AMIA
Absuelven a Menem por el encubrimiento de AMIA y condenan a 6 años a Galeano
Garavano se impuso a Carrió y los fiscales Mullen y Barbaccia sólo recibieron penas condicionales.

Carlos Menem fue absuelto por el encubrimiento de la voladura de AMIA, mientras que el ex juez Juan José Galeano y el ex titular de la SIDE, Hugo Anzorreguy recibieron 6 y 3 años y medio de pena. Eamon Mullen y José Barbaccia, protegidos del ministro de Justicia Germán Garavano, recibieron dos años de condena condicional.

El juicio se inició en 2015 y buscaba condenar a los culpables de que hasta ahora no hubiera ningún responsable por el atentado que causó 85 muertes en 1994. La fiscalía había pedido 4 años de prisión para Menem, mientras que Memoria Activa, otro de los querellantes, reclamó 6 años.

La república islámica de Irán y los implicados policía bonaerense son dos de los grandes favorecidos por el fallo del Tribunal Oral Federal 2 que dio a conocer las penas, pero no los fundamentos de la sentencia. 

Quien se llevó la pena más pesada fue Galeano, acusado de haberle pagado al reducidor de autos Carlos Telleldín, uno de los detenidos por el atentado, 400 mil dólares por testificar en contra de un grupo de policías de la bonaerense. El ex magistrado deberá pasar 6 años preso si se ratifica la condena.

El mayor escándalo del juicio giró en torno al pedido de la Unidad Especial AMIA contra los fiscales Mullen y Barbaccia, acusados de participar en la trama del soborno.

"Frente a la condena el que tiene dar las explicaciones es el Ministro. Lo grave del hecho es que cuando vos estás en la gestión pública no podés dejar de lado tus responsabilidades públicas para favorecer a tus amistades", apuntó Mario Cimadevilla, quien fue titular de la Unidad Especial AMIA.

El chubutense quedó en el centro del ring después de negarse a validar el pedido de sobreseimiento contra Mullen y Barbaccia, muy cercanos a Garavano. Las medidas impulsadas por el ministro enfurecieron a Elisa Carrió, quien pidió su cabeza. Sin embargo José Console, el abogado designado por Garavano, pudo entregar su alegato, en representación del estado argentino, con el pedido de absolución.

Si bien días después de la presentación fue despedido de su cargo, el alegato fue aceptado. "Yo actué de acuerdo a lo que era mi leal saber y entender, honrando la conducta con la que los hombres públicos de la UCR desempeñan sus cargos", señaló Cimadevilla a LPO.

El ex titular de la SIDE, Hugo Anzorreguy, recibió una condena de 4 años y seis meses de prisión, mientras que Telleldín, también encontrado culpable, tuvo una pena de 3 años y seis meses. Además el reducidor deberá "restituir" el soborno que recibió por parte del estado argentino. 

Otro de los grandes beneficiados por el fallo fue el ex comisario Jorge "el fino" Palacios, quien participó de la primera parte de la investigación del atentado y estaba acusado de haber avisado al empresario Kanoore Edul que sus domicilios serían allanados.

El abogado de Memora Activa, Rodrigo Borda, sostuvo que "las penas fueron bajas en relación a la gravedad de los delitos probados" pero sostuvo que esperarán a leer los fundamentos, que se conocerán el 3 de mayo, para decidir los pasos a seguir.

Publicar un comentario
Para enviar su comentario debe confirmar que ha leido y aceptado el reglamento de terminos y condiciones de LPO
Comentarios
Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellas pueden ser pasibles de las sanciones legales que correspondan. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algun comentario violatorio del reglamento de terminos y condiciones será eliminado e inhabilitado para volver a comentar.
  • 2
    gavrielamar
    01/03/19
    10:15
    Lo más absurdo es que, reconocido el hecho de que hubo encubrimiento, y sentenciados los autores del mismo, no se exija a los condenados revelar por orden de quién, o en función de cuáles intereses y motivos, encubrieron (y siguen encubriendo).
    Porque quienes requirieron e impulsaron esa operación, y se beneficiaron con ella, permanecen impunes.
    Y de hecho, todo el tiempo que no sean revelados estos motivos, los condenados SIGUEN ENCUBRIENDO, es decir, siguen delinquiendo.
    Por lo cual podría comenzárseles de inmediato un nuevo juicio por encubrimiento (y el concepto de "non bis in idem" no sería aplicable, ya que el delito de encubrimiento es "novedoso" cada día que persiste sin cesar en sus efectos de protección a los ideólogos o mandantes).
    Responder
  • 1
    jpetrosino
    01/03/19
    06:55
    Son 2 los encubrimientos del todavía inesclarecido bombazo AMIA, que se juzgaron uno es REAL y el otro es TRUCHO.
    El real es la fabricación por Galeano, Mullen, Barbaccia, y auxiliares, y Beraja, de la falsa acusación a Ribelli y los otros polis bonaerenses, cuya instrucción se inició ¡en 2000!, la cajoneó el todo-terreno de los "pistolero? Bonadío para proteger a su mentor Corach, y en 2005 se la dieron a Lijo(¡otro!) que recién en 2013 la elevó a juicio oral junto con el encubrimiento TRUCHO.
    Al encubrimiento trucho que se juzgó lo pergeñaron el CORRUPTO SUICIDA Nisman y su alter ego Jaimito Stiuso para los K en 2009, fabricando un imposible encubrimiento al INSOSPECHADO TOTAL a esta altura, ciudadano argentino Alberto Jacinto Kanoore Edul, el objetivo de esta truchada fue el Fino Palacios y por elevación su jefe entonces, el Mauri Macri.
    A este disparate reverendo se lo llamo periodísticamente: ?el desvío de la pista siria?.
    Responder