Editorial
Regresó el Monje Negro
Por Andrés Wainstein
La renovación urgente en Morena facilitaría la candidatura de Delfina. Los marginados y la foto con Gabriel García.

Adán Augusto entró al salón del Hotel Crown de Toluca y tomó la palabra. Lo escuchaban 19 gobernadores -incluyendo los dos aliados outsiders de Morelos y San Luís Potosí-, un puñado de integrantes del Gabinete y los dos suspirantes favoritos para la sucesión, Marcelo Ebrard y Claudia Sheinbaum.

"Voy a hablar en nombre del Presidente", dijo el Secretario de Gobernación y miró al vocero presidencial, Jesús Ramírez, que esa mañana ofició de notario presidencial. "¿Sí o no, Jesús?". El vocero devenido en controller asintió con la cabeza.

Adán anunció lo que más tarde se confirmaría públicamente en la explanada del Teatro Morelos de Toluca: Morena lanzaría de forma urgente una convocatoria para renovar las autoridades de todas las instancias del partido. Para finales de agosto el proceso ya tendría que estar concluido.

Round de sombra

Hablamos de un complejo procedimiento que implica la organización de 300 asambleas, una por cada distrito electoral. De allí surgirán 3,000 congresistas nacionales -cinco hombres y cinco mujeres por cada asamblea-, entre los cuales emergerán 300 consejeros nacionales, que estarán habilitados para formar parte del Comité Ejecutivo Nacional.

"Ustedes serán los encargados de encabezar y ordenar ese proceso en sus respectivos estados", ordenó el titular de Segob. La mayoría de los presentes empezó a mirar a sus alrededores con disimulo, para no evidenciar algunos gestos de extrañeza.

Los únicos que van a mantener sus actuales posiciones son Mario y Citlalli. Hay que ayudarlos en sus asambleas

Varios interrogantes sobrevolaron muy rápido. El primero: ¿por qué el anuncio lo realizó Adán Augusto, titular de Segob y uno de los tres precandidatos presidenciales? Si allí nomás estaba sentado el dirigente Mario Delgado, en silencio, muy entretenido con su café.

Esa primera pregunta se despejó casi al instante. "Los únicos que van a mantener sus actuales posiciones son Mario y Citlalli. Hay que ayudarlos en sus asambleas", dijo Adán. Y así, sin anestesia, acribilló el slogan obradorista del pueblo pone, el pueblo quita. AMLO se reserva el control del CEN, y establece de esa forma un antecedente muy claro en los inicios de la carrera sucesoria.

La representación del mapa territorial esa mañana de domingo también presentó algunas inconsistencias. No estuvo allí Miguel Barbosa, pero sí Ignacio Mier, acaso una señal de los tiempos que se vienen para Puebla. No estuvo Cuitláhuac, pero tampoco Rocío Nahle, lo que explica el desenfreno del entorno de la titular de Sener para lanzarla como sucesora de Delgado. Una osadía después de las palabras de Adán Augusto.

El análisis de presencias y ausencias también se activó de inmediato. ¿Qué hacían en el desayuno Luisa María Alcalde y Rosa Icela, si la Ciudad de México le corresponde a Sheinbaum? ¿Por qué Ricardo Gallardo y Cuauhtémoc Blanco participaron si no forman parte de Morena? ¿Durazo fundamentó su ausencia?

La discusión de muchos gobernadores, una vez que terminó el encuentro privado, se concentró en comprender la urgencia de AMLO. Durante años, el Presidente postergó la renovación de las autoridades del partido. Ahora lanzó ese proceso de forma intempestiva, y lo quiere liquidar apenas en dos meses. ¿Qué pasó?

AMLO sabe que el consejo estatal de Edomex es controlado por Maurilio Hernández, que responde a Higinio. Y el cacique de Texcoco es un hombre testarudo, que se ha plantado en más de una ocasión. ¿Podría complicar la nominación de Delfina?

Algunos mandatarios explican en off the record que la clave está justamente en el Estado de México, donde se anunció esta renovación. Ocurre que Delfina Gómez es la favorita de AMLO. Incluso ya tiene un búnker de campaña organizado por Palacio, específicamente por Jesús Ramírez.

Pero Obrador sabe que el consejo estatal de Edomex es controlado por Maurilio Hernández, que responde a Higinio Martínez. Y el cacique de Texcoco es un hombre testarudo, que se ha plantado en más de una ocasión contra las decisiones de AMLO. El ejemplo más elocuente ocurrió en la consulta por el Aeropuerto de Santa Lucía, cuando movilizó su estructura para defender la obra emblema de Peña Nieto. ¿Podría complicarse la nominación de la maestra? No hay margen para dudas.

Higinio forma parte de un grupo de morenistas que se siente excluido por el "obradorismo puro". Desde hace meses exige piso parejo para resolver la candidatura de Edomex, al observar un marcado favoritismo hacia su otrora pupila Delfina. Esos planteos lo dejaron fuera del desayuno -Horacio Duarte tampoco fue invitado-, y le dificultaron el acceso al templete. Una humillación que quizás tenga repercusiones más adelante.

Ebrard, otra vez en 1994

Sin perder el tiempo, apenas un día después del desayuno en Toluca, López Obrador se fotografió con Gabriel García en Palacio Nacional. Esa imagen generó cierto nerviosismo en Carlos Torres, justo asediado por su amistad con el priista Esteban Villegas, ganador de la contienda en Durango.

Pero, en rigor, el regreso del Monje Negro demuestra que el Presidente utilizará todo su poder de fuego para controlar cada una de las 300 asambleas. Lo hará a través de la estructura de los servidores de la nación -y los programas sociales- que aún controla García junto a su ladero Alejandro Peña. La pugna con los fierros territoriales del GAP -la tribu de Higinio- podría descomponer algunas asambleas en Edomex. Sobre esa hipótesis ya trabajan los colaboradores más cercanos de López Obrador.

Publicar un comentario
Para enviar su comentario debe confirmar que ha leido y aceptado el reglamento de terminos y condiciones de LPO
Comentarios
Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellas pueden ser pasibles de las sanciones legales que correspondan. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algun comentario violatorio del reglamento de terminos y condiciones será eliminado e inhabilitado para volver a comentar.