finanzas
Repsol vendió la mitad de los bonos al día siguiente del pago, pero minimizan el impacto sobre la deuda
En el mercado creen que en la segunda mitad del año el gobierno podría ampliar la emisión del Bonar 24 para financiarse en los mercados.

Al día siguiente de haber recibido el pago por la expropiación de YPF por U$S5.317 millones, el directorio de Repsol resolvió desprenderse del 60% de los bonos, unos U$S3.250 millones, que le entregó a JP Morgan.

Se trata de la emisión correspondiente al Bonar 24, un papel que el gobierno creó especialmente para pagarle al grupo español, con una del 8,75% y por un valor nominal de U$S3.550, de acuerdo a la resolución publicada ayer en el Boletín Oficial.

En el ministerio de Economía temían que Repsol se desprendiera demasiado rápido de los activos y eso tirara abajo su valor, incrementando la tasa de interés, que depende de manera inversamente proporcional. Así, encarecería las futuras colocaciones de deuda que quisieran hacer desde el Palacio de Hacienda.

Lo cierto es que la compañía se deshizo enseguida de la mitad de los títulos y de esta manera consiguió U$S2.800 millones en efectivo-una quita del 13,4%-, que se suman a los U$S1.200 millones que captó en la misma semana con la venta a Morgan Stanley del 12% de las acciones de YPF que Antonio Brufau todavía tenía en sus manos.

Los Bonar 24 cotizarían con una quita que llevaría su precio a U$S86 por cada U$S100, lo cual implica un rendimiento del 11%, por arriba de la tasa formal a la que lo emitió el gobierno.

Eso es lo que explica que la emisión total para pagarle a Repsol haya sido por U$S6.000 millones, pero la cifra final recibida por el grupo fue inferior.

En el mercado estiman que la sobreoferta de los títulos de deuda argentina podría verse agudizada si los inversores deciden desprenderse de otros bonos para comprar el Bonar 24, que rinde tres veces más que los emitidos por Uruguay, Paraguay o Bolivia.

En diálogo con LPO, el ex Secretario de Finanzas Miguel Kiguel minimizó el impacto que pueda tener este exceso de bonos circulando entre los operadores. “Por como está este mercado hoy, me parece que se va a poder absorber. En el corto plazo puede tener un efecto negativo porque la oferta aumenta mucho, pero no es lo más preocupante”, estimó el titular de la consultora Econviews.

Consultado acerca del impacto que pueda tener sobre futuras emisiones de deuda, Kiguel sostuvo que “no necesariamente” influya. “El gobierno generó un bono para un mercado en donde hay liquidez. Incluso podría ampliar la emisión del Bonar 24, como se ha hecho en otras ocasiones”, adelantó el analista.

Consultado acerca de la tasa que podría conseguir el gobierno, Kiguel planteó que la cifra actual “es más de lo que quiere el gobierno, que busca que sea por debajo del 10%”. Es que, tal como publicó LPO, en el mercado piensan que podría financiarse a un valor cercano al que obtuvo YPF en Wall Street: entre 8 y 9 por ciento.

Para Kiguel, alcanzar esa tasa dependerá “de la situación argentina, la dinámica de las reservas, y el avance que se logre con el Club de París y los Holdouts”. “Es posible que la Argentina tenga la oportunidad de tomar deuda en la segunda mitad del año o en el 2015”, arriesgó el ex funcionario.

Por su parte, en YPF desestimaron la influencia de la venta de los bonos sobre su intención de volver a colocar bonos en el exterior. “Es totalmente independiente. En la petrolera querían cerrar el tema para poder negociar mejor con los inversores, porque muchos temían embargos por parte de Repsol”, comentaron a este medio allegados Miguel Galuccio.

“A YPF no le afecta para nada. Están celebrando la suba de la producción”, agregaron las fuentes.

En el primer trimestre, la empresa ganó un 129% más frente al mismo período del año pasado.

Mientras tanto, Repsol deberá esperar como mínimo otros siete días para vender el resto de los activos que le otorgó el gobierno. Aún mantiene los BONAR X, por un valor nominal de 800 millones de dólares, Discount 33 (1.250 millones) y BODEN 2015 (400 millones), además de 150 millones de dólares en una letra del Tesoro a modo de contragarantía.

"La deuda reconocida por la República Argentina en favor de Repsol se reduce en el importe de esta venta", aclaró el grupo en un comunicado. 

Publicar un comentario
Para enviar su comentario debe confirmar que ha leido y aceptado el reglamento de terminos y condiciones de LPO
Comentarios
Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellas pueden ser pasibles de las sanciones legales que correspondan. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algun comentario violatorio del reglamento de terminos y condiciones será eliminado e inhabilitado para volver a comentar.