Coronavirus
Rosenkrantz tuvo que ceder y la Corte declaró una restricción de la actividad judicial
Hasta el 31 de marzo no correrán plazos judiciales y habrá guardias mínimas en los juzgados. El modelo "Boris Johnson".

 Tras un largo debate los ministros de la Corte declararon inhábiles los días hasta el 31 de marzo próximo. No correrán plazos judiciales, pero se mantendrá una "presentación mínima del servicio de justicia" para atender los asuntos más urgentes.

Fueron necesarias varias horas de debate para llegar a un acuerdo, firmado tras un cuarto intermedio. El presidente de la Corte, Carlos Rosenkrantz no estaba demasiado convencido de paralizar los juzgados pero terminó cediendo.

Quien empujó la feria fue Ricardo Lorenzetti, apuntalado por Jorge Rizzo del Colegio Público de Abogados y por Julio Piumato, líder de los empleados judiciales. Rosenkrantz que es un admirador del modelo Boris Johnson. El primer ministro británico se negó al confinamiento y al cierre de fronteras ante la amenaza del Coronavirus.

Los cortesanos llegaron a un punto intermedio donde hay una restricción de las actividades pero no es una feria total, ya que varios juzgados continuarán en funcionamiento.

La gran preocupación es el Día 15 y algunos en la Corte se preguntan, si se extiende el período de inactividad: la baja de actividad parece que llevará más de dos semanas, ya que aún no comenzó el invierno. Por eso Rosenkrantz se negaba a tomar una medida tan extrema como el cierre de todos los juzgados al principio y no quería quedarse sin herramientas. Por eso prefirió seguir el modelo mexicano de ir por etapas.

Con el ministro Juan Carlos Maqueda en cuarentena por un viaje a Estados Unidos, los cortesanos decidieron aceptar el pedido del Colegio Público de Abogados y del sindicato de judiciales para reducir al mínimo la actividad en los tribunales.

La guerra de las tabacaleras complica a Rosenkrantz

Tribunales inferiores y cámaras de distintos fueros habían ordenado la suspensión de la actividad y los judiciales amenazaron con un paro si la Corte no habilitaba el parate. "No se entiende la posición de Rosenkrantz perdiendo valioso tiempo", había escrito El titular del Colegio Público, Jorge Rizzo, en su cuenta de Twitter.

La decisión de la Corte llegó más tarde que las de los tribunales superiores de la Ciudad, la Provincia y del resto del país.

La solución a la que arribaron los supremos está en un punto intermedio entre la feria judicial y el normal funcioamiento. Los empleados tendrán una licencia con goce de sueldo y se suspenderá la atención al público, salvo para los casos de urgencia. "Se guardan las vacaciones", ironizó ante la consulta de LPO un asiduo visitante del Palacio de Justicia.

Habrá guardias en los juzgados donde el personal no esté encuadrado como personal de riesgo o que tengan hijos en edad escolar.

En la Cuidad se tomó una decisión similar tras un encuentro entre representantes del Tribunal Superior, su presidenta Inés Weinberg; el titular del Consejo de la Magistratura, Alberto Maques y el fiscal general Juan Bautista Mahiques, y otras autoridades.

"Como primera medida establecen guardias mínimas a fin de asegurar los servicios esenciales de Justicia", puede leerse en un comunicado donde también se asegura que están suspendidos los plazos procesales hasta el 31 de marzo.

Publicar un comentario
Para enviar su comentario debe confirmar que ha leido y aceptado el reglamento de terminos y condiciones de LPO
Comentarios
Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellas pueden ser pasibles de las sanciones legales que correspondan. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algun comentario violatorio del reglamento de terminos y condiciones será eliminado e inhabilitado para volver a comentar.