentro, los abogados de la Argentina insistieron en que si no reponía el stay era “muy difícil” llegar a un acuerdo antes de la fecha límite. Sin embargo, Griesa no aflojó y continuó con la durísima línea que mostró durante todo el litigio. Criticó la "retórica incendiaria" de los últimos discursos de Cristina y sostuvo que "un default sería lo más desafortunado. No quiero eso. La gente sufrirá las consecuencias; no los buitres, gente de verdad sufrirá las consecuencias", les dijo el magistrado a las partes.

"Espero que las partes trabajen de manera continua. No hay mucho tiempo. Lo más importante es evitar un default al final de julio. Creo que puede haber una solución", afirmó en un inusual tono conciliador buscando acercar posiciones. En ese sentido, insitió en que "en mi visión, cada problema que ha mencionado es susceptible de ser atendido en un acuerdo". Y agregó que "sino, habrá un default y eso es lo peor. Es casi lo peor que puedo anticipar. No quiero que eso pase. La gente saldrá perjudicada con eso".

En la audiencia convocada especialmente en Nueva York, el magistrado urgió a "dar pasos razonables" para evitar una eventual cesación de pagos de la Argentina, ya que "hemos entrado en un momento crucial" y un incumplimiento sería "lamentable".

Por otra parte, Griesa dio a entender que aún "no" se pronunciará sobre el pago de los bonos en euro y en yenes, después de que bancos e inversores le pidieran precisiones sobre esos títulos. Es que el gobierno le pasó la pelota al juez en el momento en que decidió girar la plata a los bonistas: los agentes de pago ahora temen que sus clientes les inicien juicio, porque todavía no pudieron cobrar. De ahí su presencia durante la audiencia de hoy. 

Lo cierto es que esta nueva cara de la disputa acaso muestra que el eje se corrió hacia los bancos y los tenedores de los títulos de deuda.

Actualmente el gobierno parece temerle más a que se dispare la cláusula RUFO que a mandar al país al default, una alternativa que Cristina no descarta.

Esta mañana el jefe de Gabinete Jorge Capitanich admitió que si se gatilla esa cláusula, la responsabilidad podría alcanzar "desde la Presidenta de la Nación hasta cada uno de sus ministros".

Por su parte, el fondo NML Capital, de Elliot Management, emitió un comunicado en el que afirma que "estamos preparados para hacer lo que el juez pidió y reunirnos de forma continua con la Argentina y el Special Master para resolver esta disputa". 

"Estamos seguros de que esta cuestión podría resolverse rápidamente si Argentina se uniera a nosotros en conversaciones para un acuerdo", agregó la firma del multimillonario Paul Singer, que encabeza el juicio junto con Aurelius.

La reacción del mercado

Ni bien se conoció la noticia, el mercado reaccionó negativamente. El índice Merval, que operaba con una merma de 0,50 por ciento antes de las 14, se precipitaba 2,80 por ciento a 8.188,55 puntos en la plaza local, que negociaba 98 millones de pesos, con bajas destacadas para Edenor (-8,45 por ciento), Grupo Financiero Galicia (-5) y Banco Macro (-5,04).

En el mercado de renta fija, el DISCOUNT en dólares con ley estadounidense cedía 0,80 por ciento y el PAR en dólares con la misma legislación retrocedía 1 por ciento.

En tanto, el dólar paralelo escalaba hasta los $12,40.

Publicar un comentario
Para enviar su comentario debe confirmar que ha leido y aceptado el reglamento de terminos y condiciones de LPO
Comentarios
Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellas pueden ser pasibles de las sanciones legales que correspondan. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algun comentario violatorio del reglamento de terminos y condiciones será eliminado e inhabilitado para volver a comentar.